Los ayunantes por la reforma migratoria recobran fuerzas tras la visita de los Obama

Univision.com | Nov 29, 2013 | 8:39 PM

Aseguran que mantendrán el ayuno hasta el último momento y que entonces, cada uno, tomará su propia decisión

Por Jorge Cancino
“Eliseo Medina no sale de su asombro varias horas después de la visita del presidente Barack Obama”
Eliseo Medina no sale de su asombro varias horas después de la visita del presidente Barack Obama y su esposa Michelle a la carpa donde, junto a otros cuatro ayunantes, claman por una reforma migratoria comprensiva. “Cuando despertamos no nos imaginábamos. Nos dimos cuenta de que era él hasta cuando entró a la carpa”, dice el sindicalista de 74 años, todavía con la emoción a flor de piel.
Iniciaron la huelga de hambre hace 18 días en una carpa que se ubica a unas tres cuadras del Capitolio. “Le pedimos al liderazgo republicano un voto en el pleno de la Cámara de Representantes. Tenemos los votos y pedimos una reforma migratoria justa para los millones de indocumentados”, dice.
La huelga comenzó luego de un receso de dos semanas en la Cámara y cuando quedaban 16 días hábiles de debate antes que finalice el período de sesiones del año 2013. “No nos vamos a rendir. Quedan todavía varios días de sesiones y mantenemos las esperanzas. Queremos que la Cámara de Representantes pase un proyecto como ya lo hizo el Senado”, dice Medina.
A medio camino
El 27 de junio el Senado aprobó el proyecto S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados que están en el país desde antes de 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes, encabezado por el legislador John Boehner (Ohio), advirtió que debatiría su propia iniciativa, que lo haría por partes y no garantiza que una de ellas incluya un camino a la ciudadanía.
Hasta ahora el Comité Judicial ha aprobado cinco enmiendas de seguridad y los demócratas empujaron un proyecto basado en el plan del Senado, al que le reformaron una dura enmienda de seguridad, pero el debate está detenido y nada indica que se apruebe algo en el año en curso.
Sin noticias
“Boehner no ha garantizado un voto. En días pasados fuimos a su oficina y le dejamos una carta donde le pedimos una reunión y un voto. No ha contestado todavía si nos recibirá o no. Mientras esperamos, estamos decididos a continuar con el ayuno. Estamos decididos hasta que haya un voto”, apuntó Medina.
En junio Boehner recordó la vigencia de la regla Hastert, que sólo permite enviar al pleno aquellos proyectos de ley que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos. Los demócratas y la Casa Blanca aseguran que tienen los votos necesarios en el pleno para aprobar la reforma migratoria y que la decisión final está en manos de Boehner.
“Creemos que todavía es posible”, dijo Medina. “Hay tiempo y batallaremos hasta el último momento. Esta lucha no termina hasta que se promulgue la reforma migratoria”.
Detalles de la reunión
De la reunión con Obama y la Primera Dama, Medina dijo que “duró cerca de 40 minutos. Ellos escucharon las historias de los ayunantes y confirmaron que sienten esta batalla como algo tan personal, tan profundo, de que este sistema no funciona”.
Agregó que los visitantes expresaron la urgencia de una reforma migratoria con sentido común y que el presidente está “comprometido”, que ha hablado con Boehner y que está “convencido” de que “quiere hacer algo”.
“Me impresionó mucho la sinceridad, la manera tan personal que el presidente y su esposa trataron con nosotros”, añadió.
“Estamos bien”
Respecto al estado de salud de los ayunantes tras 18 días en huelga de hambre, Medina dijo que “estamos bien dentro de lo que cabe. El presidente está preocupado por nosotros y nos dijo que debemos pensar que habrá mucho que hacer cuando se apruebe la reforma migratoria”
“Apreciamos mucho su gesto humano, el que haya venido a vernos en este día. Sin lugar a dudas fue una experiencia conmovedora, muy fuerte para todos nosotros”, resumió el sindicalista.
Medina, hasta comienzos de octubre, ocupó el cargo de secretario-tesorero del Sindicato de Trabajadores de Empleados y Servicios (SEIU), uno de los más importantes del país tras más de 40 años de lucha sindical. Ahora dedica todo su tiempo a la reforma migratoria y la legalización de los 11 millones de indocumentados.
“Según el calendario de la Cámara, el 13 de diciembre es el ultimo día. Ellos regresan este lunes 3 de diciembre y trabajaran hasta el jueves. Luego vuelven el martes de la semana entrante y paran el jueves. Estaremos hasta ese día aquí, en la carpa”, aseguró. “Estamos decididos. Esta situación termina cuando se vote, hasta que tengamos una reforma migratoria”.
El punto crítico
Preguntado si están dispuestos a dar la vida por esta causa, Medina dijo que “hoy nos hicieron una serie de análisis. Dicen los doctores que están preocupados y nos explicaron que pueden fallar los órganos, el hígado, por la falta de comida”.
Agregó que los próximos días son peligrosos, pero que los están vigilando “muy de cerca”.
“No creo que estamos comprometiendo la vida. No tenemos deseo de morir sino mucho por qué vivir. Cualquier sacrificio por la reforma migratoria es poco. Y si llegamos a un punto donde el cuerpo comienza a fallar, cada uno decidirá hasta dónde va a llegar”, agregó.
“Estamos dispuestos a seguir adelante. Y cuando lleguemos a ese punto, entonces vamos a decidir”, concluyó.
En la tarde de este viernes los ayunantes fueron visitados por uno de los hijos del desaparecido senador Bob Kennedy (demócrata de Massachussets), uno de los legisladores que durante años batalló por una reforma migratoria amplia.
©Univision.com
Commentarios