Quieren juntar a un millón de personas al ayuno por la reforma migratoria

ImpreMedia Digital, LLC | Nov 27, 2013 | 4:56 PM

SIGUIENTE:

Activistas realizan una huelga de hambre para convencer al gobierno federal que pare las deportaciones en lo que se debate la reforma migratoria.

WASHINGTON D. C. Los activistas que mantienen un ayuno frente al Capitolio por la reforma migratoria se trazaron este martes la meta de sumar a un millón de personas al acto de protesta entre el 1 y 3 de diciembre en todo EEUU, en un busca de un "milagro" en el Congreso.
“Muchos dicen que esperan un milagro y que si es posible que se lleve a cabo. ”
Durante una rueda de prensa en la "carpa comunitaria" que han establecido en el "Mall", los activistas convocaron a tres días de "acción, ayuno y oración" para mantener la presión sobre la Cámara de Representantes, bajo control republicano.
La serie de eventos nacionales en estados como California, Arizona, Colorado, Florida, Nevada y Texas, buscará sumar a un millón de personas más al ayuno iniciado el pasado 12 de noviembre, apoyándose en la movilización de las agrupaciones cívicas y religiosas que apoyan la reforma en todo el país.
"Muchos dicen que esperamos un milagro y que si es posible que se lleve a cabo. En mi vida he visto que el cambio no solo es posible sino que es inevitable cuando un pueblo se une y lucha por la justicia", dijo Eliseo Medina, líder del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU).
Como en la década de 1960
Al hacer un paralelo con el movimiento de los derechos civiles de la década de 1960, Medina recordó que entonces pocos creían que sería posible cambiar las leyes de segregación racial pero, al final, "ese cambio se dió".
Medina, de 67 años, forma parte del núcleo de tres activistas que se mantienen en ayuno, solo con agua, por tiempo indefinido, apoyados por otros activistas que lo hacen de forma rotativa.Medina aseguró que ha perdido 20 libras desde el inicio del ayuno pero piensa continuar con ese esfuerzo.
Por su parte, el reverendo Tony Suárez, de la Conferencia Nacional de Liderazgo Hispano Cristiano, expresó confianza en que los organizadores sí lograrán reunir a un millón de personas en apoyo al ayuno nacional.
"Creo que sí se podrá. Hace 15 días acá solo había ocho activistas en ayuno, ahora miles los apoyan", gracias a la publicidad y la cobertura mediática, señaló Suárez, en representación del reverendo evangélico Samuel Rodríguez, también en ayuno.
En declaraciones a La Opinión, Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota, dijo que ve "signos positivos" del impacto del ayuno, tomando en cuenta que la semana pasada el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, dijo que la reforma migratoria no está muerta.
Una semana antes, Boehner dijo tajantemente que su bancada no negociaría con el Senado, que aprobó su plan reformista en junio pasado.
Piden cese a deportaciones
En una rueda de prensa, un portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, no descartó ni confirmó si Obama anunciará más alivios administrativos, mientras grupos pro reforma exigen un cese de las deportaciones por orden ejecutiva.
"No quiero especular sobre qué tipo de acciones podrá tomar o no el Presidente... hemos sido muy claros de que el problema que intenta resolver el Presidente es uno que solo se puede resolver con el Congreso, y es un sistema migratorio que todo el mundo reconoce que está roto", manifestó Earnest.
En paralelo, una fuente republicana confirmó a La Opinión que el presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, el republicano Bob Goodlatte, tiene previsto convocar para la próxima semana una audiencia sobre el uso de los poderes ejecutivos por parte de Obama.
La fuente, que pidió el anonimato previo al anuncio oficial, dijo que el enfoque de la audiencia será la reforma de salud pero que se incluirán asuntos relacionados con los alivios migratorios concedidos por Obama.
Según Monterroso, la pregunta obligatoria para Goodlatte "sería qué está haciendo él para corregir las leyes".
En todo caso, Monterroso enfatizó que pese a los alivios concedidos por Obama para los estudiantes indocumentados y los familiares "sin papeles" de los militares, "las leyes no se van a arreglar por la vía administrativa, y por eso seguiremos presionando al Congreso".
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios