Se cae uno de los últimos intentos republicanos a favor de la reforma migratoria

Univision.com | Dec 08, 2013 | 10:49 AM

Iniciativa recomendaba legalizar a ciertos dreamers pero dejaba fuera a millones de indocumentados

Por Jorge Cancino
“Heck busca la reelección en un distrito donde el 15% de los electores son latinos.”
Una iniciativa republicana de reforma migratoria de última hora fracasó por falta de apoyo local y nacional. El plan, que recomendaba legalizar a un limitado número de dreamers, iba a ser entregado esta semana, la última que marca el fin del período de sesiones 2013.
El proyecto había sido elaborado por el congresista Joe Heck (republicano por Nevada) y no contaba con otros apoyos públicos dentro del partido.
Una fuente demócrata familiarizada con el tema dijo el viernes a Univision Noticias.com que el proyecto iba a ser entregado “antes que finalice el período de sesiones 2013”.
Sin embargo la iniciativa fue detenida a último momento. “El proyecto de ley del congresista Heck no tiene el apoyo local y nacional, requisito necesario para ser introducido en la Cámara”, confirmó a Univision Noticias.com Greg Lemon, director de comunicaciones del legislador por Nevada.
El borrador
Heck había mostrado un borrador de su proyecto a dirigentes de organizaciones pro inmigrantes y grupos comunitarios de Nevada para conseguir respaldos.
La propuesta incluía un camino de legalización para jóvenes indocumentados ingresaron a Estados Unidos antes de cumplir los 15 años de edad.

