Liberarán a sacerdote en caso de pederastia

The Associated Press | Dec 26, 2013 | 3:45 PM

Los partidarios de Lynn creen que él fue un chivo expiatorio por los pecados de la Iglesia.

La declaración de culpabilidad de un clérigo católico de Filadelfia encarcelado más de un año por su manejo de las quejas de abuso sexual cometido por sacerdotes, fue sobreseída el jueves y se ordenó su liberación.
“Los fiscales podrían pedir a ese tribunal que vuelva a escuchar su caso.”
Al desestimar el histórico caso penal, un panel de tres jueces de la Corte Superior rechazó por unanimidad los argumentos de los fiscales de que monseñor William Lynn, el primer clérigo estadounidense en ser acusado o declarado culpable por el manejo de las quejas de abuso sexual cometido por sacerdotes, supervisaba el bienestar de cualquier niño en particular.
"Ha estado en prisión durante 18 meses por un crimen que no cometió y que no podía cometer ante la ley", dijo su abogado Thomas Bergstrom. "Es increíble lo que le sucedió a este hombre".
Lynn, de 62 años, está purgando una sentencia de tres a seis años de cárcel después de que el año pasado fue declarado culpable de poner en riesgo a niños. Sus abogados trataban de que saliera en libertad el mismo jueves de la prisión estatal de Waymart.
Argumentos de la fiscalía
Los fiscales habían argumentado en el juicio que Lynn reasignó a pederastas a nuevas parroquias en Filadelfia mientras él era secretario para el clero de la arquidiócesis de 1992 a 2004.
La declaración de culpabilidad aplicada a Lynn es parte del caso del sacerdote Edward Avery, encontrado culpable de haber abusado de un niño en 1998 después de ser transferido.
Desde hace tiempo los abogados de Lynn argumentaron que en ese tiempo la ley estatal sobre poner en peligro a niños sólo se aplicaba a los padres y cuidadores, no a supervisores como Lynn. La juez M. Teresa Sarmina rechazó su argumento y permitió que el caso procediera, pero el panel de la Corte Superior revirtió su decisión.
Los fiscales podrían pedir a ese tribunal que vuelva a escuchar su caso. Seth Williams, fiscal de distrito de Filadelfia, dijo estar en total desacuerdo con la decisión.
"Aunque estamos decidiendo cuál será nuestro próximo paso a seguir, lo más seguro es que apelaremos", indicó.
Los partidarios de Lynn creen que él fue un chivo expiatorio por los pecados de la Iglesia, incluidos dos cardenales a los que no les han presentado cargos. Después del juicio a Lynn, Robert Finn, obispo de Kansas City, fue sentenciado por un cargo menor por no reportar a un sacerdote al que se le encontró pornografía infantil.
©The Associated Press
Commentarios