Reconocimiento facial, antes un arma de guerra, disponible en el Condado de San Diego

Univision.com | Nov 07, 2013 | 6:27 PM
Preocupación por la t... Preocupación por la t...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Un programa piloto del gobierno en San Diego puede reconocer a cualquiera con solo una foto.

Tecnología de punta es utilizada por policías municipales para combatir el crimen

Por: Ali WinstonThe Center for Investigative Reporting
“Sobre una calle residencial en el condado de San Diego, California, la Policía de Chula Vista acab”
Sobre una calle residencial en el condado de San Diego, California, la Policía de Chula Vista acaba de arrestar a una mujer joven, aun en su pijama, por posesión de narcóticos. Antes de llevársela, el oficial Rob Halverson se detuvo frente al patio delantero, apuntó su tableta Samsung Galaxy al rostro de la mujer y le tomó una foto.
Halverson manipuló la tableta con su dedo índice por un rato, y sin siquiera pedir el nombre de o revisar su identificación, de repente toda la información personal de la mujer apareció en la pantalla, incluida la foto de prisión de su último arresto, su dirección e historial criminal.
Halverson analizó la foto de la mujer en el Sistema de Identificación Táctil, una nueva tecnología de reconocimiento facial ahora en las manos de las de seguridad de San Diego. En un instante, el sistema compara imágenes tomadas in situ con bases de datos de casi 348,000 registros de arrestados en San Diego. El sistema mismo contiene aproximadamente 1.4 millones de fotos de archivo dado que  muchas personas tienen varias fotos de prontuario.
El poco conocido programa podría convertirse la tecnología de reconocimiento facial más grande de las fuerzas de seguridad de los Estados Unidos. En medio del debate internacional sobre la recolección y circulación de enormes cantidades de información sobre el público, este programa piloto está poniendo toda esa meta data en uso en tiempo real durante las operaciones.
Rodeado de secretismo
El uso de esta tecnología comenzó sin ninguna notificación oficial o audiencia pública. El secretismo del programa ha alarmado a expertos en privacidad y ha suscitado cuestionamientos sobre si San Diego es el anticipo de un futuro alarmante  en el que pocas personas se podrán escapar de ser catalogadas en bases de datos gubernamentales.
Son 25 agencias de seguridad federal, estatal y locales, incluyendo el Servicio de Inmigración y Seguridad de Aduanas, la Patrulla Fronteriza, el departamento del Alguacil del Condado de San Diego y la Universidad de San Diego, las que participan en el sistema. El proyecto es coordinado por la Asociación de Gobiernos de San Diego y se apoya en un vasto programa de circulación de datos conocido como Automated Regional Justice Information System, o Sistema de Información Automatizada de Justicia Regional.
Para algunos, el uso de información biométrica por parte de la policía representa un paso radical en la militarización de la administración de la ley en Estados Unidos.
Durante anos, esta tecnología que fue desarrollada para el campo de batalla ha ido migrando a las fuerzas de seguridad domesticas. Desde el 11 de septiembre, las guerras en Afganistán e Irak han acelerado esa transferencia. La tecnología de reconocimiento facial, utilizada ampliamente por las fuerzas militares, es la nueva frontera.
“Lo que estamos viendo ahora es mucho más orientado a la vigilancia, y esta enmascarado bajo la fórmula de policía preventiva”, dijo Kevin Keenan, ex director ejecutivo de la Union Americana de Libertades Civiles – ACLU - de San Diego y Condados Imperiales. “En realidad se trata de esta aspiración de prevención y control social a través del monitoreo de las acciones de todos y su almacenamiento a perpetuidad.”
Lejos de la justicia
La legalidad del uso de tecnología de reconocimiento facial por las fuerzas de seguridad no ha sido pesada por las cortes. Pero una Asesoría de Impacto sobre la Privacidad llevada a cabo por el Sistema de Información Automatizada de Justicia Regional sostiene que las fotos de cualquier persona de común puede ser tomada durante “encuentros tradicionales entre policía y civiles”.
Las agencias de seguridad de San Diego han usado el sistema de reconocimiento facial desde comienzos de este año, cuando fueron distribuidos 133 tabletas Galaxy y smartphones a 25 agencias de seguridad en la región, según documentos obtenidos a través de una petición de información pública solicitada por la Electronic Frontier Foundation, Fundacion Frontera Electrónica, una organización sin ánimo de lucro en San Francisco que monitorea temas de vigilancia y privacidad.
En comparación con el número de arrestos en toda la región de San Diego, que tiene en total casi 3.2 millones de residentes, el sistema comienza con números relativamente modestos. En los primeros diez meses de 2013, los oficiales hicieron 5,629 solicitudes de información a través de la base de datos.
Los oficiales del Departamento del Alguacil y la Asociación de Gobiernos de San Diego rechazaron dar declaraciones.
Defienden la herramienta
Los oficiales de seguridad dijeron que el programa piloto es una herramienta invaluable para ayudarles a identificar personas que se rehúsan a dar sus nombres o que dan información falsa. Oficiales de inmigración  dicen que han usado el sistema como ayuda cuando se topan con inmigrantes que no tienen autorización de estar en los Estados Unidos.
“Las fotografías son neutrales, no puedes asegurar que es racista cuando una cámara toma una foto neutral de alguien”, dijo Halverson, el oficial de Chula Vista. “Está actuando sobre ciertos puntos de contacto. Esta haciendo un análisis neutral de una persona”.
El programa funciona  mediante la captura de  un cuadro congelado de una señal de video en vivo, que luego se enfoca en la cara y utiliza la distancia entre los ojos como una línea de base. Un algoritmo analiza texturas y patrones propias de la cara, cruzando el cuadro congelado con la bases de datos de fotografías policiales que también han sido procesadas por el programa a una velocidad de un millón de comparaciones por segundo.
Los oficiales de seguridad aseguran que el programa de reconocimiento facial tiene salvaguardias de privacidad. Después de que una imagen es tomada en el lugar de los hechos y es analizada en el sistema, es descartada por la base de datos central, aseguraron. Dicen que esto no crea una base de datos de fotos de personas que son detenidas e interrogadas por la policía.
Sin embargo, durante pruebas de campo con la policía de Chula Vista, las imágenes tomadas por los oficiales eran almacenadas en las tabletas individuales. Depende de los policías borrar las fotos por su propia cuenta.
Celebran la precisión
Los oficiales que han usado este sistema en San Diego celebran su precisión en la identificación de personas. Pero la tecnología de reconocimiento facial es todavía imperfecta. Documentos obtenidos por el Centro de Información sobre Privacidad Electrónica, una organización sin ánimo de lucro en Washington, muestra que el programa de tecnología de reconocimiento facial del FBI podría fallar en identificar a una persona en uno de cada cinco encuentros, algo que potencialmente podría implicar a personas inocentes.
El desarrollo de este programa en San Diego data de 2007, de acuerdo a documentos obtenidos por la Fundacion Frontera Electrónica. En ese entonces fue que el Instituto Nacional de Justicia del gobierno le otorgo un fondo de investigación de $418,000 al Sistema de Información Automatizada de Justicia Regional.
En 2012, la Asociación de Gobiernos de San Diego seleccionó a FaceFirst LLC, una firma privada de reconocimiento facial en Camarillo, Calif., como el proveedor de la tecnología. Un fondo de $475,000 del Departamento de Seguridad Nacional cubrió el costo de compra de la licencia de Facefirst y del hardware requerido para lanzar el sistema.
Fundada en 2007, FaceFirst es una subdivisión de la contratista de defensa Airborne Technologies y está respaldada por la firma de inversión privada Kayne Anderson Capital Advisors, cuyo valor es de $18 mil millones. El producto principal de FaceFirst es el software de reconocimiento facial que, de acuerdo a su presidente Joe Rosenkrantz, tiene la capacidad de “identificar a todo el mundo en un estadio de futbol Americano en cinco segundos”.
En 2009, el general de la Fuerza Aérea Victor Renuart, comandante de Seguridad Nacional del Pentágono, abogo por el aumento del uso de medidas biométricas en los servicios de seguridad domestica de los Estados Unidos. Entre las agencias de seguridad domesticas, la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa en Arizona y la Oficina del Alguacil del Condado de Pinellas en Florida han destinado tiempo y esfuerzos considerables al desarrollo de tecnología biométrica.
Jennifer Lynch, abogado titular de la Fundación Frontera Electrónica, expreso alarma ante la normalización del uso de tecnología de nivel militar en la actividad policial diaria. La abogada cree que la falta de transparencia del gobierno regional de San Diego alrededor del programa de reconocimiento facial está diseñada para minimizar la oposición y el debate público.
“Se vuelve algo aceptado y se torna más difícil de detener cuando una agencia compra 150 aparatos y los emplea en el campo," dice Lynch.
Esta historia fue editada por Robert Salladay y corregida por Nikki Frick y Christine Lee. Fue traducida por el equipo de Univision Investiga.
El Centro de Reportaría Investigativa es el equipo independiente y sin ánimo de lucro más grande de periodismo investigativo del país. Para más información, visite www.cironline.org. Puede contactar a Winston en el correo ali.winston@gmail.com.
©Univision.com
Commentarios