El hispano que se enfrentó con Oswald, el asesino de Kennedy

Univision.com | Nov 22, 2013 | 8:48 PM

SIGUIENTE:

Carlos Bringuier se enfrentó a Lee Harvey Oswald por intentar infiltrar su organización anticastrista meses antes del asesinato de Kennedy.

El cubano que increpó a Lee Harvey Oswald en una calle de Nueva Orleans tres meses antes de que asesinara al presidente John F. Kennedy en Dallas, dice creer que el marine estadounidense pudo haber actuado bajo la influencia de Fidel Castro.
““Ahora estoy más convencido todavía de la complicidad de Fidel Castro”, dijo Carlos Bringuier a El”
“Ahora estoy más convencido todavía de la complicidad de Fidel Castro”, dijo Carlos Bringuier a El Nuevo Herald al cumplirse el 50 aniversario del asesinato de Kennedy.
Bringuier, de 79 años y que actualmente vive en Texas, recordó en detalle sus tres encuentros con Oswald en agosto de 1963 en Nueva Orleans, donde ambos residían en aquel entones.
Relató cómo conoció a Oswald , como lo enfrentó en la calle Canal de Nueva Orleans donde estaba distribuyendo panfletos a favor de Castro y cómo ambos más tarde debatieron la política estadounidense hacia Cuba durante un programa radial.
Desde un principio, Bringuier sospechaba de Oswald. Dijo a los investigadores de la Comisión Warren del Congreso, que investigó el asesinato, que Oswald pudo haber sido agente castrista. Y a sólo horas del asesinato, Bringuier le dijo a la televisión en Nueva Orleans que “la mano” de Castro probablemente estaba implicada en el asesinato.
Castro ha negado cualquier participación en el asesinato y la Comisión Warren en 1964, afirmó que Oswald actuó solo . A pesar de que una comisión investigadora especial de la Cámara de Representantes dictaminó en 1979 que el asesinato fue probablemente el resultado de una conspiración, los investigadores expresamente exoneraron a los gobiernos de Cuba y la Unión Soviética.
Un ex alto funcionario de la CIA, Brian Latell, ha dicho que evidencia circunstancial sugiere que Oswald pudo haber estado en contacto con la inteligencia cubana.
Pruebas circunstanciales también han vinculado a Oswald con el crimen organizado en Nueva Orleans, donde nació el asesino presidencial.
En los últimos días, Bringuier a vuelto a contar la historia de sus encuentros con Oswald en agosto de 1963, poco antes de que Oswald viajara a la Ciudad de México, donde intentó sin éxito obtener una visa para Cuba. Luego regresó a Estados Unidos y mató a Kennedy en Dallas el 22 de noviembre de 1963.
PRIMER ENCUENTRO
La primera vez que Bringuier vio a Oswald fue el 5 de agosto, cuando éste se apareció en la tienda de ropa Casa Roca en el 107 de la calle Decatur, donde trabajaba el cubano, que entonces tenía entonces 29 años y era el representante en Nueva Orleans del Directorio Revolucionario Estudiantil (DRE).
“El se apareció en la tienda y ofreció sus servicios para entrenar cubanos para pelear en contra de Castro”, recordó Bringuier. “Por alguna razón, Oswald me resultó sospechoso. No me lució que venía en una forma clara . Yo no sabía si era agente del FBI , si era comunista o qué cosa era. Pero él no me cayó bien”.
Al día siguiente, el 6 de agosto, Oswald regresó a Casa Roca, pero Bringuier no estaba en la tienda en ese momento. Como regalo, Oswald le dejó en la tienda un manual de entrenamiento para Marines, donde había prestado servicio antes de desertar a la Unión Soviética en 1959.
Bringuier dijo en la entrevista que ha tratado de determinar por años cómo fue que Oswald pudo haber llegado a Casa Roca y encontrarlo.
