La música mariachi ayudó a estudiantes a entrar a la universidad

The Associated Press | Dec 20, 2013 | 4:20 PM
WENATCHEE, Washington — El gran logro obtenido este año por el mariachi de la secundaria de Wenatchee, dirigido por Ramón Rivera, no fue que sus integrantes viajaran más de 1.000 kilómetros (700 millas) en un autobús lleno de instrumentos musicales o que hayan tenido dos conciertos frente a grandes públicos.
“Más bien fue que ocho de sus integrantes, todos ellos hijos de agricultores latinos de la ciudad d”
Más bien fue que ocho de sus integrantes, todos ellos hijos de agricultores latinos de la ciudad de Wenatchee, fueron admitidos a la Universidad del Estado de Washington: los primeros en sus familias en ingresar a la universidad.
"Podrían ser los próximos abogados, senadores, doctores o el próximo presidente de Estados Unidos", dijo Rivera a un teatro lleno de gente que los animaba recientemente durante una de sus presentaciones.
La noticia es una de las historias del éxito de la Secundaria Wenatchee, donde las autoridades crearon un programa de mariachi para acercar a los hijos de los agricultores en los sembradíos de manzana en el estado de Washington con sus orígenes culturales.
Los encargados de la escuela dicen que la clase ha ayudado a los estudiantes a comportarse bien e incluso a que mejoren sus calificaciones y se gradúen.
El liderazgo de los mariachi
Ahora no sólo los hijos de los agricultores están interesados, la invitación está abierta a todos y ya hay integrantes que no son de origen latino.
"La clase de mariachi es de liderazgo para nuestros estudiantes porque les enseña autodisciplina, les enseña a trabajar duro y a ser puntuales, les enseña a hablar frente a un público", dijo Rivera.
"Esas habilidades que no pueden demostrarse simplemente en un examen", dijo Rivera quien se mudó a Wenatchee de Los Angeles en 2006 para dirigir el programa, tras lo cual reforzó su enfoque hacia la educación superior.
Wenatchee, ubicada en la parte norte del centro de Washington, depende de la agricultura y produce millones de manzanas, cerezas y peras para el mundo. Muchas de las frutas son recolectadas por agricultores inmigrantes de México y Centroamérica. Algunos de los chicos también trabajan en los campos durante el verano.
Para acercarse a ellos el distrito escolar creo el programa usando música de mariachi en 1997. El programa se llama "Mariachi Huenachi" por cómo se escribiría Wenatchee según se escucha en español.
Ahora más de 300 estudiantes en la secundaria participan en él.
Más de 45% de los estudiantes en el distrito escolar de Wenatchee son Latinos; 20% son estudiantes inmigrantes. Casi 60% reciben apoyos para pagar sus desayunos escolares o los consumen gratuitamente, lo cual es también un indicador de la pobreza en la zona, según cifras estatales.
Rivera está consciente de esa realidad económica. "Creo que la clave para salir de la pobreza es que recibas educación. La mejor manera de ayudar a tu familia es que termines tus cursos", dijo.
Rivera se aproxima a sus estudiantes usando varios enfoques. Primero les pide un promedio general (GPA según sus siglas en inglés) de 3.0, el máximo posible es de 4.0, para poder tocar.
Mostraron sus habilidades
Para presentarse de gira con el grupo los estudiantes también deben probar varias cosas. Los estudiantes en el grupo principal saben tocar el violín, la guitarra, la trompeta y el guitarrón, una guitarra de seis cuerdas de mayor tamaño que una guitarra normal usada por los mariachis. Algunos estudiantes también deben cantar.
Rivera los mantiene ocupados con muchas presentaciones en los fines de semana por todo el estado. Un fin de semana tienen un concierto en un partido de fútbol de los Sounders en Seattle. Otro fin en el teatro Tacoma o en la capital del estado para el gobernador Jay Inslee.
Los estudiantes también tocan para asilos en su ciudad.
Todos registran sus actividades y las usan para sus solicitudes de becas y empleos.
Para los 25 integrantes de la banda que sale de gira, que incluye a integrantes experimentados y nuevos, los viajes son importantes más allá de la oportunidad de cantar frente a diferentes públicos.
Junto con las presentaciones, Rivera trata de programar visitas a universidades e instituciones de educación superior de manera que los estudiantes cuyas familias no tienen el dinero para que conozcan estas escuelas puedan visitar los campus.
En las universidades se reúnen con encargados de admisión para recibir informes sobre becas y préstamos.
"Si estuviera en casa no podría hacerlo. Mi familia no puede tomar el coche seis o cuatro horas sólo porque yo quiero ir a la universidad, eso no es posible para mí. Tenemos que cuidar a seis hijos", dijo la estudiante Yajara Ramírez.
Los esfuerzos de Rivera han sido reconocidos por la Universidad de Washington, que le dio a su programa un certificado el año pasado. Los ocho estudiantes admitidos en la Universidad del Estado de Washington también recibieron certificados en una ceremonia en noviembre.
Desde entonces otro estudiante fue admitido para estudiar en la universidad este año.
"Como educadores y como profesor es nuestra responsabilidad mostrar cosas más allá de Wenatchee, mostrarles lo que hay fuera de la secundaria, mostrarles todo lo que es posible allá afuera", dijo Rivera.
"Esto es Estados Unidos, todos tienen una oportunidad", agregó.
©The Associated Press
Commentarios