Los secretos del santuario de la Virgen de Guadalupe

Univision.com | Dec 11, 2013 | 8:13 AM
Las maravillas de la ... Las maravillas de la ...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Algunos de los rincones de este recinto católico tienen un significa especial y una razón de ser. Conócelos.

Por Luz Adriana Santacruz Carrillo, desde Ciudad de México

La Basílica de Guadalupe es uno de los santuarios más importantes de la Iglesia católica. Anualmente recibe cerca de 20 millones de peregrinos, la mayoría de ellos, entre el 11 y 12 de diciembre, días en los que se celebra a la Virgen morena. Aunque estos visitantes aseguran que conocen la Basílica de Guadalupe, son pocos los que saben el por qué de algunos de sus más sagrados detalles.
“La fachada se destaca sobre todo por esa curvatura del techo que nos remite al manto de María”
Su ubicación, en el norte de la Ciudad de México, tiene una razón de ser. Cuenta el relato que es justo en este lugar en donde el indio Juan Diego, ahora convertido en Santo, vio por primera vez a la Virgen de Guadalupe. Es también a donde fue él a cortar las rosas que le sirvieron de señal, para demostrar su encuentro con la Virgen, al Obispo Fray Juan de Zumárraga.
La nueva Basílica fue consagrada el 12 de octubre de 1976, cuando fue trasladada la imagen de la Virgen a su nuevo altar.
“Una de las cosas que más me llega al corazón es justo el corazón de esta nueva basílica. En el centro se puede observar aquella frase que la Virgen le dice a Juan Diego en el momento en el que estaba afligido, porque sentía que iba a perder a su tío Bernardino y se encuentra con la Virgen debajo un gran árbol y le pregunta que a dónde se dirigía. Y entonces Juan Diego le cuenta su historia y la Virgen le contesta con esa frase hermosa: ¿No estoy yo aquí que soy tu madre, no estás tú bajo tu manto y protección?”, explica a UnivisionNoticias.com Gabriela Treviño, directora de visitas guiadas en la Basílica de Guadalupe.
La ruta que se hace en su  interior está rodeada de flores, como si fueran marcando el camino de los peregrinos que, como una prueba de amor y agradecimiento, acuden a este venerado santuario.
Durante la década de los años 70, la antigua Basílica se encontraba en un estado de deterioro muy severo. Entonces, se tomó la decisión de construir una nueva.
“La fachada se destaca sobre todo por esa curvatura del techo que nos remite al famoso manto de María. Por eso la tonalidad verde turquesa que nos recuerda que la Virgen no sólo está en todas partes sino que nos está cobijando con su manto, te abraza”, explica Treviño.
En el interior de la nueva Basílica de Guadalupe destaca el órgano monumental. Esta obra no fue fabricada en México sino en  Canadá por Casavant Fréres, una reconocida compañía de contrucción. Tiene más de 11,000 flautas que están hechas con una aleación de metales y madera de abeto. Su flauta más grande mide 36.09 pies (11 metros) y la más pequeña 0.019 pies (6 milímetros).
Otro de los elementos que todo mundo ve pero que pocos saben el por qué de su existencia es la Cruz de la Evangelización. Fue colocada desde el 12 octubre de 1992 por el V Centenario de la Evangelización del Nuevo  Mundo. Juan Pablo II, uno de los papas más queridos en México, se llevó una réplica a la Catedral primada de América de República Dominicana.
Este lugar está pensado para todos. Son pocos los que saben que hay un retrato en relieve especialmente para ciegos. Mide 1.20 por 0.75 metros (0.06 por 2.4 pies).
Le abre su casa a todos
Del lado izquierdo de la Nueva Basílica se encuentran una serie de banderas de diversos países. Luis María Martínez, el arzobispo de México, accedió por voto unánime de los prelados iberoamericanos nombrar a Santa María de Guadalupe como Celestial Patrona de América Latina. Las banderas fueron izadas, por primera vez, en el atrio de la Basílica el 12 de octubre de 1941.
“Se colocan cada una de estas banderas empezando por la del Vaticano y la bandera de México luego para dar lugar a todas las demás banderas que no sólo son de América Latina sino de otras partes del mundo que nos ha venido a visitar”, explica Gabriela Treviño.
Para los visitantes no es raro mirar la Basílica rodeada de flores, principalmente en torno a la Guadalupana, sin embargo la forma en cómo están acomodadas tiene un secreto.
“Estas flores se ponen en este lugar en parte por decisión del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez después del atentando que ocurrió en  1921. Se decide hacer un espacio especial para los arreglos ya que en la Antigua Basílica en dicha fecha, ocurrió un atentado con un arreglo. Adentro traía una bomba. Esto provoca daños en la estructura de la Antigua Basílica, daños al altar y a la imagen de la Virgen. Ahora para protegerla, todos los arreglos están lejos de ella”, explica Treviño.
Son 12 las principales edificaciones que se encuentran a lo largo de este Santuario, aunque la mayoría de la gente conoce la Antigua Basílica, a la Nueva Basílica y al famoso cerrito del Tepeyac, en donde está ubicada una capilla dedicada a las apariciones de la Virgen a Juan Diego. Las otras son el Panteón del Tepeyac, las escalinatas, la Parroquia de Capuchinas, La Ofrenda, la Vela del Marinero, la Virgen de la Columna, la Capilla del Pocito, la Parroquia de Indios, y el Carrillón.
Así es la casa de la Reina de América, que  no sólo recibe a quienes van a depositar fe y esperanza, sino también a quienes quieren conocer, a través de sus parroquias, capillas y jardines, el origen de la identidad de la raza mestiza y el inicio de un nuevo culto desde la que dicen fue su primera aparición en 1531.
©Univision.com
Commentarios