Lemon había dicho a periodistas que el compartir el borrador con activistas y grupos de Nevada obedecía a una estrategia “para construir una coalición de apoyo local y nacional para el proyecto”.
Lo rechazaron
Pero las esperanzas de Heck se toparon con el rechazo de las organizaciones. “Nosotros apoyamos el DREAM Act como idea, pero no podemos apoyar esta propuesta (el plan de Heck) porque dejaría a demasiadas personas fuera –de la legalización- y todavía no hemos visto el producto final”, dijo a Univisión Noticias.com Astrid Silva, organizadora de inmigración del Progressive Leadership Alliance of Nevada (PLAN), uno de los grupos que tuvo acceso al borrador.
Silva, una dreamers favorecida por la Acción Diferida o DACA (plan activado en agosto de 2012 por la Administración del presidente Barack Obama que beneficia a 1.7 millones de dreamers a quienes se les congela temporalmente las órdenes de deportación, pueden tramitar un permiso de trabajo y una licencia de conducir), agregó que “quisiéramos que el congresista Heck, en vez de dedicar su tiempo en revivir una propuesta que solo ayuda a pocos, que él hubiera usado su tiempo en un proyecto que ayude a todas nuestras familias”.
“Las encuestas que se llevaron acabo en su distrito (electoral) demuestran que los residentes y los votantes quieren una reforma migratoria que beneficie a todas nuestras familias”, añadió la activista, y advirtió que Heck “continúa rechazando (la propuesta demócrata de reforma migratoria) HR15, que es una propuesta que sí incluiría a todos nuestros seres queridos”.
En Estados Unidos viven 11 millones de inmigrantes indocumentados. Durante la primera Administración de Barack Obama el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) deportó a más de 1.6 millones de sin papeles. La Casa Blanca reitera que sólo la reforma migratoria detendrá la política de deportaciones basada en la actual ley de inmigración.
El proyecto Heck
El plan migratorio de Heck no mencionaba la ciudadanía para los dreamers, pero dibujaba una ruta para que los jóvenes indocumentados que cumplieran con los requisitos del proyecto legalizaran sus permanencias y pudieran calificar para la residencia legal permanente.
Una vez conseguida la green card (tarjeta verde), se regirían por el actual proceso migratorio que permite a un residente permanente, luego de cinco años de presencia física en Estados Unidos –sin haber estado por más de seis meses fuera- gestionar la ciudadanía.
Entre los requisitos mencionaba tener buena conducta, haber tenido menos de 15 años de edad cuando el inmigrante ingresó al país (DACA favorece a jóvenes que ingresaron antes de cumplir los 16), buena salud, carecer de antecedentes penales serios y que el joven haya sido admitido a una institución superior, haya logrado un GED o diploma de secundaria.
La iniciativa recomendaba que a quienes reunieran los requisitos se les iba a suspender la deportación y obtendrían un estatus legal temporal de permanencia por seis años, al término de los cuales podrán gestionar la residencia (green card o tarjeta verde).
La espera podía ser acortada si el dreamer se graduaba de la universidad o entrara a servir en una de las ramas de las Fuerzas Armadas.
A medio camino
La reforma migratoria se encuentra detenida en la Cámara de Representantes desde finales de junio, cuando el Senado aprobó el proyecto S. 744 que incluye la ciudadanía para indocumentados sin antecedentes criminales que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011, la misma fecha citada por Heck en su plan.
El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes advirtió, antes de ser aprobado el S. 744, que no debatiría esa propuesta, que presentaría una versión propia y recordó la vigencia de la Regla Hastert, que sólo permite llevar al pleno aquellas iniciativas que tengan el respaldo de la mayoría.
Tanto la Casa Blanca como los demócratas han dicho que tienen los 218 votos necesarios en el pleno de la Cámara de Representantes para aprobar la reforma migratoria, pero los republicanos insisten en que no debatirán un proyecto integral como lo hizo el Senado y que lo harían por partes, con énfasis en el tema de la seguridad.
Futuro complicado
Para algunos demócratas, el no haberse aprobado la reforma migratoria en el 2013 “complicó” el escenario. “La alternativa es insostenible. Va a haber más presión en el 2014 y los republicanos, de una u otra manera, tendrán que resolver este problema”, dijo a Univision Noticias.com el congresista Joe García (Florida).
A comienzos de octubre un grupo de demócratas encabezado por Nancy Pelosi (California) y García, entregaron el proyecto de ley HR 15, un plan basado en el S. 744 del Senado con cambios en una polémica enmienda de seguridad que destina $30 mil millones adicionales a la Patrulla Fronteriza, recomienda la construcción de 700 millas de vallas en la frontera con México y el uso de aviones no tripulados (drones), entre otras medidas.
El HR 15 cuenta con el apoyo de al menos 183 demócratas y tres republicanos y algunos señalan que más de 50 votarían a favor en el pleno, pero por ahora no reúne el suficiente número de votos de la mayoría para cumplir con la Regla Hastert, un requisito que los demócratas esgrimen para responsabilizar a Boehner por el estancamiento del debate.
“Estamos decepcionados de que la Cámara de Representantes haya hecho tan poco este año”, dijo Silva. “Nos dijeron una y otra vez que este año veríamos una reforma migratoria comprensiva, y lo único que lograron hacer fue tomar un voto para quitar DACA (una enmienda republicana aprobada por el Comité Judicial), que en este momento es lo único que nos mantiene sin deportaciones”.
Heck en la mirilla
En octubre una campaña publicitaria a favor de la reforma migratoria pautada por el Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU), incluyó el nombre de Heck como uno de los republicanos que se oponen en la Cámara a un plan de reforma migratoria amplio como el aprobado en junio por el Senado.
El nombre de Heck figura junto al del congresista republicano Steve King, de Iowa, quien describió a los hijos de inmigrantes indocumentados (entre ellos los dreamers) como traficantes de drogas.
En mayo de 2012 King comparó a los inmigrantes con "perros de caza", comentario que causó el enérgico rechazo de legisladores hispanos y activistas latinos, quienes exigieron a los republicanos una condena a ese tipo de comparaciones.
Además de King y Heck, la campaña del SEIU incluyó a los representantes Cory Miller (California), Howard McKeon (California), Scott Tipton (Colorado), Daniel Webster (Florida), Mark Amodei (Nevada) y Randy Weber (Florida). Todos ellos representan distritos con poblaciones latinas importantes cuyos votos serán cruciales en la elección de medio tiempo del primer martes de noviembre de 2014.
En uno de los mensajes aparece Heck diciendo: "Saben que, yo pienso, y esto es mi opinión personal, que si tú vas a ser un ciudadano, si tu vas a ser considerado un ciudadano, entonces deberías de tener por lo menos un padre que sea ciudadano de los Estados Unidos".
Heck busca la reelección en un distrito donde el 15% de los electores son latinos y la reforma migratoria tiene alta importancia.
©Univision.com
Commentarios