El negocio entorno a la Virgen de Guadalupe

Univision.com | Dec 12, 2013 | 10:56 PM

Plaza Mariana, y muchas cosas más

La devoción en la Virgen de Guadalupe ha sido bien capitalizada por algunos, que sabiendo de la fe que le profesan millones en México, han aprovechado para engordarse los bolsillos.
“La fe genera cada año una importante derrama económica”
Una de las más recientes polémicas ha sido la levantada por la Plaza Mariana. De acuerdo a lo que publica la versión digital del semanario Proceso, luego de que las autoridades religiosas pidieran dinero a los fieles para la reconstrucción de un centro comercial específico para la venta de artículos religiosos, trascendió que el empresario Carlos Slim es quien saldrá beneficiado, pues es el dueño del proyecto.
A un costado del atrio de la Basílica de Guadalupe, Grupo Carso, propiedad de Slim, estuvo a cargo de la construcción del complejo religioso-comercial, ubicado en un área de 30 mil metros cuadrados, para lo cual previamente fueron desalojados centenas de comerciantes.
“Queremos que Carlos Slim y las autoridades capitalinas nos den abiertamente la cara y nos precisen el grado de injerencia que va a tener el empresario en el jugoso negocio de la Plaza Mariana”, cita el medio a Francisco Rivas, abogado de la Agrupación de Comerciantes Emiliano Zapata, que aglutina a 250 vendedores que fueron desalojados.
Sin embargo, hasta el momento es el Gobierno del Distrito Federal el dueño de la Plaza Mariana, precisa el medio. Otras versiones periodísticas señalan que la participación de Slim no fue más que un donativo para la construcción, de la cual no esperaría obtener ventajas económicas.
Fue en noviembre de 2012 cuando la delegación Gustavo A. Madero –en donde se encuentra ubicada la Basílica de Guadalupe--, informó que los comerciantes ambulantes que se encontraban en las inmediaciones, serían reubicados a las plazas comerciales que estaban en construcción, informó en su tiempo la versión digital del periódico mexicano El Universal.
Millones de peregrinos
Además de la gran devoción que sienten los feligreses por la Patrona de América, otro motivo para que algunos abusen es la gran afluencia que se da entorno al 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe.
Para este 2013, las autoridades mexicanas estimaron que la cifra de visitanes sería de unos seis millones de personas.
Esta importante cifra provoca una importante derrama económica en la zona que, si bien es visitada durante todo el año, despunta en diciembre.
Al año, la Basílica recibe un aproximado de 18 millones de visitantes. Cada uno de ellos gasta en promedio 197 pesos, lo cual representa 3,546 millones de pesos al año (casi 272 millones de dólares). Como ya se mencionó, buena parte de los visitantes acuden a la Basílica alrededor del 12 de diciembre, cuando se celebran las apariciones marianas.
Los precios también se van al cielo. Aunque los comerciantes argumentan que el alza en las tarifas se debe a una mayor demanda de productos y servicios, la realidad es que el alza de hasta un 575 por ciento en el precio que se ofrece en cualquier otra época del año resulta más que exagerada.
Dado que los peregrinos han tenido que pagar elevados precios por diversos productos, especialmente por los alimentos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha puesto a su disposición el teléfono del consumidor para denunciar abusos y emitir quejas. Desde Ciudad de México el número es 5568 8722 y desde otras partes del país es el 01800 468 8722. También hay módulos instalados en el área, para brindar ayuda y asesoría inmediata para quienes sean víctima de algún abuso.
Alimentos, veladoras, recuerdos y flores
En el área aledaña a la Basílica de Guadalupe, algunos de los artículos más vendidos a lo largo del año, y sobretodo el 12 de diciembre, son los alimentos que consumen los peregrinos, las veladoras y flores que llevan a La Morenita del Tepeyac y los rosarios, cadenitas e imágenes que compran, algunos de ellos incluso de manufactura china.
La web del Siglo de Torreón detalla que hay familias enteras que subsisten gracias a la venta de estampitas, medallas rosarios y cuadros metalizados.
Fernando Gómez Neri, heredero del negocio familiar Artículos Religiosos Guadalupanos, afirma que “las buenas ventas se dan los días previos al 12 de diciembre. Los menos favorecidos dirían los políticos, ellos sí compran y compran bien, la gente rica no gasta o si lo hace prefiere lo más barato y corriente. Son malos clientes, con sus honrosas excepciones”.
Gómez apuntó en la entrevista con el medio que “lo que más se vende siguen siendo las estampas, los rosarios y las medallas, aunque ya tenemos mucha más variedad de productos como cuadros grandes, figuras de bulto o estatuas, cirios pascuales, etcétera”.
Las figuras de bulto, acota El Siglo de Torreón, son las estatuas de la Virgen María o incluso de algunos santos. Ellas, indicó el propietario del negocio, son hechas por artesanos mexicanos de distintos puntos del país. En cambio, “los productos que venden los ambulantes provienen de China. Se estaba convirtiendo hasta en un problema de derechos sobre la imagen de La Guadalupana que reclamaban los chinos. Ahora encontramos estampas, cuadros y estatuas hechas en China de pasta muy corriente que no duran nada y ni se parecen a la original”.
Alfredo Flores, economista independiente y que ha seguido de cerca el fenómeno guadalupano desde la perspectiva económica, informa que aunque no hay estudios actualizadados sobre la derrama económica guadalupana, los últimos que se han hecho por parte de la Profeco calculan que entre la tarde del 11 de diciembre y la del día 12 se calculó una derrama de 3,240 millones de pesos (casi 250,000 millones de dólares).
©Univision.com
Commentarios