La comunidad inmigrante indignada por las declaraciones de Boehner

Univision.com | Nov 14, 2013 | 12:55 PM

SIGUIENTE:

Activistas marcharon hoy frente al Capitolio y el presidente Obama se pronunció también ante la negativa de la cámara de incluirla en sus sesiones.

Activistas le dicen a los republicanos que responderán con votos en las próximas elecciones

El anuncio hecho el miércoles por el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), de que no habrá negociaciones mayores de la reforma migratoria este año, causó decepción y malestar en la comunidad inmigrante y congresistas. Pero los dirigentes aseguran que a pesar de la noticia no se rinden y que seguirán batallando hasta el último segundo.
“"Las declaraciones del señor Boehner representan un retroceso a su propias palabras, de que la ref”
"Las declaraciones del señor Boehner representan un retroceso a su propias palabras, de que la reforma es algo importante que se debe arreglar”, dijo a Univision Noticias Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Si hay una gotera en el techo no se le ignora, se repara antes de que empiece a llover otra vez. Boehner quiere ignorar que no hay techo en esta casa y tiene que hacer algo antes del final de 2013, le guste o no”, agregó.
Cabrera dijo además que “a pesar de lo que digan Boehner y (Kevin) McCarthy (el tercero en el mando republicano de la Cámara de Representantes, quien la semana pasada dijo que ya no había tiempo para el debate este año), nosotros tenemos que seguir presionando hasta que su falta de compromiso se quebrante y actúen a nuestro favor”.
El activista dijo la comunidad inmigrante “está hasta la coronilla de esperar que tanto oponentes como aliados hagan lo correcto y anden preocupados solo por sus futuros políticos”.
“Si la preocupación son votos, no es falsa promesa que nuestras comunidades se movilizaran en masa a las urnas hasta hacerle cobrar con creces a quienes no nos apoyaron o se quedaron sentados en esta faena tan importante”, advirtió.
Pura política
El congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) dijo a Univision Noticias que “nadie, ni siquiera el speaker Boehner, pude decir que la reforma migratoria está muerta”.
El legislador de Illinois, que integró el llamado Grupo de los Ocho que redactaba en secreto un plan de reforma migratoria que nunca vio la luz del día, señaló que “para millones de familias estadounidenses integradas por inmigrantes, el tema de la reforma migratoria está lejos de haber desaparecido”.
“Los republicanos están haciendo una decisión puramente política basada en las elecciones de noviembre próximo y no temen a la reacción de los latinos, los asiáticos, los jóvenes y la comunidad empresarial y religiosa que se organizó para impulsar la reforma migratoria”, advirtió.
También dijo que se trataba de “un gran error por parte de los republicanos” dar por concluido el debate en lo que queda de 2013 y recordó que diariamente cientos de familias están siendo golpeadas por la deportaciones. “Pero los líderes del Partido Republicano insisten en no hacer nada para detener esta tragedia”, apuntó.
Durante la primera administración del presidente Barack Obama (2009-2012) el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) batió cuatro récords sucesivos de deportaciones con cerca de 1.6 millones.
"Ya lo sabíamos"
En Miami, Florida, Carlos Pereira, director ejecutivo del Centro de Orientación del Inmigrante (CODI) tildó de “arrogante” la declaración de Boehner y señaló que la decisión de cerrarle la puerta a la reforma migratoria en el 2013 “está terminando de hundir su partido con nosotros, los latinos”.
“Creo que no tiene (Boehner) una persona que lo asesore bien con el tema de inmigración y sobre nuestra comunidad. Recordemos que el distrito que él representa no somos tan influyentes y no representamos tanto riesgo para que él pierda su silla con nuestro voto”.
Para Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA, en Los Angeles, California, has declaraciones de Boehner sobre la reforma migratoria “confirman lo que ya nosotros sabíamos”.
“Qué bueno que el presidente de la mayoría republicana en la Cámara nos ha honrado don esa declaración tan clara de cuál es la verdadera posición del Partido Republicano sobre la reforma migratoria”, indicó. “Muchos habíamos dicho por mucho tiempo que a ellos (los republicanos) no le interesaba discutir y llegar a un acuerdo por una reforma migratoria comprensiva. Siempre lo negaron y dijeron que ellos querían una solución sobre este asunto, pero hemos documentado en todo este tiempo que jamás les interesó cumplir este compromiso”.
Gutiérrez dijo que la comunidad inmigrante, a pesar del escenario que se está presentando, “seguirá trabajando con todo el mundo que tenga interés en trabajar por la reforma migratoria” y que en noviembre del año próximo expresarán sus opiniones en las urnas.
El primer martes de noviembre del 2014 los estadounidenses acudirán a las urnas para renovar la Cámara de Representantes en su totalidad y un tercio del Senado.
Asunto de "miedos"
"La pregunta obligada es a qué le temen Boehner y la mayoría republicana en su negativa de negociar con la versión que el Senado aprobó en junio de este año. ¿A que avance la vía a la ciudadanía con una simple mayoría en el pleno de la Cámara de Representantes, una medida que los estadounidenses favorecen?”, preguntó Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice.
La activista agregó que las declaraciones de Boehner el miércoles “demuestran que quien controla al Caucus republicano cameral es la misma minoría extremista que provocó el cierre gubernamental con su pelea presupuestaria, imponiéndose sobre la mayoría y sobre lo que sea para beneficio del país”.
“Lo mismo están haciendo con la reforma migratoria”, agregó.
Hastings también citó que en el pleno de la Cámara de Representantes existen los 218 votos necesarios para aprobar un plan reforma migratoria similar al que votó el Senado en junio y que incluye la ciudadanía, pero que el liderazgo republicano tiene detenida una votación por la vigencia de la regla Hastert, anunciada en junio por Boehner.
La regla Hastert solo permite enviar a la consideración del pleno aquellos proyectos que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría (118 de los 234 votos republicanos).
“En este momento existe una mayoría simple para avanzar un plan de reforma con vía a la ciudadanía en la Cámara Baja con el apoyo de una mayoría demócrata y una minoría republicana. Pero en una Cámara Baja donde se ha aniquilado el bipartidismo, al líder le es más sencillo seguir cerrando avenidas para el avance de la reforma”, dijo Hastings.
Menéndez: "Un insulto"
El miércoles, poco después de las declaraciones de Boehner, el senador demócrata Bob Menéndez dijo en un comunicado que los comentarios “son un insulto para la mayoría de los estadounidenses que quieren ver una reforma migratoria integral”.
La analista republicana, Helen Aguirre Ferré, le dijo a Univision Noticias que a pesar de lo dicho por el presidente del Congreso, que no habrá “conversaciones formales” sobre el proyecto de reforma migratoria aprobado en junio por el Senado, se tiene pensado enviar un proyecto a votación el marzo de 2014.
Y agregó que la culpa del impasse que se registró en la Cámara tras la aprobación del proyecto S. 744 en el senado a finales de junio “la tienen todos, los republicanos, los demócratas y la Casa Blanca”, pero insistió en que algo se moverá en marzo del año entrante.
Boehner dijo que "no tenemos ninguna intención" de considerar el proyecto de ley del Senado, plan que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes penales, entre otros requisitos.
©Univision.com
Commentarios