Erasmus+: becas europeas también para latinoamericanos

Deutsche Welle | Nov 21, 2013 | 6:19 PM
El presupuesto para Erasmus+ ha sido aprobado por el Parlamento Europeo. Aunque América Latina no conste expresamente entre sus prioridades, el nuevo marco hará más fácil que latinoamericanos accedan a ese programa.
““América Latina seguirá siendo tenida en cuenta en Erasmus+.”
“América Latina seguirá siendo tenida en cuenta en Erasmus+. Aunque el monto de los fondos regionales dependerá de las negociaciones con los países en cuestión, las reglas para todos van a ser iguales”, así explicaba a DW los cambios en el programa de becas de movilidad estudiantil europea Jordi Curell Gotor, director de Lifelong learning, higher education and international affairs del departamento de Educación y Cultura de la Comisión Europea.
Para el período 2014-2020, el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo acaba de aprobar para Erasmus+ un incremento del 40% en su presupuesto para los próximos siete años (1.470 millones de euros).
En un momento en que el presupuesto general ha bajado por primera vez en 56 años, que el rubro educación y movilidad educativa haya aumentado subraya su importancia para una Europa que cuenta, por un lado, con siete millones de jóvenes en desempleo y, por otro, con dos millones de plazas que no pueden ser ocupadas por falta de personal cualificado adecuadamente.
Heredero de programas anteriores
En Erasmus+, heredero de anteriores y exitosos programas, confluyen diversas vertientes de promoción de la educación y la formación juvenil: becas de alto nivel, estadías estudiantiles y voluntariado en otros países, un recién estrenado programa de fomento deportivo, créditos universitarios, también especializaciones de personal docente. De la UE en países de la UE; de la UE en terceros países; de terceros países en la UE.
Doris Pack
Unos cuatro millones de personas van a recibir la oportunidad de desarrollar habilidades transversales, dijo en Estrasburgo la comisaria europea de Educación, Cultura, Juventud y Multilingüismo, Androula Vassilou. Transversales porque estudiar en otro país dentro o fuera del ámbito de la UE, tiene consecuencias no solo en el nivel educativo, sino también en los idiomas, la diversidad y la cultura.
¿No América Latina?
“Los países candidatos a miembros de la UE están dentro: los Balcanes y Turquía. Georgia, Ucrania y los Estados mediterráneos pueden participar, aunque no en todos los módulos. Les damos la posibilidad a terceros países de hacer estudios en la Unión Europea, con una beca de monto considerable (1.500 euros mensuales). También abrimos la puerta a ciudadanos de la UE que quieren estu­­­­­­diar en terceros países de Asia, África, América, Canadá, Australia”, explica a DW la eurodiputada alemana Doris Pack, ponente del informe que aprobó el Parlamento Europeo con abrumadora mayoría.
No obstante, América Latina no está expresamente mencionada en el programa. Ello se debe posiblemente a que Erasmus+ ha engordado también gracias a fondos de cooperación internacional que muchos países latinoamericanos ya no reciben por ser países de renta media.
Sistema simplificado
Con todo, sí forma parte de programas regionales y “para las universidades europeas va a ser más fácil cooperar con América Latina”, sigue Curell Gotor.
Erasmus, 25 años: el programa de movilidad estudiantil más exitoso.
”Si en los doctorados y los másters conjuntos el programa están abierto a todos los países del mundo y es un proceso muy competitivo y muy selectivo, en todas las acciones de movilidad, América Latina estará incluida. La diferencia está en que hoy, cada año se decide cuáles son los paquetes regionales. Por ejemplo se hacían paquetes para que participaran instituciones brasileñas, mexicanas, de Honduras y de Costa Rica. Y al año siguiente, otros países. Lo que se va hacer a partir de ahora es que todos los años para todos los países sea igual. Con lo cual será más previsible y le permitirá participar a todas las instituciones latinoamericanas”, concluye Curell Gotor.
¿Fuga de cerebros?
Como fuere, juntando viejos y nuevos rubros, renovados objetivos de educación y cooperación, la movilidad de Erasmus+ se abre más al mundo. Y dado que a ello se destinan fondos de la cooperación internacional, una de las objeciones fue precisamente si esto más que apoyar al desarrollo de los países no se convertirá en una plataforma para atraer hacia el mercado laboral europeo a los mejores.
“Les damos a todos la oportunidad de ir a otro país y de volver a su casa, si encuentra en casa un puesto de trabajo. Pero el objetivo de este programa no es solucionar el problema del desempleo, sino de apoyar a la gente joven a ganar una experiencia valiosa para su propio país”, explica la eurodiputada alemana. “Nadie quiere que todo el mundo abandone Bosnia, Rumania o Bulgaria y estén en Alemania, no porque no tengamos ocupación para ellos. Querríamos que todos volvieran a su casa y encontrasen que la política se ha ocupado de ellos y que entre la industria y la educación hay colaboración”, concluye Pack.
©Deutsche Welle
Commentarios