El invento hispano que ganó el dreamer hackathon

Univision.com | Nov 22, 2013 | 6:09 PM

SIGUIENTE:

Undoculife es un mundo virtual creado por soñadores para contar la vida de la comunidad indocumentada.

Una app para vivir en carne propia las trabas, problemas y dificultades que viven los indocumentados. Se llama #UndocuLife y fue elegida ganadora del hackathon por la reforma migratoria organizada por FWD.us, una entidad fundada por Mark Zuckerberg y otros gigantes de Silicon Valley.
“Es una de las cosas más impresionantes que he visto en mucho tiempo, dijo Mark Zuckerberg.”
Durante más de 24 horas, el miércoles y el jueves, 20 dreamers desarrollaron aplicaciones y plataformas digitales que ayudan a presionar por la reforma migratoria y #UndocuLife se llevó todos los laureles.
“Esta es una de las cosas más impresionantes que he visto en mucho tiempo”, dijo Mark Zuckerberg cuando anunció que el equipo de hispanos que la desarrolló había ganado en la categoría Best Storytelling.
Erick Garcia, de Arizona, y Carlos Vargas, de Staten Island, Nueva York, ambos pertenecientes a la DREAM Action Coalition, formaron parte del grupo que después de dos intensas jornadas de programación y diseño creó esta peculiar aplicación que permite recrear en el mundo digital las dificultades que atraviesan los indocumentados. Una especie de videojuego sobre lo que padecen 11 millones de personas en EEUU.
Tras la victoria, Carlos Vargas dijo: "Todos somos ganadores. Lo más importante, es que todos creamos herramientas para ayudar a nuestra comunidad. No podríamos haberlo hecho sin los mentores de Facebook, LinkedIn y FWD.us. Lo que importa no es ganar, sino impulsar a nuestra comunidad y compartir nuestras historias con el país".
"No solo hemos creído en nosotros mismos, sino también otros como Mark Zuckerberg creen en nosotros y uno tiene que hacer frente a todo, especialmente cuando se trata de su familia y la comunidad", agregó Erick García. Celso Mireles también participó del grupo. Divididos en ocho equipos de programación y asesorados por expertos y gigantes de Silicon Valley, los jóvenes inmigrantes usaron el hachtag #DREAMerHack en Twitter para ir contando sus avances y experiencias del hackathon.
"Codifiqué durante seis horas seguidas y no me había dado cuenta de la leche y las galletas que estaban allí desde el principio", escribió bajo la etiqueta #dedicación, Dayana Torres, presidenta de los soñadores de Virginia.
Con la energía de la juventud y el entusiasmo de estar viviendo una experiencia única, los dreamers se mantuvieron despiertos durante gran parte de las 25 horas de la maratón de programación.
Durante la noche, se alternaron para hacer alguna siesta corta en el mismo salón donde estaban trabajando y por la madrugada optaron por un taco o una quesadilla para recargar energías.
Otros, para mantenerse activos y productivos, hicieron ejercicios a las 2 de la mañana, mientras que unos pocos trataron de seguir el ejemplo de Jorge Torres, quien a las 8 de la mañana todavía seguía programando sin haber descansado, posiblemente como un homenaje a su padre quien se hizo ciudadano legal esta semana.
Durante la experiencia no solo los dreamers se mostraron muy "emocionados", "complacidos", "felices" o "esperanzados", según sus palabras, por trabajar al lado de estos gurús de la informática, sino también los mismos mentores mostraron su aprecio y admiración por los jóvenes.
El académico, investigador y empresario, Vivek Wadhwa, expresó su valoración por los dreamers al escribir: “Viendo a estos jóvenes brillantes pero indocumentados desarrollando aplicaciones. Es equivocado excluirlos de la sociedad y de la economía".
Margaret Hagan, mentora del grupo "Noble Steps" destacó la creatividad y sencillez de una gráfica que muestra el difícil proceso que como indocumentado ha tenido que pasar Jorge Torres para obtener su permiso del Programa de Acción Diferida (DACA).
La gráfica, a base de colores, nuestra la historia de Torres al pasar por las diferentes etapas para obtener su permiso desde la aplicación, la espera, algunos privilegios legales, fuera de estatus, bajo investigación, bajo arresto y decomiso de propiedad y luego nuevamente en un limbo legal, arresto, aplicación y actualmente con algunos privilegios.
El equipo de Push4Reform, formado por Justino Mora, Luis Aguilar y Kent Tam entre otros, presentó una aplicación para teléfonos celulares que permite contactar directamente a los legisladores de cada persona según su área para pedirles el apoyo a la reforma. Obtuvo el premio al Mejor Apoyo.
Mora, en una entrevista con UnivisionNoticias.com, dijo: “Trabajamos sin parar y estamos agotados, pero valió la pena”. Los dreamers se llevaron a sus casas una tablet y una suscripción a una academia de programación.
Calificándola como "una experiencia única y muy enriquecedora", Mora, quien estudia Ciencias Informáticas y Ciencias Políticas en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), reafirmó su deseo de poder dedicar sus conocimientos para crear programas y aplicaciones que ayuden a organizaciones no lucrativas en la defensa de los derechos humanos.
Por su parte, el equipo en el que participó Sarahí Espinoza, quien tuvo que suspender un tiempo sus estudios para cuidar a su padre que tenía cáncer, creó una aplicación que permitirá a cualquier persona subir a las redes sociales un vídeo "haciendo algo cómico -o tonto- y decir 'esto es tan loco como no aprobar una reforma de inmigración'".
Estos dreamers recibieron apoyo de todo el país para que haya una verdadera reforma de inmigración. Al anunciar su respaldo, Jesús Medina, director de la región sureste del Caucus de los Jóvenes Demócratas por Estados Unidos (YDA) destacó que "los Estados Unidos, como ningún otro, es un país que ha sido construido sobre el ingenio y el empuje de los inmigrantes".
Medina aseguró que "para mantenerse competitivos globalmente el presidente y el Congreso necesitan reformar el sistema de inmigración, arcaico y que no funciona, para atraer innovadores y construir vecindarios prósperos con familias fuertes y buenos trabajos".
Con informacion de EFE
©Univision.com
Comentarios