Ahora Boehner dice que “la reforma migratoria no está muerta”

Univision.com | Nov 21, 2013 | 1:55 PM

SIGUIENTE:

John Boehner, el máximo líder Republicano en la Cámara de Representantes negó que la reforma migratoria haya muerto.

Pavo y vino Merlot producidos por indocumentados. Con ese festín, un grupo de activistas se presentó hoy  en la oficina del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para presionar por la reforma migratoria. Y el representante republicano de Ohio les respondió asegurando que la reforma migratoria no está muerta.
“¿Está muerta o no la Reforma Migratoria? Opina en nuestro Foro.”
Las declaraciones de Boehner llegan una semana después de que él mismo le cerrara las puertas a la reforma migratoria. El miércoles pasado, el jefe de la bancada republicana había dicho que no habría conversaciones formales sobre el proyecto de reforma inmigratoria aprobado por el Senado el 27 de junio y que incluye la ciudadanía para 11 millones de indocumentados.
Pero hoy, Boehner dió marcha atrás con sus dichos. "¿Está la reforma migratoria muerta?", se autopreguntó Boehner frente a periodistas y activistas. "Por supuesto que no", respondió tajante y hasta aseguró que su Cámara sigue trabajando y que no han abandonado el tema que dominó durante mucho tiempo el calendario del Congreso.
"Creo que el Congreso tiene que lidiar con esto", dijo Boehner. "Nuestros comités siguen haciendo su trabajo. Hay un montón de conversaciones privadas que están en marcha para tratar de averiguar cuál es la mejor manera de movernos con sentido común, paso a paso para hacer frente a este tema tan importante. Porque este es un tema muy importante", agregó.
La respuesta de Boehner se produjo cuando un grupo de activistas pro-reforma migratoria inundaron su despacho armados con un pavo y una botella de vino Merlot, el favorito del congresista, con el objetivo de destacar el trabajo que hacen los indocumentados, quienes producen mayoritariamente estos productos, y presionarlo para que impulse la aprobación de la reforma en la Cámara de Representantes donde se encuentra frenada.
Acción de Gracias
Los activistas eligieron el pavo de cara al Día de Acción de Gracias que se celebra el jueves de la semana que viene. También, como un gesto para demostrar que mientras muchos disfrutarán de estas fiestas, hay 11 millones de indocumentados en jaque. Incluso, muchos de ellos tendrán que trabajar ese día para poder mantener a sus familias.
Además de Boehner, el líder republicano Eric Cantor (Virginia), Kevin McCarthy (California), la republicana Cathy McMorris Rogers (Washington), Steve King (Iowa) y otros republicanos recibieron también sus pavos para recordarles cómo los indocumentados se desloman trabajando.
María Ramírez una inmigrante que trabaja en la vendimia en Benton, Washington, también destacó el esfuerzo suyo y de sus colegas: “Nuestro trabajo es difícil, pero nos encanta hacer la producción de vino que tantos estadounidenses disfrutan. Estoy aquí hoy porque la lucha que nuestras familias tienen que ganar para un nuevo proceso de inmigración es muy importante. Hemos hecho nuestro trabajo para que otros puedan disfrutar del vino. Ahora, queremos Speaker Boehner y los líderes republicanos hagan su trabajo”.
El grupo de activistas, formado por trabajadores rurales, sindicalistas y defensores de los inmigrantes, no solo le llevaron pavo y vino sino también una proclama titulada “Hagan su trabajo”. Esther Lopez, directora de Derechos Civiles y Acción Comunitaria del United Food and Commercial Workers International Union (UFCW) dijo: “Desde la UFCW estamos orgullosos de poner comida en las mesas de EEUU, no solo en el Día de Acción de Gracias, sino todos los días. Nuestros miembros trabajan duro –a veces en condiciones extremas- para brindar excelentes productos a nuestras comunidades. Los trabajadores hacen su trabajo. Es tiempo que el Congreso haga lo mismo. Dennos un voto para la reforma migratoria”.
Excusas
“Boehner ha encontrado casi todas las excusas para evitar realmente hacer su trabajo al abordar este tema y muchos otros que ha dejado sobre la mesa. Para lo único que encontró tiempo este año fue para votar una enmienda del republicano Steve King para deportar a soñadores y, sin embargo, hasta ahora no ha encontrado 20 minutos necesarios para votar sobre una propuesta de inmigración que la gran mayoría de los estadounidenses apoyan”, dijeron desde America’s Voice en un comunicado.
"Los inmigrantes se presentan a trabajar y hacen su trabajo. Los miembros de la Cámara se presentan en el Capitolio, pero no hacen su trabajo. En su lugar, juegan a la política con nuestras vidas", sostuvo Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota, otra entidad participante de la iniciativa. "Si miembros de la Cámara no aprueban la reforma migratoria con un camino a la ciudadanía, van a sufrir las consecuencias en noviembre próximo (por las elecciones de 2014). Es tan simple como eso. La Cámara puede actuar hoy o enfrentar las consecuencias mañana", agregó.
Andrea Zúñiga, representante de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL–CIO, sus siglas en inglés), disparó duro contra los congresistas que tienen frenada la reforma migratoria: “Los retrasos en aprobar la reforma migratoria llevan a los trabajadores a pagar el precio con salarios robados, condiciones de trabajo inseguras y amenazas de deportación si tratan de organizarse. Muchos de estos trabajadores no tendrán el lujo de pasar Acción de Gracias con sus familias. Van a trabajar horas extra a fin de mes o van a rezar por los familiares que han sido deportados. Es hora de que Boehner nos de su voto y arregle nuestro sistema roto de inmigración de una manera que proteja a todos los trabajadores”.
"Los trabajadores inmigrantes pasan horas preparando y cosechando los alimentos que comemos todos los días. Mientras Boehner y otros republicanos de la Cámara disfrutan de la cena de Acción de Gracias con sus familias, los inmigrantes se enfrentan a una separación permanente de sus familias y todo gracias a que el liderazgo republicano de la Cámara no actuará. Nuestro mensaje es simple: hagan lo correcto. Aprueben una reforma migratoria para que estos trabajadores inmigrantes se conviertan en trabajadores estadounidenses”, dijo Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice.
Una reforma por partes
La reforma migratoria, que había pasado a segundo plano en el Congreso a raíz del cierre del gobierno en el mes de octubre, volvió al centro de la escena en especial esta semana, luego de que el martes, el presidente Barack Obama dijera estar dispuesto a apoyar una reforma por partes.
En un inesperado cambio de postura, Obama dijo que podría aceptar la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria fraccionada y no un plan integral como ha defendido su administración hasta ahora.
El mandatario había señalado que estaba dispuesto a aceptar que se debata en forma dividida la reforma migratoria, si de esta forma lograba su aprobación más fácilmente que si se la tratase como un gran proyecto de ley. Ese día, Boehner aplaudió los dichos de Obama. Hoy, tras recibir el festín de pavo y vino de los indocumentados salió a decir que la reforma no está muerta. ¿Volverá Boehner a cambiar de idea?
©Univision.com
Commentarios