Los mexicanos que dan de comer gratis a los peregrinos de Guadalupe

Univision.com | Dec 12, 2013 | 10:56 PM
Comida gratis para pe... Comida gratis para pe...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Miles de fieles que asisten este 12 de diciembre a la Basílica reciben un acto de gratitud por parte de familias mexicanas.

Por José Roberto Bustamante, desde Ciudad de México
“Me preguntaron cuánto costaban las tortas y al responder que eran gratis nos regaló una medallita”
Martha Zamudio es ama de casa, esposa y madre de tres pequeños. Su familia es todo para ella. Sin embargo, cada 12 de diciembre deja por unas horas de ocuparse de ellos para convertirse en una heroína para miles de peregrinos que visitan a la Virgen de Guadalupe. Con amor y paciencia, Martha reparte comida y bebida gratis a los fieles exhaustos que se encuentran a sólo unos pasos de llegar a la Basílica. Muchos de ellos provienen de Estados como Puebla o Morelos y han tardado días en llegar a destino.
A un costado de Calzada de Guadalupe, la avenida principal por donde se ingresa a la Basílica, espera un camión lleno de comida y jugos. Es ahí donde Martha, junto con toda su familia, reparte comida a los fieles, cuyos rostros cansados reflejan el agotamiento de largas caminatas.
Al preguntarle sobre el motivo de su gesto, Martha responde que lo hacen como un agradecimiento a la Virgen por todo lo que les ha dado este año. "Ya es una costumbre venir cada año a entregar tortas a los peregrinos y es una satisfacción muy bella, porque tú ves la cara de la gente que viene cansada y te lo agradece y te bendice", le cuenta a UnivisionNoticias.com.
"Traemos dos mil tortas y 12 mil jugos"
Hace 11 años que Martha y su familia ayudan a los peregrinos. Y aunque en un principio comenzaron con pocos alimentos, año con año regalan cada vez más comida.
"Traemos dos mil tortas y 12 mil jugos. Cuatro días antes vamos a comprar todas las cosas, mis papás y mis hermanos también cooperan para comprar los ingredientes", explica.
El día de Martha y su familia comienza muy temprano cuando sus 10 integrantes preparan las tortas, y aunque terminan la jornada muy cansados, la satisfacción es enorme.
"Hace un año, una persona muy cansada nos preguntó cuánto costaban las tortas, y al responderle que eran gratuitas nos bendijo y nos regaló una medallita a mí y a mis hijos, y eso es lo que a nosotros nos encanta, que la gente se vaya agradecida y nosotros con ellos", recuerda.
"No es para quedar bien con nadie"
En el trayecto rumbo a la Basílica, a un costado de otro camión una larga fila de peregrinos espera un plato de guisados, que van desde chicharrón en salsa, hasta chorizo con papas o pollo con mole. Un grupo de ocho personas se encargan de repartir los platillos a los fieles, mientras que varios jóvenes y niños invitan a la gente a formarse para recibir "comida gratis".
Roberto Hernández Rangel lleva 20 años seguidos repartiendo alimentos de forma gratuita."La idea se originó desde que éramos jóvenes, en un principio llegábamos con sándwiches, aproximadamente unos 20 paquetes, pero no duraban nada, y así nos fuimos organizando año con año" hasta llegar al camión y a seis grandes cazuelas de guisados que esperan en dos mesas ser servidas.
"Participamos alrededor de 100 personas para elaborar la comida. Tenemos amigos que son carniceros o polleros que nos consiguen la comida más barata y de buena calidad. La elaboramos como si fuera para nosotros mismos", explica Roberto.
Al igual que a Martha y a su familia, a Roberto y a los suyos también los mueve el agradecimiento: "Es  para darle gracias a Dios y a la Virgen de Guadalupe que nos da trabajo y salud. Nada más, no es para quedar bien con nadie".
Y aunque ni los Hernandez ni los Zamudio tengan en mente congraciarse con nadie más que no sea La Morenita, lo cierto es que al final del día se llevan las gracias de miles de peregrinos que encuentran en estas dos familias un oasis en el que reponer energías para dar esos pasitos extra que les falta para llegar a los pies de Guadalupe o volver a casa.
©Univision.com
Commentarios