El 2013 fue clave para el activismo pro reforma migratoria

ImpreMedia Digital, LLC | Dec 30, 2013 | 9:17 AM

Pese a que el debate se estancó en la Cámara de Representantes, la batalla por la legalización de los indocumentados sigue en curso.

A pesar de que no se logró la aprobación de una ley de inmigración en el 2013, el movimiento pro reforma migratoria a nivel nacional se hizo sentir en todos los rincones del país, y en especial en Washington, D.C., y se prometió mantener la presión en el 2014 con el fin de lograr la legalización de los 11 millones de inmigrantes indocumentados.
“Organizó una coalición conservadora sin precedentes de empresarios, evangélicos y policías.”
Momentos más importantes del activismo:
El año 2012 cerró con una predicción aventurada: 2013 sería el año de la reforma migratoria. Líderes republicanos, preocupados por su poco lucidos resultados electorales de Noviembre comentaron que “era hora” de encarar el tema.
Mientras empiezan las reuniones privadas de senadores y congresistas para hablar sobre el tema, los cabilderos y activistas de diversos grupos del país comienzan a trazar su plan de acción. Grupos evangélicos y empresariales pro reforma comienzan reuniones con legisladores republicanos.
Grupos evangélicos lanzan campaña “I was a stranger”, para publicitar los mensajes pro inmigrantes de la Biblia. Otros grupos como FIRM, en Washington, comienzan a delinear su campaña “familias unidas”.
Sindicatos planean movilizaciones y UFW negocia con los agricultores sobre plan de trabajadores huéspedes a ser incluido en el proyecto del Senado.
Activistas reaccionan favorablemente cuando los principios de la propuesta del Grupo de los Ocho del senado, presentada en enero, incluye camino a la ciudadanía. El Congresista de Illinois, Luis Gutierrez, alerta en Febrero que “sin presión del pueblo, no habrá reforma”.
En marzo los republicanos presentan su plan “de crecimiento y oportunidad”  con la promesa de cambios para recuperar apoyo de minorías.
En Abril, la Pandilla o Grupo de los Ocho presenta su proyecto de ley y los activistas reaccionan “entre la esperanza y la preocupación”.
En Mayo, miles de inmigrantes marcharon en todo el país en apoyo a la reforma migratoria. Ese mismo mes, los activistas intensificaron su cabildeo, movilizaciones, contacto a legisladores y presión telefónica, en tanto el senado discutía el proyecto de ley del “Gang” de los Ocho.
Ese mismo mes, el presidente Obama y el vicepresidente Biden se reunieron en la Casa Blanca con dreamers y familiares de indocumentados para resaltar su apoyo por la reforma. En Junio el proyecto pasa al pleno del Senado, donde es aprobado el día 28 tras largas discusiones.
En el verano, los activistas pro reforma de todo el país intensificaron sus actividades hacia la Cámara de Representantes. Algunos se movilizaron en los distritos, otros viajaron a Washington una y otra vez. Algunos grupos, como NDLON y NIYA no se enfocaron en la reforma, sino en detener o cuestionar el record de deportaciones.
Al regreso del receso veraniego, los activistas mantienen la presión, pero ocurre el cierre del gobierno y el impasse sobre el presupuesto. El Día de la Raza hay movilizaciones en más de 100 ciudades pidiendo la reforma. El tema de la reforma se posterga indefinidamente y no hay señal de los proyectos de ley republicanos que se dice están en preparación. Las crisis sobre Obamacare distraen la atención durante varias semanas más.
El fin de año se acercaba y los grupos, conscientes de que no habría reforma ya este año por la inacción en la cámara, comienzan a presionar en dirección a una acción administrativa de parte del presidente. El 13 de diciembre la Cámara de Representantes se va de asueto de fin de año sin aprobar la reforma.
Los grupos declaran exitoso 2013 por lo avanzado y prometen empujar con más fuerza en 2014.
Personajes clave del activismo pro reforma
Eliseo Medina: activista y sindicalista de larga data, alos 67 años, Medina ayunó durante 22 días junto a otros activistas frente al Congreso.
Ju Hong: Dreamer de 24 años, de origen coreano, interrumpió el discurso del Presidente Barack Obama en noviembre pidiendo que actúe para proteger a familias de la deportación.
Dreamers: El movimiento de los jóvenes “dreamer” tiene muchas prominentes mujeres entre sus más relevantes activistas.
Erika Andiola: Activista de Arizona, prominente organizadora en los peores años de la Ley de Arizona y luego de obtener DACA, trabajó en la oficina de la congresista de Arizona Kirsten Synema.
Gaby Pacheco: Activista de Florida, tuvo un papel clave en la presión sobre la Casa Blanca para que se aprobara DACA y ahora dirige un proyecto nacional, the Bridge Project.
Sofia Campos: Graduada de UCLA, lidera United We Dream, la organización DREAMER más grande del país.
Heidi Domínguez: Dreamer, activista “carwashera” y ahora dirige la California Immigrant Youth Justice Alliance.
Lizbeth Mateo: Salió del país sin contar con documentos y entró de nuevo como parte del Dream 9. Busca presentar el drama de los jóvenes dreamers que salieron antes de DACA y quedaron sin oportunidad de regresar.
José Antonio Vargas: periodista, oriundo de filipinas y tras publicar un ensayo en el NY Times en 2011 declarando que era indocumentado, se convirtió en uno de los más prominentes activas pro reforma del país.
Ali Noorani: hijo de inmigrantes Pakistaníes, dirige el National Immigration Forum y organizó una coalición conservadora sin precedentes de empresarios, evangélicos y policías pro reforma migratoria.
NDLON y Pablo Alvarado: La red Nacional de Jornaleros y su director Pablo Alvarado decidieron que había que mantener el dedo en el renglón de la gente: los deportados y en la Casa Blanca y las deportaciones record de Barack Obama. Y eso fue lo que hicieron durante todo el año.
Grover Norquist: el líder conservador, antiimpuestos, demonizado en círculos demócratas, sin embargo tuvo un destacado papel en la lucha por una reforma migratoria argumentando los beneficios económicos de la misma ante legisladores republicanos.
Angélica Salas y las mujeres activistas: La directora de CHIRLA lideró una serie de efectivas y coordinadas acciones, marchas, protestas y sentadas que mantuvieron la presión sobre congresistas republicanos en California.
Frank Sharry: Activista de larga data, ex director del National Immigration Forum, durante todo este año dirigió los esfuerzos de comunicación política y estratégica del movimiento pro inmigrante por medio de su organización America´s Voice.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios