Las autodefensas en México se preparan para la toma de más municipios

AFP | Nov 18, 2013 | 11:14 AM
MEXICO - Líderes de grupos civiles armados en el convulso estado mexicano de Michoacán (oeste), que el sábado tomaron el municipio de Tancícuaro, aseguran que su próximo objetivo es Los Reyes y que su expansión no se detendrá hasta liberar a todos los pueblos del crimen organizado.
“Hartos de las sangrientas batallas entre cárteles narcotraficantes, así como de sus extorsiones y”
Hartos de las sangrientas batallas entre cárteles narcotraficantes, así como de sus extorsiones y secuestros, habitantes de varios pueblos de Michoacán e incluso otros estados del sur de México han visto surgir desde inicios de 2013 grupos de civiles armados, llamados autodefensas que argumentando la inacción de las autoridades toman sus ciudades.
El sábado, cerca de 400 miembros de autodefensas de los municipios michoacanos de Buenavista y Tepalcatepec se trasladaron al cercano Tancítaro para reforzar la toma de esa alcaldía por parte de sus pobladores.
“Queremos que todo México se levante (en armas), pero especialmente Michoacán, que es a los que más nos están chingando (afectando)” las bandas de la delincuencia organizada, dijo a la AFP Hipólito Mora, líder de la autodefensa del pueblo de Buenavista, que participó de la toma de Tancítaro.
Por su parte, José Manuel Mireles, líder en Tepalcatepec, advirtió que el próximo objetivo de los civiles armados es el municipio de Los Reyes, de unos 40 mil habitantes y fronterizo con el estado de Jalisco.
“Llegó el momento de que se incorporen con nosotros a la defensa de su vida, porque esta es una lucha a muerte”, dijo en un mensaje de audio publicado en la página Facebook “Valor por Michoacán”, que es administrada por el movimiento armado.
“Sabemos que la gente está muy temerosa, pero también sabemos que están esperando el momento oportuno para levantarse en armas”, añadió Mireles, quien considera a Los Reyes como un punto clave, pues ahí “dejan las cabezas” de muchos michoacanos asesinados.
Haciendo uso de una cruda violencia e infiltrándose en las instituciones, cárteles como Los Caballeros Templarios, La Familia Michoacana y Jalisco Nueva Generación han llevado a Michoacán a una situación que muchos consideran propia de un Estado fallido.
Pobladores, comerciantes y clérigos, en medio del fuego cruzado de las bandas criminales, son víctimas de constantes cobros de cuota que gangrenan la economía local y hacen imposible la vida diaria.
Ante esta situación, el gobierno federal desplegó en mayo a miles de soldados y policías en Michoacán, especialmente en la conflictiva subregión de Tierra Caliente.
Sin embargo, este esfuerzo por traer la paz parece vano hasta ahora, pues los hechos de violencia no dejan de reproducirse en este estado en que el ex presidente Felipe Calderón (2006-2012) inició su ofensiva militar contra el crimen organizado, una lucha que hasta la fecha deja más de 77,000 muertos.
La toma de Tancícuaro estuvo precedida por un enfrentamiento entre autodefensas y pistoleros que arrojó un saldo de tres muertos y dos heridos.
“Nos dispararon primero con rifles calibre .50 y AK47, entonces lo que hicieron los muchachos de nosotros es responderles y ahí quedaron tres muertos de Los Caballeros Templarios (…) y de nosotros algunos heridos”, relató Mora.
Las armas en manos de las autodefensas
Al percibir la llegada de las autodefensas, los policías municipales de Tancítaro huyeron, pues “todos ellos están implicados” en el crimen organizado, añadió.
Entre los hechos recientes más violentos perpetrados en Michoacán figura un ataque masivo perpetrado a finales de octubre con armas de alto calibre y bombas “molotov” contra varias estaciones eléctricas, que dejaron sin luz a 420 mil personas durante horas.
Además, la semana pasada se hallaron fosas clandestinas en los límites con Jalisco, de las que se han exhumado hasta el momento 18 cadáveres, muchos de ellos mutilados.
“Nosotros tenemos como objetivo único exterminar a todo el crimen organizado” de Michoacán, dijo Mireles, quien exhortó a los criminales de Los Reyes a entregarse a las autoridades federales antes de su llegada al municipio.
“Estamos muy cerca y para allá vamos”, aseguró Mireles, mientras su colega Mora cuenta “unos seis o siete municipios” tomados por los autodefensas, de los 20 que tiene Michoacán.
A finales de octubre, autodefensas intentaron ocupar la cabecera de Apatzingán, un municipio de más de 100 mil habitantes e importante bastión de Los Caballeros Templarios, pero la toma fue impedida por las fuerzas armadas.
Sin embargo, la toma fue impedida por las fuerzas armadas federales que desde mayo fueron desplegadas por miles en gran parte de Tierra Caliente, en un intento -hasta ahora vano- de contener la violencia generada por los cárteles.
"Vamos a seguir apoyando a todo pueblo que quiera liberarse de estos rateros (...) Tan solo en Michoacán ya se han levantado muchísimos pueblos de unos seis o siete municipios", advirtió Mora.
©AFP
Commentarios