Aunque Bringuier no ha podido encontrar información específica, especula que Oswald supo de él debido a que poco antes Bringuier había tenido contacto con un grupo de izquierda en Nueva Orleans.
EL ENFRENTAMIENTO
El siguiente encuentro de Bringuier con Oswald tuvo lugar el 9 de agosto, cuando otro cubano, Celso Hernández, llegó corriendo a Casa Roca con la novedad de que acababa de ver a Oswald repartiendo volantes a favor de Castro y sosteniendo un cartel que decía “Viva Fidel” en la calle Canal.
Bringuier, Hernández y un tercer cubano, Miguel Cruz, se dirigieron apresuradamente a la calle Canal, pero no lograron encontrar a Oswald.
“Yo regresé a la tienda, y al rato viene el muchacho cubano Miguel Cruz, y dice: ‘Celso lo encontró al americano en la calle Canal de nuevo’ ”, recordó Bringuier . “Fuimos allí y la sorpresa mía fue cuando lo veo, y era el mismo que había estado unos días anteriormente ofreciendo sus servicios para pelear contra Castro”.
Bringuier y los otros dos cubanos estaban enfurecidos porque veían a Oswald como un “traidor” a la causa anticastrista o que bien podría ser un agitador que intentaba infiltrarse en su grupo, el DRE.
Cuando increparon a Oswald, el incidente casi terminó en trifulca. Bringuier dijo que por poco golpea a Oswald, pero que no lo hizo para evitar convertirlo en víctima. Decenas de personas presenciaron el episodio y alguien llamó a la policía cuando las cosas se pusieron tensas. Los policías entonces arrestaron a Oswald y a los cubanos.
“Primero se le notó en la cara el disgusto al verme, y después tendió la mano para cruzar mano conmigo”, recordó Bringuier. “Yo me negué [a estrechar la mano de Oswald] y empecé a insultarlo. Celso lo había insultado en español, porque no sabía inglés. Yo lo empecé a insultar en inglés y español”.
Entonces, recordó Bringuier, se quitó las gafas y estaba listo para empezar a tirar golpes contra Oswald, pero se detuvo cuando Oswald le dijo: “Carlos, si tu quieres pegarme, pégame”.
Bringuier dijo que decidió no golpear a Oswald porque temía aparecer como un “rufián cubano que lo estaba golpeando, un extranjero que estaba golpeando a un americano aquí en los Estados Unidos”.
Luego, ante el juez, Oswald se declaró culpable de alteración del orden público y pagó una multa de $10, mientras que los cargos contra Bringuier y los otros dos cubanos fueron desestimados más tarde.
EL DEBATE
El tercer y último encuentro de Bringuier con Oswald tuvo lugar el 21 de agosto, cuando ambos comparecieron en un programa radial en Nueva Orleans donde debatieron sobre la política de Washington hacia Cuba.
Oswald defendió a Castro, reconoció ser marxista y haber desertado a Rusia. Oswald volvió a los Estados Unidos en 1962 con su joven esposa rusa Marina.
“Yo le pregunté si él estaba de acuerdo con el dictador cubano Fidel Castro cuando en su último discurso del 26 de julio [de 1963] había dicho que Kennedy era un rufián y un ladrón”.
Oswald respondió que no estaba de acuerdo con la descripción hecha por Castro, pero que el gobierno de Estados Unidos era culpable de “crímenes monstruosos contra Cuba”.
Después de que la foto de Oswald apareció por televisión tras el asesinato, Bringuier inmediatamente reconoció a su adversario de Nueva Orleans y fue uno de los primeros en decirle a la prensa que era probable que Castro estuviera vinculado al asesinato.
“Yo dije, ‘yo no sé si Oswald es el asesino, o no, pero si se demuestra que Oswald es el asesino, la mano de Fidel Castro va a estar detrás del asesinato”, recordó Bringuier haber declarado a los periodistas en Nueva Orleans la noche del asesinato .  
©Univision.com
Comentarios