Niños le dicen a Boehner: "Usted nos mintió en nuestras caras"

Univision.com | Nov 13, 2013 | 1:00 PM

El liderazgo republicano le cerró la puerta a la reforma migratoria en 2013

Dos adolescentes que el miércoles acudieron al Congreso para hablar con el presidente de la Cámara de Representantes y hablar de la reforma migratoria, dijeron que el congresista de Ohio, John Boehner, les había “mentido en sus caras” luego de declarar que no habría conversaciones formales sobre el proyecto aprobado por el Senado en junio.
“Carmen Lima, de 13 Años, y Jennifer Martínez, de 16, forman parte de un grupo que viajó a Washingt”
Carmen Lima, de 13 Años, y Jennifer Martínez, de 16, forman parte de un grupo que viajó a Washington para compartir sus historias como hijos de inmigrantes afectados por las deportaciones y que necesitan que el Congreso legisle una ley que regularice a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.
Las dos inmigrantes abordaran a Boehner para pedirle explicaciones sobre el progreso del texto para la reforma migratoria en el país y le preguntaran cómo se sentiría si estuviera en el lugar de sus padres.
Carmen Lima, de 13 años y proveniente de California, tuvo tiempo de explicarle al presidente de la cámara baja que su padre está en riesgo de ser deportado, lo que podría poner en peligro su unidad familiar.
"¿Cómo se sentiría usted si tuviera que decirle a sus hijos a la edad de diez años que nunca vas volver a casa?", le preguntó Lima a Boehner. "Eso es lo que me pasó. Pensé que nunca iba a ver a mi padre otra vez. Lloré mucho cuando mi mamá me lo dijo", le explicó la niña.
"No estaría bien", respondió Boehner, quien les aseguró estar trabajando en ello.
Boehner descartó luego pláticas sobre un proyecto integral de reforma migratoria, dejando con ello en claro que el debate se da por concluido faltando 14 días hábiles para que finalice el debate legislativo del año 2013.
El grupo
Lima y Martínez integran un grupo de 200 niños que viajaron desde Arizona para pedir la reforma migratoria. Arribaron este miércoles y el jueves recorrerán los pasillos del Congreso para hablar con congresistas.
A primera hora la agenda indicaba que los pequeños inmigrantes intentarán reunirse con legisladores republicanos de California, Michigan y Arizona, y con el presidente del Congreso, John Boehner (Ohio), para pedirles un voto por la reforma migratoria antes que termine el período de sesiones 2013. Pero las declaraciones de Boehner cambiaron el escenario.
La caravana está compuesta por niños “de familias que han sido impactados directamente por la actual política migratoria; algunos de ellos han vivido en carne propia la separación de sus padres, porque estos han sido deportados", dijo a la agencia Efe Petra Falcón, directora de Promesa Arizona, uno de los grupos que organizan este viaje.
"Es importante que los políticos escuchen estas historias humanas de boca de estos niños. En estos momentos tenemos que tocarles los corazones a estos políticos que tienen en sus manos el futuro de tantas familias inmigrantes", enfatizó.
Los testimonios
Entre los niños del grupo viaja Brian Sánchez, de 11 años y ciudadano estadounidense, quien tiene dos hermanas que viven en México y su madre es indocumentada.
En Estados Unidos hay millones de niños estadounidenses como Sánchez que padecen la dura política de deportaciones. Durante la primera administración de Barack Obama el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) deportó a más de 1,6 millones de indocumentados.
Todos los niños tienen historias de sufrimientos extremos por el miedo a quedarse solos o que sus padres sean enviados a prisión y luego expulsados de Estados Unidos.
Los pequeños también han sufrido “el impacto de leyes estatales como la SB1070 en Arizona. Necesitamos una reforma migratoria", dijo Falcón.
Advertencia de La Raza
Ya en 2007 el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos, había advertido que en Estados Unidos "hay 12 millones de inmigrantes indocumentados en situación de riesgo de detención y deportación, y alrededor de 5 millones de niños, de los cuales 3 millones son ciudadanos de Estados Unidos".
Agregó que la falta de una reforma amplia niega el empleo a padres de hijos estadounidenses, y con ello los sume en la pobreza y aumenta los riesgos en otras áreas tales como salud y educación.
También criticó la aprobación de recursos para aumentar la capacidad de detención del DHS y la deportación de inmigrantes indocumentados en vez de darles una oportunidad para que regularicen su estadía.
"Por cada dos adultos detenidos en una redada, por lo menos un niño resulta afectado", apuntó La Raza. "Y dos terceras partes de esos niños son ciudadanos estadounidenses".
©Univision.com
Comentarios