Activistas no se rinden con la reforma migratoria y dicen que todavía hay tiempo

Univision.com | Nov 19, 2013 | 3:55 PM
María Rodriguez: ‘Que... María Rodriguez: ‘Que...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Maria Rodriguez, directora de la Coalición de Inmigrantes de la Florida, dijo que la esperanza por la reforma sigue intacta, y sobre el poder de los inmigrantes legales

Le piden a Obama que pare las deportaciones de inmigrantes indocumentados

MIAMI, Florida - Cientos de líderes y activistas por los derechos de los inmigrantes se reunieron en Miami para unificar una estrategia dirigida a decirle al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes que “todavía hay tiempo” para aprobar la reforma migratoria, y pedirle al gobierno de Barack Obama “que pare las deportaciones”.
““Queremos una oportunidad para la legalización de los millones de indocumentados y un paso a la in”
“Queremos una oportunidad para la legalización de los millones de indocumentados y un paso a la integración y la ciudadanía”, dijo María Rodriguez, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de la Florida, una de las organizadoras de la VI Conferencia Nacional de Integración e Inmigración que se celebró en Miami.
Durante la primera administración de Barack Obama (2009-2012) la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) rompió cuatro récords sucesivos y acumuló más de 1.6 millones. En 2013 la cifra bordea los 400 mil y todo indica que, antes de enero, la cantidad total de expulsados pasará de los 2 millones, dijo a Univision Noticias.com el congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois).
El encuentro
La conferencia de Miami congregó a más de 600 activistas de organizaciones y grupos nacionales y locales quienes, durante tres días, discutieron temas de integración y definieron planes de trabajo conjunto. “Hay tiempo para la reforma migratoria, lo que no hay es voluntad política para hacerlo”, dijo Torres.
Agregó que otra meta para el 2014 es ayudar que 8.5 millones de residentes legales permanentes “alcancen la ciudadanía y voten en las elecciones de medio tiempo” previstas para el primer martes de noviembre. “Y resaltar el valor de los inmigrantes y el poder político de nuestra comunidad”.
“La reforma migratoria no sólo beneficiará a los inmigrantes, sino que nos beneficia a todos”, dijo Rodríguez.
Señaló además que, al mismo tiempo que las organizaciones quitan las barreras para que los residentes legales se conviertan en ciudadanos, “queremos que el gobierno pare las deportaciones” porque muchos de quienes están siendo expulsados cumplen con los requisitos de la reforma migratoria aprobada en junio por el Senado.
Punto de encuentro
En similares términos se refirió al tema Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). Dijo que el propósito de la Conferencia “es de conectarnos con otros para crear una alianza más grande para impulsar la ciudadanía y el crecimiento del poder, y también unificar las fuerzas para ganar la reforma migratoria y parar las deportaciones”.
De los casi nueve millones de residentes que tienen la green card y que son potenciales ciudadanos estadounidenses, dijo que “solo en California son casi 3.5 millones” y que las organizaciones están lanzando “una campaña nacional para educar a nuestra comunidad sobre la importancia de la ciudadanía”.
“También estamos abogando con el gobierno para que bajen las cuotas porque sabemos que muchas personas quieren hacerse ciudadanos pero no tienen los recursos, no tienen los casi $700 para poder hacer sus trámites”, agregó.
Todavía hay tiempo
Del debate en la Cámara para aprobar la reforma migratoria, dijo que “no se acaba el año hasta que se acaba el año”, pero cifró esperanzas en que si no se logra en el 2013 “todavía hay apertura en el 2014. Así es que vamos a ejercer más presión en los republicanos, en el liderazgo, para que la pieza del senado no muera, especialmente si tiene una vida política y es viable hasta el 15 de enero de 2015”.
“Queremos una solución permanente y queremos protección de las deportaciones inmediatamente. Y estamos trabajando con las elecciones del próximo año, porque nuestras voces y nuestros votos tienen que sentirse (…) Nuestro movimiento está creciendo, nuestro poder político está creciendo. Por eso le decimos a nuestra gente que se haga ciudadano”.
Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa de Maryland, dijo que la estrategia de presión también incluye llamar a los congresistas, inundar el Congreso con llamadas y mensajes de texto.
Cuenta regresiva
“Estamos a 10 días legislativos para que se cierre el debate este año. Por eso nosotros estamos haciendo un llamado a nuestra comunidad. Tenemos que llamar a nuestros representantes. Es muy importante, tenemos que tocarles las puertas, tenemos que asegurarnos que voten por algo antes de que se termine el 2013. Pero eso no quiere decir que en el 2014 no vamos a tener oportunidad. Todavía tenemos un año más, pero es un año difícil porque es un año electoral”, dijo Torres.
De las deportaciones, indicó que “el presidente tiene que parar las deportaciones. Estamos cumpliendo dos millones de inmigrantes deportados bajo esta administración y yo creo que es el momento de empezar a hablar del famoso Plan B, para que detenga las expulsiones” de inmigrantes indocumentados. “Tenemos que parar las deportaciones para lograr una reforma migratoria. Esa va a ser nuestra lucha en el 2014”.
Torres también mencionó el esfuerzo que llevan a cabo las organizaciones para ayudar a los casi 9 millones de residentes permanentes que pidan la ciudadanía y se registren para votar. “Si no votan (los congresistas) por nuestros hermanos y hermanas que están indocumentados, aténganse a las consecuencias. Ese es el mensaje que queremos pasar”, dijo, en referencia a los comicios de medio tiempo del primer martes de noviembre.
©Univision.com
Commentarios