Boehner le cierra la puerta a la reforma migratoria en el 2013

Univision.com | Nov 13, 2013 | 2:34 PM

SIGUIENTE:

John Boehner confirmó que el liderazgo republicano no tiene intención de discutir la reforma migratoria.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (republicano de Ohio), aseguró el miércoles que no habrá conversaciones formales sobre el proyecto de reforma inmigratoria aprobado por el Senado el 27 de junio y que incluye la ciudadanía para los indocumentados.
“¿Crees que mintieron con las promesas de la Reforma Migratoria? Opina en nuestro Foro.”
Las declaraciones del líder de la Cámara constituyen una nueva señal de que los republicanos no discutirán el tema, por lo menos en lo que resta de 2013.
La semana pasada dos congresistas republicanos, Mario Díaz-Balart (Florida) y Kevin McCarthy (California) habían advertido de que ya no hay tiempo para la reforma migratoria y que probablemente sería discutida en el 2014, pero sin garantías de que eso ocurra.
La respuesta de Boehner se registra en momentos que el presidente Barack Obama se reúne con líderes religiosos para hablar del tema y presionar a la Cámara de Representantes a que avance un proyecto de reforma migratoria comprensiva este año.
El proyecto del Senado
El 27 de junio el Senado aprobó el proyecto de ley S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Antes de ser aprobado Boehner advirtió que la cámara debatiría su propia iniciativa, que lo haría por partes y recordó la vigencia de la regla Hastert, que sólo permite el envío al pleno de aquellas iniciativas que tengan el apoyo de la mayoría de la mayoría (118 de los 234 votos republicanos).
Los demócratas entregaron en octubre el plan HR 15 basado en el plan del Senado con modificaciones a una polémica enmienda de seguridad. El proyecto cuenta con patrocinio de 126 congresistas demócratas y tres republicanos y el apoyo de la Casa Blanca.
El presidente Obama asegura que el HR 15 tiene los 218 votos necesarios en el pleno para ser aprobado, pero los republicanos reiteran la vigencia de la regla Hastert.
Fuentes del Congreso dijeron a Univision Noticias.com que el liderazgo republicano, además de hacer prevalecer la regla Hastert, no enviarán al pleno ningún proyecto que no vaya a ser aprobado porque no están dispuestos a sufrir una derrota política.
Fin del debate
Así las cosas, el debate se encuentra prácticamente muerto.
Boehner, además, dijo a periodistas en el Congreso que quiere enfocar el asunto por partes y no de manera global como presiona la Casa Blanca y tal como lo hizo el Senado.
A la fecha el Comité Judicial ha aprobado cinco enmiendas, todas ellas relacionadas con el tema de la seguridad y ninguna de ellas garantiza la legalización de los 11 millones de indocumentados.
Una de las enmiendas se basó en un proyecto de ley republicano aprobado el 15 de diciembre de 2005 e introducido por el congresista Jammes Sensenbrenner (Wisconsin). La medida, conocida como H$ 4437, criminalizaba la estadía indocumentada, un acto que en la actualidad representa sólo una falta de caractr civil.
No lo aceptan
"El impulso por la reforma migratoria no puede morir porque es urgente y necesario", dijo Maribel Hastings, asesora ejecutiva de Americas Voice. "Cuando no se ha resuelto un problema evadirlo sólo lo hace más presente y evidente"..
"Si finalmente no hubiese debate este año, tampoco implica necesariamente que haya muerto, porque todavía al presente Congreso le resta un año de vigencia en 2014 y, por lo tanto, hay posibilidades de avanzar", agregó.
La activista dijo además que "Los culpables por este retraso han sido la desidia, la falta de voluntad política y la falta de liderazgo en diversos momentos y a diversos niveles. Este año el Senado aprobó un plan imperfecto, pero que constituyó el primer paso para atajar este asunto de una vez y por todas".
Hastings dijo además que "en lugar de buscar consenso mientras el Senado debatía su propuesta, la Cámara Baja de mayoría republicana insistió en que no consideraría esa medida y que produciría su propio plan que todavía estamos esperando".
Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes también fustigaron la política de deportaciones que lleva a cabo el gobierno del presidente Barack Obama. Durante la primera administración, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) deportó a más de 1.6 millones y se espera que en enero la cifra sobrepase los 2 millones.
Las organizaciones reiteran que entre seis y siete de cada 10 deportados no tenìa antecedentes que representaran una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, y sostienen que una reforma migratoria comprensiva pondría fin a la dramática separación de familias.
Un “insulto”
Tras las declaraciones de Boehner, el Senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto de ley bipartidista S. 744 aprobado en junio, dijo que los comentarios del presidente de la Camara “son un insulto para la mayoría de los estadounidenses que quieren ver una reforma migratoria integral”.
El senador por Nueva Jersey dijo que ya habían pasado más de seis meses desde que el Senado aprobó el plan S. 744 y que en todo ese tiempo la Cámara “ha votado irresponsablemente más de 45 veces para eliminar los fondos de la Ley de Salud Asequible” y que ahora Boehner “reclama que no hay suficiente tiempo para sostener un voto solo sobre la reforma migratoria”.
Menéndez dijo que ese era “el mismo tipo de obstruccionismo republicano que llevó al cierre de nuestro gobierno el mes pasado” y que “legislar como adultos requiere de cooperación y acuerdos”.
Añadió que “negarse a por lo menos negociar sobre este tema no refleja las verdaderas intenciones de la mayoría del Congreso de los Estados Unidos o del pueblo estadounidense. Mientras el Presidente de la Cámara Boehner continúa con sus juegos políticos, toda la nación sigue sintiendo el impacto económico y humano de un sistema migratorio roto”.
Menéndez urgió a sus colegas de ambos partidos a rechazar la estrategia de Boehner que tildó de “irresponsable e inaceptable” y pidió un voto inmediato en el pleno de la Cámara de Representantes para aprobar “una reforma migratoria integral de sentido común”, concluyó.
©Univision.com
Comentarios