Sufrió muerte cerebral pero eso no le impidió dar a luz a su bebé

Univision.com | Nov 14, 2013 | 4:53 PM

Dio vida no sólo a su bebé

Cuando esta mujer quedó embarazada no imaginaba cuál sería su destino y el de su bebé. Aunque la vida no le dio la oportunidad de verlo nacer, si puso en sus manos el milagro de su existencia. Su mundo giró cuando a las 15 semanas de embarazo sufrió un accidente cerebrovascular. El desenlace inmediato: su muerte cerebral.
“La decisión de la familia y de su pareja no fue nada fácil pero el reto era ese amor que ya sentía”
La decisión de la familia y de su pareja no fue nada fácil pero el reto era ese amor que ya sentían por el pequeño que crecía en el vientre de esta joven húngara. Entonces optaron por mantenerla con vida artificial y así, que su bebé siguiera creciendo.
El nombre de la joven no ha sido revelado. Tenía 31 años cuando fue desconectada. Así lo decidió su familia a los dos días después de que dio a luz a un bebito que nació por medio de una césarea.
Pero el otorgar vida no fue la única luz que pudo brindar mediante su cuerpo: sus órganos sirvieron para salvar a cuatro pacientes que necesitaban ser transplantados.
Tenía tan solo tres meses cuando le ocurrió este accidente cerebrovascular. Su familia la trasladó a un hospital de urgencias y luego un helicóptero la llevó al centro médico de la Universidad de Debrecen, en Hungría.
La operaron pero los resultados no fueron satisfactorios: sufrió muerte cerebral y aunque ya no podía moverse, pensar o salir adelante de este golpe, lo que sí pudo fue darle vida a su bebé dentro de su vientre. Un corazón que latía junto al suyo.
Todos se unieron por salvarle la vida a este chiquito que tenía pocos meses de gestación. A lado del cuerpo de la mamá se puso un radio para roderlo de voces humanas.
Su familia hacía constantes visitas al hospital. Le hablaban al bebé y acariciaban el vientre, dijo Csilla Molnár, jefa de Neurocirugía del hospital, según Clarín.
A los tres meses de estos cuidados, el personal médico decidió que este bebito debía nacer. Le hicieron una cesárea en la semana 27.
El resultado: un chiquito que pesó 3 libras (1,420 kilos). Antes de ser dado de alta pasó 2 meses y medio en la incubadora. Luego salió del hospital.
Ahora está con su familia. Vive con su padre quien seguramente le contará de la hazaña de su mamá.
©Univision.com
Commentarios