Denuncian arrestos de inmigrantes sin licencia de manejar

ImpreMedia Digital, LLC | Dec 31, 2013 | 11:26 AM

Policías de Los Angeles detienen a indocumentados aunque porten la matrícula consular.

Un reciente cambio en el tipo de identificación que la Corte acepta de las personas que conducen sin licencia le quitó la validez a las matrículas consulares de México y ha guiado a que las agencias del orden arresten a los inmigrantes hasta verificar su información personal.
“De repente sentía ataques de ansiedad porque no sabía qué iba a pasar.”
Esto se suma al castigo típico que han padecido los indocumentados en California, el decomiso de sus coches por 30 días y los exorbitantes pagos para recuperarlos de los corralones, como preámbulo irónico a la ley (AB 60) que les otorgará licencias a partir de enero del 2015.
El Consulado de México en Los Ángeles dijo que no podían emitir un comentario, pero que estaban analizando el asunto en el Departamento de Protección.
La primera vez que ocurrieron estos arrestos fue en La Puente el fin de semana previo a la Navidad, que concluyó con la detención de 56 choferes sin licencia, pero el sábado pasado se exacerbó en Baldwin Park, porque la policía no esperaba arrestar a 42 personas, ni alargar su estadía en la cárcel por casi un día.
"Abusaron de nosotros", reclama Rubí López, quien permaneció 22 horas bajo custodia de la Policía porque no tiene licencia y los agentes no aceptaron su matrícula consular. "De repente sentía ataques de ansiedad porque no sabía qué iba a pasar", dice la originaria de Puebla.
Denuncian malos tratos
Luciano Sotelo también cayó en ese retén y pasó tras las rejas las peores 18 horas de su vida. "No era motivo para estar encerrado", dijo el constructor, reclamando que la agencia los trató como "animales".
Los operativos policíacos se realizaron entre las 6:00 p.m. del sábado y las 2:00 a.m. del domingo en las calles Los Ángeles y Littlejohn, antes de moverse al Boulevar Ramona y la Avenida Barnes. De ahí, los arrestados fueron trasladados al centro de detención y los liberaron hasta la tarde del domingo.
"La mera verdad nos trataron como vil criminales", comenta Juan Faustino, a quien no le pareció quedar en ropa interior como parte del proceso para verificar su identidad.
Un reclamo general es que hacía frío en las instalaciones de la Policía, pero no les ofrecieron cobijas, ni camas. "Estuve tratando de dormir en el suelo porque hacía mucho frío", relata López.
En los retenes también fue detenido Enrique Escobedo, quien sí tiene licencia de manejo pero la perdió hace poco. "Fue algo injusto, pero siento que no podemos hacer nada, que seguirá pasando".
Cuando los inmigrantes fueron liberados debieron pagar alrededor de $500 para recuperar sus coches.
Daños colaterales
El cambio en la Corte también afectó la ley AB 353, que pide a las fuerzas del orden del estado mayor flexibilidad para no decomisar los vehículos de los sin papeles en retenes de sobriedad.
Estos casos fueron expuestos en una conferencia de prensa el lunes, previa a una ruidosa protesta en las afueras de la oficina central de la Policía de Baldwin Park, que incluso cerró un tramo de la avenida Maine. "La Policía, la Migra, la misma porquería", gritaron activistas y residentes.
El capitán David Reynoso, vocero de la Policía de Baldwin Park, negó los maltratos y explicó que las detenciones se prolongaron porque no esperaban a tantas personas y su computadora se descompuso por tres horas. "Lo que hicimos es algo que la ley permite", aseguró.
Agregó que la Corte Superior de Los Ángeles en West Covina ya no admite las Matrículas Consulares como formas de identificación.La activista Debbie LeAnce comentó que un número no específico de niños fueron puestos en custodia de las autoridades del condado por la detención de sus padres el sábado. "Estos son arrestos que están afectando a indocumentados", citó.
"Es doloroso lo que está ocurriendo", expresó por su parte el alcalde de Baldwin Park, Manuel Lozano, sobre los arrestos. "Pero por otro lado se debe aplicar la ley […] Con esta política que no reconoce las matrículas consulares es una etapa totalmente nueva", dijo.
Lozano ordenó a la Policía no realizar más retenes hasta que concluya una investigación.
López cuenta que al salir de la cárcel un agente expresó: "Den gracias a Dios que Migración no trabaja los fines de semana". Reynoso negó tal colaboración. "Somos una agencia local, no federal", dijo.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios