UNICEF cree que hasta 4 millones de niños pueden estar afectados por Haiyan

EFE | Nov 10, 2013 | 5:23 PM

Es la cifra que calcula UNICEF. Trabajan contrarreloj para llevarle ayuda a los más pequeñitos.

Son los más chiquitos, los más vulnerables y los que necesitan más ayuda. El tifón Haiyán puso en jaque a la niñez en Filipinas tras su devastador paso y UNICEF cree que hasta cuatro millones de pequeños pueden haber quedado afectados en Filipinas.
“UNICEF dio a conocer hoy la impactante cifra después de que la tormenta ha causado unos 10 mil mue”
UNICEF dio a conocer hoy la impactante cifra después de que la tormenta ha causado unos 10 mil muertos en ese país.


El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) indicó en un comunicado difundido en Nueva York que está acelerando el envío de suministros de urgencia a las zonas de Filipinas más afectadas por el desastre, que golpeó al país el viernes.
UNICEF explicó que ya ha movilizado alimentos terapéuticos para niños, agua y material sanitario e higiénico para ayudar a un máximo de tres mil familias, dentro de las existencias disponibles en el país, y que se distribuirán en la zona de Tacloban tan pronto como sea posible el acceso.
 Precisamente, esa es hasta el momento la zona más afectada de la que se tienen registros.
"Llegar a las zonas más afectadas es muy difícil, con acceso limitado debido al daño causado por el tifón a las infraestructuras y comunicaciones", señaló en la nota el responsable de UNICEF en Filipinas, Tomoo Hozumi.


Un almacén de UNICEF en Copenhague ha comenzado a enviar por vía aérea material valorado en 1.3 millones de dólares, y que incluye pastillas de potabilización de agua, jabón, lonas, suplementos nutritivos y material medico.
Ese material permitirá ayudar a otras 10 mil familias, incluyendo los afectados por un reciente terremoto en la zona de Bohol.


UNICEF recalcó que los niños que han escapado al "terrible daño" del tifón "necesitan ayuda urgente para sobrevivir a las secuelas de la tormenta", con una atención especial al suministro de agua y los sistemas de saneamiento.
La agencia recordó que los niños necesitan también "espacios seguros y protegidos para jugar y reanudar sus estudios" mientras los adultos trabajan en la reconstrucción.


Los niños son las víctimas más vulnerables en estas circunstancias y suelen sufrir más que ninguna otra población, ya que no solo padecen los mismos traumas sino que además muchos han perdido a sus padres y familias a una edad muy temprana. Los niñitos no logran entender lo que les ha sucedido y les es muy difícil hallar esperanza.
Hozumi recalcó que, según se conocen más datos sobre el impacto "de esta crisis devastadora", está claro que hay muchos más niños afectados de lo que se pensó al principio.

"UNICEF está haciendo todo lo que puede para llegar a estos niños tan rápido como es posible con suministros vitales", afirmó el responsable de la agencia en Filipinas.
©EFE
Commentarios