La reforma migratoria se hunde bajo un clima de escepticismo

Univision.com | Nov 05, 2013 | 7:41 PM

Mientras el presidente y un grupo de empresarios presionan a la Cámara de Representantes, activistas advierten que ya no hay tiempo

El presidente Barack Obama volvió a reunirse el martes con líderes empresariales en un nuevo esfuerzo por pedirle empresarios que presionen a la Cámara de Representantes para que apruebe la reforma migratoria este año. La reunión se celebró en la Casa Blanca y el mandatario estuvo acompañado por el vicepresidente Joe Biden.
“Demócratas y republicanos compartirán una victoria a medias.”
El encuentro fue parte de la estrategia de la Administración para acorralar al liderazgo republicano, pero nada indica que el esfuerzo esté dando resultados. La Cámara está en receso, recién el 12 reanuda el trabajo y al período de sesiones 2013 le quedan menos de 15 días hábiles.
Algunos activistas que defienden los derechos de los inmigrantes piensan que, a pesar del poco tiempo, “algo” puede suceder y que los milagros existen. Pero están escépticos de que se consiga en el 2013.
“Que no se pueda aprobar en esta sesión porque ya no hay más tiempo no significa que no pueda hacerse el trabajo”, dijo a Noticias Univision.com Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “La propuesta del Senado tiene una vida política hasta (finales de) el 2014”, agregó.
Salas dijo además que “nuestra presión tiene que asegurar que los republicanos abran espacio legislativo en los días que quedan” y que si no terminan el trabajo el 15 de enero “queda todo el año 2014”.
“Que haya un voto final en 2013 no es realista”, apuntó, “pero es posible”.
El posible escenario
Las posibilidades se resumen en un acuerdo entre demócratas y republicanos para seguir debatiendo el próximo año, después de las primarias republicanas, cuando los candidatos para la elección de medio tiempo tengan aseguradas sus candidaturas.
A la pregunta si la reforma migratoria está muerta en el 2013, Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA, responde que “quisiera pensar que no, pero todo parece indicar que sí. Porque básicamente las señales que están emanando de Washington no son nada alentadoras”.
Al insistir en la pregunta, Gutiérrez apuntó que “cuando analiza si la reforma migratoria está muerta este año, como todos sabemos la política es como el juego de béisbol, hasta el último out no se habla. Aquí no se ha terminado, nada está terminado hasta que se cierre la sesión este año”.
“Pero si fuera un juego de béisbol, le digo que vamos perdiendo aunque hemos hecho muchas jugadas. Pero todo parece indicar que estamos en la novena entrada y no se ve muy prometedora la situación”, apuntó.
Estaba advertido
El domingo pasado el Senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) le dijo al periodista Jorge Ramos en el programa Al Punto de la cadena Univision, que “hay republicanos que quieren votar para una reforma, pero no lo quieren hacer antes de marzo porque sus primarias, su -el tiempo para- en lo cual ellos se tienen que registrar para ir a las primarias cierra en marzo en muchos de los estados”.
“Si ése es el caso y no tienen (pueden) conseguir un contrincante por el tema inmigratorio, pues, entonces en marzo pudieran obtener este voto”, agregó.
La advertencia del senador de Nueva Jersey se justifica en las preocupaciones de Salas y Gutiérrez y de otras organizaciones afines, entre ellas el Foro Nacional de Inmigración (NIF, por sus siglas en inglés).
Así las cosas, el panorama inmediato sería un compromiso bipartidista antes que finalice el período de sesiones 2013 para debatir y llevar al pleno de la Cámara de Representantes un plan de reforma migratoria en el curso de 2014.
Si se logra un trato con estas características, demócratas y republicanos compartirán una victoria a medias sin que ello impida que Obama siga presionando por una solución “antes de final de año".
"Esto es algo que tiene un fuerte apoyo bipartidista”, volvió a decir Obama el martes, en referencia a que si los republicanos envían un proyecto al pleno cuentan con los 218 votos mínimos necesarios para que la reforma se apruebe se inmediato.
Pero el mismo mandatario reconoce que ahora mismo hay "algo de resistencia" por parte del liderazgo republicano, un freno que mientras siga activado, le causa daños a todo inmundo, incluyendo al presidente.
La última encuesta Gallup difundida esta semana reveló que el 49% de los hispanos aprueba la gestión de Obama. En noviembre el respaldo era del 67% y le permitió al presidente ser electo para un segundo mandato de cuatro años.
La reforma migratoria está en la lista de temas importantes para los latinos de Estados Unidos. En las dos últimas elecciones presidenciales decidió al inquilino de la Casa Blanca.
“Nosotros no lo hemos olvidado”, dijo Gutiérrez.
©Univision.com
Commentarios