Familias pasan la Navidad separadas por las deportaciones

ImpreMedia Digital, LLC | Dec 24, 2013 | 11:44 AM

Cientos de miles de inmigrantes estarán estas fiestas navideñas en Estados Unidos sin un miembro de su familia.

Esta Navidad será la primera en años que María Caracheo pase separada de su esposo y su ausencia será especialmente dura: hace apenas unos días nació el primer varón de la pareja, un evento que María, de 36 años, tuvo que pasar sin su compañero de más de 5 años, quien está en Querétaro, México.
“El 26 de diciembre hará un año que la pareja se presentó en Ciudad Juárez a pedir un perdón (waive”
El 26 de diciembre hará un año que la pareja se presentó en Ciudad Juárez a pedir un perdón (waiver) para que el esposo de María, que es ciudadana, pudiera reingresar a Estados Unidos luego de haber sido deportado. Aunque todo parecía en regla, le dijeron que él tenía que quedarse en México esperando una decisión.
“Nos siguen pidiendo papeles y papeles”, dice María, quien suena cansada en la línea. El nuevo bebé de la pareja, de días de nacido, se escucha llorando al fondo. “La verdad no creo que vayamos a celebrar esta Navidad de ninguna manera. Las cosas no están como para eso”.
Ha pasado todo este tiempo y María pudo ver a su esposo en un breve viaje a México en marzo, cuando quedó embarazada. Desde entonces las cosas no han sido fáciles para la familia, formada por dos hijos mayores de María y dos nenas de ambos. Su esposo era el principal sostén económico de todos.
“Tuve que dejar de trabajar al dar a luz, mi hijo de 18 años tiene part time (trabajo de medio tiempo), mi casa la tengo rentada y vivo en una recámara solamente, rento las otras dos”, dijo María. “Mi esposo conoció a nuestro bebé por fotos que mi hijo subió al Facebook”.
María también espera por su hija de 21 años, a quien pidió inmigrar, pero cuyo proceso también se ha tardado ya dos años.
“Estamos tristes, el tiempo sigue pasando y ellos siguen allá y nosotros aquí, en Laguna Hills California”, agregó. “Desgraciadamente, la situación económica no nos da la oportunidad de viajar para allá a verlo”.
Familias separadas
La situación de la familia Caracheo no es única. Cientos de miles de familias se ven separadas esta Navidad tras la deportación de un ser querido o por un trámite burocrático que no termina de resolverse. La pasada semana se anunció que el Gobierno federal deportó a 368,644 personas entre octubre del 2012 y finales de septiembre del 2013, que representa el año fiscal 2013.
Los retrasos en papeleo también afectan a familias como la Caracheo, dijo la abogada María de la Luz Hernández. “Hay retrasos tremendos con los perdones. Y aunque el Gobierno cambió el proceso este año para permitir que los nuevos perdones puedan darse dentro del país, esto aún no afectó a la familia”.
Aunque el ritmo de las deportaciones por parte del gobierno de Barack Obama bajó en el último año fiscal en un 10%, su gobierno aún está en camino a romper el récord de deportación del anterior presidente y aunque tardará un poco más, llegará a principios de 2014 a los 2 millones de expulsados.
Las nuevas cifras indican que si todo sigue como hasta ahora y las deportaciones continúan, el Gobierno federal llegará a los 2 millones de deportados bajo el gobierno de Obama el próximo mes de abril en vez de enero o febrero como se había previsto.
Según Tanya Golash Boza, profesora de la Universidad de California en Merced, Obama habría deportado hasta ahora un total de 1.869,025 personas desde que comenzó su gobierno en enero de 2009.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios