Siguen sin hallar a las cuatro monjas mexicanas desaparecidas en Filipinas

Univision.com | Nov 12, 2013 | 4:44 PM

Por Luz Adriana Santacruz y Paola Ortiz

CIUDAD DE MÉXICO - Aún no hay rastros. Desde el viernes pasado, cuando el tifón Haiyán pegó con toda su furia en Filipinas, no se sabe nada de ellas. Las cuatro religiosas mexicanas desaparecidas en Filipinas no aparecen por ningún lado. Después de que el embajador de México en el devastado país, Julio Camarena, informara sobre su busqueda, nada se ha sabido de estas monjas.
“Hasta el momento no se sabe de qué orden religiosa son, sus nombres, edades o inclusive alguna señ”
Hasta el momento no se sabe de qué orden religiosa son, sus nombres, edades o inclusive alguna seña particular que ayude a su localización y posterior identificación.
Ante la falta de datos precisos sobre estas cuatro monjas, UnivisionNoticias.com contactó con personal cercano a la Embajada de México en Filipinas.
Karina García indicó a UnivisionNoticias.com que los detalles de estas cuatro mujeres sólo podía darlos el embajador y que la única manera de contactarlo era mediante la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.
A García se la logró contactar recién a las 4.30 de la mañana de Filipinas. Agregó que por el horario no había nadie que pudiera dar atención en la embajada.
Horas antes, el embajador Julio Camarena concedió una entrevista para Grupo Imagen Radio, en donde comentó que había cuatro residentes desaparecidos y que estaban tratando de reestablecer comunicación con ellos. No habló de su ocupación ni de su sexo.
"El tifón golpeó una zona donde se tenían registrados a 15 residentes y dos turistas mexicanos. Hasta el momento se ha logrado la comunicación con 11 de los residentes y los dos turistas. Se sigue intentando hacer contacto con los cuatro residentes faltantes", enfatizó.
En posteriores declaraciones a Foro TV, Camarena dijo que antes de que el tifón tocara tierra, la embajada había enviado correos electrónicos a toda la comunidad mexicana para invitarlos a evacuar las zonas de peligro.
“Logramos tener comunicación con la gran mayoría de los ciudadanos mexicanos desde antes de la llegada del tifón y ayudamos a algunos de ellos a reubicarse”, dijo.
Vivían en un monasterio de Bisayas
Por su parte, la cancillería mexicana, mediante su Departamento de Comunicación Social dijo a Univision.com que ni siquiera ellos tenían los nombres de las religiosas y sólo sabían que se encontraban en un monasterio en el archipiélago de Bisayas.
"No sabemos los nombres de las religiosas y aunque los supieramos no podríamos proporcionarlos. Sólo sabemos que residen en el archipiélago de Bisayas", añadió Arturo Tornel, director de información en la Secretaría de Relaciones Exteriores.
La incógnita sobre el destino de estas cuatro monjas crece con el paso de las horas. El embajador mexicano intentó bajar el tono a la preocupación que rodea el caso y dijo que las monjas no están desaparecidas, sino que simplemente no se ha podido establecer contacto con las zonas donde ellas se encontraban, ya que apenas se están restableciendo las comunicaciones.
Lo cierto es que las monjas no aparecen y son muchos los que temen por sus vidas.
Hasta el momento se han contabilizado 1,774 víctimas mortales en todo el país, en donde 1,660 se han producido sólo en las Bisayas Orientales.
El Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino prosigue con el lento recuento oficial en su último informe publicado en el que también habla de 2,487 heridos.
Cerca de 10 millones de filipinos se han visto afectados por los estragos creados por el tifón "Haiyan", bautizado como "Yolanda" por las autoridades locales, de los cuales al menos 660 mil son desplazados, según el recuento del órgano gubernamental.
El gobierno de México, por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), anunció que aportará un millón de dólares para los damnificados provocados por el paso del tifón Haiyan.
La ayuda que se dará, además de suministros diversos, contempla recursos en efectivo, destinados tanto al gobierno de ese país como a la Cruz Roja.
©Univision.com
Commentarios