Lanzan campaña que busca darle seguro médico a los indocumentados

ImpreMedia Digital, LLC | Nov 18, 2013 | 1:26 PM

Nueva campaña lucha por seguro médico para inmigrantes que no tienen papeles de estadía legal en Estados Unidos

Joe Torres recuerda que, de pequeño, se quedó inmóvil y aterrorizado mientras veía a su madre convulsionar con un ataque epiléptico.
“"No podía llevarla al hospital por temor a que nos deportaran", relata años después.”
"No podía llevarla al hospital por temor a que nos deportaran", relata años después. "Era tan difícil verla sufrir y no poder hacer nada por ella".
Hoy en día, Joe está en proceso de convertirse en el doctor Joe Torres, y cuenta la experiencia de su infancia para The California Endowment, en una nueva campaña publicitaria donde utiliza su voz para abogar por los inmigrantes indocumentados que no están cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud.
"La inclusión —cobertura para todos— es necesaria para que la Ley del Cuidado de Salud sea exitosa", señaló Daniel Zingale, vicepresidente de The California Endowment. "Nuestra campaña #Health4all intenta completar el buen trabajo que empezó con Obamacare".
La campaña #Health4all consiste de un grupo de personas indocumentadas, y ex indocumentadas, como Torres, que describen su contribución a la economía de California, pero que a pesar de esto carecen de cuidados médicos preventivos.
Dicho esfuerzo es el siguiente paso del California Endowment para crear conciencia sobre la importancia de que todo californiano tenga acceso a cuidados de salud, incluyendo los indocumentados.
En qué consiste
La primera fase de la campaña "Dreaming of Healthcare" consistió de anuncios de televisión en donde un grupo de estudiantes indocumentados conocidos como "DREAMers" o Soñadores, hablaron de los retos de obtener cuidados médicos. Las fotos aparecerán en espectaculares, paradas de autobúses y otras áreas de todo el estado, desde Los Ángeles y Sacramento, hasta San Francisco y Bakersfield.
Durante la reciente sesión de fotos en Los Ángeles para la campaña, María Luna habló su experiencia con la tuberculosis, una infección potencialmente mortal que afecta principalmente a los pulmones.
"Estaba perdiendo mucho peso porque mis defensas estaban bien bajas", dijo la empresaria de 25 años de edad". Tenía una tos constante y no tenía nada de energía. Tuve que tomar antibióticos durante un año", señaló. "No sabía que existía una manera para prevenir la tuberculosis".
Por fortuna, Luna recibió atención médica en una clínica comunitaria del Condado de Yolo a través de un programa similar a los programas de salud para gente de bajos recursos, Low Income Health Plans (LIHP), que existen en 52 de 58 condados en California y que provee cuidados de salud a los californianos que carecen de seguro médico hasta que la Ley del Cuidado de Salud entre en vigor en enero del 2014.
Cambio de programa
Los programas LIHP vencen a final del 2013, cuando el Obamacare entra en vigor en su totalidad. Los 500 mil californianos en estos programas pasarán a una cobertura completa en el programa Medi-Cal. Sin embargo, los californianos de bajos recursos y sin documentos están excluidos de la expansión del Medi-Cal, y seguirán necesitando acceso a cuidados de salud asequibles.
"Nuestro sistema de salud funciona mejor cuando todos están incluidos y pueden obtener la atención primaria y los cuidados preventivos desde el principio, no sólo tratamiento de emergencia, que es más caro", afirmó Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California. "La Ley del Cuidado de Salud reducirá drásticamente el número de personas sin seguro, pero los condados de cada estado pueden hacer más para asegurarse que todos tengan un 'hogar' médico, incluyendo los indocumentados".
Durante la reciente sesión de fotos, Torres habló de las convulsiones de su madre y su deseo de ayudar a otras familias indocumentadas cuando se gradúe como médico.
"Me sentía con las manos atadas", señaló el estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, Los Ángeles. "Sentía que vivía en la obscuridad. Me sentía oprimido", confesó.
Torres y Luna ya no se preocupan por obtener un seguro médico. Hoy en día utilizan sus voces para abogar por el millón de personas que esperan hasta que se agraven sus enfermedades para atreverse a consultar a un médico, ya que carecen de seguro de salud.
"Todos deben estar asegurados para que la reforma de salud del presidente Obama tenga éxito", afirmó Luna. "Esto no sólo es cuestión de vida o muerte para los inmigrantes indocumentados, también es un peligro para el resto de la comunidad porque las enfermedades no tienen fronteras", agregó.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios