Entró en vigor el Acta de Confianza en California

Univision.com | Jan 01, 2014 | 1:52 PM

Activistas saludan la nueva ley, pero insisten en que el problema de las deportaciones pasa por una reforma migratoria.

Por Jorge Cancino
“Pero una solución definitiva pasa por una reforma migratoria comprensiva.”
Una ley aprobada en 2012 que limita las deportaciones de inmigrantes indocumentados entró en vigor el miércoles 1 de enero en California.
Conocida como Acta de Confianza o Ley de Confianza (California Trust Act, SB 1081), la medida sólo permite que las policías entreguen a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) a los inmigrantes que tengan antecedentes criminales serios.
“Pensamos que el Acta de Confianza no va a frenar las deportaciones pero si las va a limitar”, dijo a UnivisionNoticias.com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Ángeles. “Gracias a esta ley ahora los policías estatales, locales y municipales ya no podrán entregar a las autoridades federales de inmigración a personas arrestadas por delitos menores, no de gran importancia”.
“Es un gran paso que sirve de ejemplo para que los otros estados hagan algo similar, sobre todo aquellos progresistas que defienden la reforma migratoria”, agregó.
De que se trata
La ley Acta de Confianza, promulgada por el gobernador Jerry Brown tras ser aprobada por ambas cámaras de la Asamblea con apoyo bipartidista, limita las deportaciones exclusivamente para indocumentados peligrosos y con antecedentes criminales violentos.
La SB 1081 es la primera ley en su tipo que suspende la entrega automática de información sobre detenidos al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) exigida por el programa Comunidades Seguras.
Gutiérrez dijo que a partir de ahora habrá un nuevo procedimiento, pero advirtió que ello no detendrá por completo las deportaciones.
Récord de deportaciones
Durante el año fiscal 2013, que finalizó el 30 de septiembre del año pasado, ICE deportó a 383,644 indocumentados. En los cuatro años anteriores el gobierno batió cuatro récords sucesivos con un promedio anual de 400 mil, unos 1,200 diarios.
Según ICE, del total deportado durante la primera administración de Obama (2009-2012) el 56% tenía antecedentes criminales y el resto no.
Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Movimiento Latino USA, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), America’s Voice, el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y el Foro Nacional de Inmigración (NIF), entre otros, sostienen que entre seis a siete de cada 10 expulsados por el gobierno no tenía antecedentes criminales que pudieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.
La directora del Centro de Política de Inmigración de California, Reshma Shamasunder, citada por la agencia Notimex, dijo que la ley Acta de la Confianza "California pronuncia un mensaje de que la era de las deportaciones masivas y el gasto en las redadas debe terminar".
Comunidades Seguras obliga a la policía a tomar las huellas dactilares de todos los detenidos y enviarlas en automático al Servicio de Migración y Aduanas (ICE), incluidas las de las víctimas de violencia doméstica.
Solución parcial
Gutiérrez apuntó que la medida es un paso importante para el estado de California, pero dijo que la solución al drama que viven 11 millones de indocumentados en Estados Unidos “pasa por la aprobación de una reforma migratoria amplia que incluya un camino a la ciudadanía”.
“Sólo así se detendrán las deportaciones”, dijo.
La reforma migratoria se encuentra detenida en la Cámara de Representantes desde finales de junio, cuando el Senado aprobó la iniciativa S. 744 que incluye la legalización y la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
“No tuvimos la reforma migratoria en el 2013, pero en el 2014 vamos a redoblar nuestra lucha para conseguirla”, dijo el activista. “Dentro de los planes estamos convocando para una gran marcha el 22 de febrero en Los Angeles. La movilización de la comunidad será clave y determinante. Vamos a presionar y lo haremos con más fuerza que en 2013”.
Fecha clave
Gutiérrez agregó que si la reforma migratoria no se aprueba en la Cámara de Representantes “en marzo, estaremos en un gran problema”. Explicó que las elecciones primarias para los comicios de medio tiempo de noviembre, cuando los estadounidenses elijan a un nuevo Congreso, amenazan con detener el debate y el voto en el pleno de la Cámara de Representantes.
“Febrero es el momento. Ya sabemos que el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), ya rompió con el Tea Party” con el tema del presupuesto. Ahora tenemos que exigirle un voto por la reforma. Los votos para aprobarla ya están. Este es el momento”, aseguró.
La Casa Blanca asegura que en la Cámara de Representantes hay votos suficientes de ambos partidos para aprobar un plan como ek aprobado por el Senado en junio.
A la pregunta si se sumarán a la huelga de hambre por la reforma migratoria anunciada en Washington y que será reanudada a partir de la segunda semana de enero en distritos electorales republicanos, Gutiérrez dijo respetar esa convocatoria, pero pensaba que era un error “no involucrar a toda la comunidad inmigrante a las presiones sobre el Congreso”.
“No podemos ser espectadores de lo que otros hacen para conseguir la reforma migratoria. No podemos permitir que se neutralice la participación social en aras de una huelga de hambre que llevarán a cabo unos pocos. Todos tenemos que salir para que se escuchen nuestras voces por una reforma migratoria con ciudadanía para los 11 millones de indocumentados”, indicó.
Un “parche curita”
Para Francisco Moreno, directivo del Consejo de Federaciones Mexicanas de Norteamérica, la Ley Acta de Confianza se trata de un “parche curita” que no pondrá fin a las deportaciones y la separación de las familias inmigrantes.
Se necesita mucho más que eso para detenerlas, hace falta voluntad política”, apuntó. “Por ejemplo que el presidente las detenga o anuncie una Acción Ejecutiva”.
“Pero una solución definitiva pasa por una reforma migratoria comprensiva”, dijo el activista. “De una forma u otra, por pedacitos como quieren los republicanos o integral como piden los demócratas y nosotros, los movimientos pro inmigrantes. Pero que legalice a los 11 millones de indocumentados. Esa es la solución final. La ley Acta de Confianza es un paliativo y es por esa razón que seguiremos batallando este año 2014”.
Moreno anticipó que varias organizaciones en California ya están trabajando un plan. Y que en las próximas horas darán a conocer las estrategias que impulsarán tan pronto como la semana entrante.
©Univision.com
Comentarios