Obama dice que aceptaría una reforma migratoria por partes

Univision.com | Nov 19, 2013 | 6:30 PM
¿Cambió Obama de estr... ¿Cambió Obama de estr...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Por primera vez, el Presidente admitió que aceptará la aprobación de la reforma migratoria por partes.

Cambio de postura destrabaría un plan que, por ahora, no garantiza la legalización de los 11 millones de indocumentados

En un inesperado cambio de postura, el presidente Barack Obama dijo el martes que podría aceptar la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria fraccionada y no un plan integral como ha defendido la administración hasta ahora.
“El mandatario señaló que estaría dispuesto a aceptar que se analice en forma dividida la reforma m”
El mandatario señaló que estaría dispuesto a aceptar que se analice en forma dividida la reforma migratoria, si de esta forma se logra su aprobación más fácilmente que si se la trata como un gran proyecto de ley.
Durante un foro organizado por el diario The Wall Street Journal, el presidente dijo que sigue optimista en cuanto a que se concluya favorablemente una reforma de inmigración.
La oficina del presidente del Congreso, John Borhner, respondió por medio de un comunicado que “la única forma de hacer que funcione la inmigración es afrontar este asunto complicado paso a paso”.
Agregó que “nos complace saber que el presidente está empezando a reconocerlo”.
Ambiente "venenoso"
Ante una pregunta sobre qué hará en medio de un ambiente político "venenoso" en la Cámara de Representantes con respecto al debate de la reforma migratoria, Obama respondió que se mantenía optimista.
Mencionó que ya el Congreso dio un promer paso en junio con la aprobación de un plan en el Senado y habló de la preocupaciòn de los empresarios por un sistema de inmigración que no funciona.
Dijo que la reforma migratoria debe garantizar la seguridad fronteriza, una mejor aplicación de las leyes existentes y asegurar una inmigración legal que no tenga que esperar hasta 20 años por un cupo de visa. "Y hacer frente a al problema" de los 11 millones de personas indocumentadas que están en el país, "la mayoría de ellos sólo en busca de oportunidades".
Indicó que ellos "tienen que salir de las sombras" con el pago de una multa, aprender Inglés y llegar hasta el final de la cola y pagar sus impuestos atrasados, pero dándoles un mecanismo mediante el cual pueden obtener el derecho de permanecer en la sociedad estadounidense, "y eso se refleja en el proyecto de ley del Senado".
Agregó que si los republicanos "quieren fraccionar esa cosa en cinco partes" no importa, siempre y cuando conserven "los valores fundamentales que hablamos" y que están incuidos en el plan buipartidista del Senado.
Debate truncado
El 27 de junio el Senado aprobó el proyecto S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y que carecen de antecedentes criminales.
Los republicanos de la Cámara de Representantes respondieron que debatirían su propia iniciativa de ley, que lo harían por partes y recordaron la vigencia de la regla Hastert, que sólo permite llevar al pleno aquellas iniciativas que tengan el apoyo de la mayoría de la mayoría (118 de los 234 votos republicanos).
La Casa Blanca apuntó que apoyaba el plan del Senado, le pidió al liderazgo republicano que apoye el proyecto S. 744 y aseguró que tenia los votos suficientes para aprobar la ley en el momento que Boehner someta a votación un proyecto que incluya la ciudadanía.
Respuesta demócrata
A comienzos de octubre un grupo liderado por Nancy Pelosi (California) y que cuenta con el apoyo de otros 125 demócratas entregó un plan (HR 15) basado en el proyecto del Senado pero con cambios en una polémica enmienda de seguridad.
Tres republicanos se sumaron a la iniciativa, pero Boehner insistió en que no lo sometería a votación y que mantenía su postura de debatir un proyecto fraccionado.
El congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), dijo el lunes que si bien el proyecto HR 15 era importante, fue redactado por la mayoría de una minoría y que no tomó en cuenta a la mayoría de la mayoría, por lo que se trataba de un proyecto demócrata convertido en bipartidista.
Los números
Para aprobarse la reforma migratoria se necesitan 218 votos en el pleno de la Cámara de Representantes.
Los demócratas aseguran que tienen 195 apoyos más entre 40 y 50 republicanos. Los republicanos sostienen que sólo enviarán al pleno las iniciativas que cumplan con lo estipulado por la regla Hastert.
Las declaraciones de Obama abrirían una puerta para destrabar el debate estancado desde finales de junio.
©Univision.com
Commentarios