Don Francisco y el Teletón: un corazón de gigante

Univision.com | Dec 04, 2013 | 8:11 PM

Por Teresa Rodríguez

Estamos acostumbrados a ver a Mario Kreutzberger, más conocido como “Don Francisco”,  conduciendo el popular programa “Sábado Gigante” de Univision, pero por los últimos 35 años en su natal Chile, don Mario ha estado al frente de otra transmisión que le ha cambiado la vida a miles de niños y jóvenes discapacitados: el Teletón.  
“En el momento que hacemos el teletón, nos rehabilitamos todos.”
Don Mario recuerda como en aquel entonces en Chile, las personas con discapacidad usualmente vivían relegadas. Con el fin de educar al público y poner fin a ese estigma, en 1978, el popular presentador lanzó el primer Teletón en su país natal. “Yo buscaba una manera de devolverle a la gente todas estas oportunidades que ellos me habían dado. Con este tema, pensé que podíamos hacer muchas cosas”,  cuenta.
Armado con un ejército de estrellas y corporaciones, no solo lograron la meta sino que al año siguiente crearon el primer centro de rehabilitación.  
“Una persona si está enferma puede estar un mes en el hospital. Aquí la persona va a estar en un porcentaje alto desde que nació hasta que tiene 24, 25 años y ya se puede valer por sí mismo”, agrega.
Y con esa misión en mente, año tras año, Don Francisco fue cambiando el mapa de la discapacidad en su país, convirtiendo al Teletón en motivo de orgullo nacional. Sin embargo, no siempre ha sido fácil. A lo largo del camino, hubo momentos en que no pensaban que llegarían a su meta, como en el 2003 cuando la economía del país estaba mal. Recuerda que de repente apareció un ángel llamada Daniela García.
“Faltaba como 25 por ciento de la recaudación y faltaban dos horas y media para que terminara el Teletón. Ya habían pasado más de 23 horas. De pronto, apareció una niña que tuvo un accidente donde ella por pasar del carro de un tren a otro, se cae y el tren le corta los brazos y le corta las piernas”.
Era la primera vez que la joven había hablado en público aunque la noticia de su accidente había captado titulares nacionales en Chile.
Con los ojos aguados, Don Francisco nos dijo cómo la muchacha se apareció en el estadio nacional en los brazos de su novio y se dirigió al público.  “Vi que no estaban llegando a la meta y tenía que venir a hacer algo”, les dijo. Ese Teletón no solo alcanzó la meta, la sobrepasó: reunieron casi un 40 porciento de todo lo que se había recaudado durante las dos horas y media que faltaban para terminar.
Esas lecciones de vida que aprendemos de cada uno de estos casos y estas historias, explica Don Francisco, tienen un hilo que las une: “El espíritu puede superar cualquier cosa. El deseo, la esperanza de un mañana mejor”.
Un espíritu que se ha contagiado a 16 países incluyendo Estados Unidos que el año pasado realizó su primer Teletón bajo el eslogan “La gran familia hispana unida por nuestros hijos”.  “Aquí se está haciendo el Teletón con más participación de la gente y dedicada no solamente a la discapacidad sino también a las personas autistas y a las personas con cáncer”, explica Don Francisco.
También es clave mostrarle al público hacia dónde va su donativo.  Gracias a los 15 millones de dólares recaudados el año pasado en Teletón USA, se está construyendo en San Antonio (Texas) el primer centro de rehabilitación infantil que tendrá la capacidad para atender a cerca de 2,000 pacientes. Pero no solo se nutren los que necesitan de estos servicios. “En el momento que hacemos el teletón, nos rehabilitamos todos, tanto los que participamos como artistas, como gente que está haciendo la organización, como la gente que está colaborando, que es el principio de la solidaridad”, piensa Don Francisco.
No podíamos terminar sin preguntarle a Don Francisco cuánto tiempo más seguirá al frente de estos teletones.  “Yo creo que de esto uno no se puede retirar, sino que las circunstancias, la vida lo va colocando menos horas o definitivamente va poniendo otra gente, y eso es lo que estamos tratando de buscar en Chile porque yo reconozco que ya supero los 70 años”, dice.  
Pero su pasión por lo que empezó hace 35 años atrás, sigue tan fuerte hoy día como cuando vio las lágrimas de un niño que dio sus primeros pasos con prótesis.
Don Francisco  confiesa: “Cuando termina un teletón, yo me siento feliz de haber participado. Creo que es lo más importante que he hecho en mi vida. Yo sé que la gente me conoce por mi trabajo de la televisión, pero como realización personal, haber participado en la teletón y seguir participando ahora en el Teletón USA, para mí es una satisfacción y un logro”.
©Univision.com
Commentarios