El Chapo, según los archivos de la DEA

Univision.com | Nov 04, 2013 | 5:06 PM

El capo se convirtió en el hombre que le “abría las puertas” del Gobierno mexicano a los narcotraficantes colombianos.

Por: Gerardo Reyes
“La Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA) mantiene un archivo secreto de todos los capos interna”
La Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA) mantiene un archivo secreto de todos los capos internacionales de la droga. Son historiales que los agentes elaboran a partir de informantes, servicios de inteligencia, reportes de sus embajadas y publicaciones de medios de comunicación.
Univisión Investiga tuvo acceso parcial al dossier de la DEA de Joaquín El Chapo Guzmán calificado como “sensitive” o delicado. Estos son algunos de los aspectos principales del reporte.
La DEA sostiene que para 1985, Guzmán ya había alcanzado una posición relativamente importante en el mundo del narcotráfico mexicano. En este año Guzmán trabajaba como supervisor de cultivos de marihuana del Rancho Zamora en la población Nombre de Dios, estado de Durango.
El rancho era propiedad de Gilberto Caro Rodríguez, tío de los Caro Quintero, uno de ellos acusado ese año por la muerte del agente de la DEA, Kike Camarena Salazar. Aparentemente la DEA se enteró de la existencia de Guzmán a raíz de un allanamiento que las autoridades mexicanas hicieron al Rancho Zamora.
Después de la acción judicial, se reportó que Guzmán Loera y otros traficantes “convencieron al gobernador de Durango para que permitiera el asesinato del jefe de seguridad del Estado en represalia por la redada a la plantación”, asegura el informe.
Ubicado en Durango
A Guzmán lo tenía ubicado la DEA en un apartamento en Durango que había sido arrendado previamente por Salvador Peralta Pérez, comandante de la Policía Judicial Federal de Durango.
Sostiene el reporte que luego de que Peralta Pérez fue transferido a Interpol, el comandante recomendó a El Chapo al propietario del apartamento para que continuara arrendándolo, lo cual se logró por la influencia del oficial. El propietario declararía que horas después de que el agente Camarena fue secuestrado, el apartamento empezó a ser protegido por miembros del ejército.
“Esto indica que Guzmán Loera había llegado a un nivel dentro de la federación que podía exigir protección del gobierno corrupto a los más altos niveles”, dice el informe.
Según reportes de prensa mexicana, Peralta Pérez fue mencionado en despachos judiciales de México por el propio Guzmán como uno de los oficiales que le ayudaba en el negocio.
La “Federación”
La DEA atribuye el ascenso de Guzmán en la llamada Federación – agrupación de grandes capos de la droga- a Juan José Esparragoza Moreno, considerado entonces como uno de los principales lugartenientes de la organización. En una reunión en 1986, antes de caer preso, Esparragoza “puso a Guzmán Loera a cargo del manejo logístico de la Federación”, asegura el reporte. En esa posición el jefe de jefes, Félix Gallardo, le encomendó a El Chapo la coordinación de los vuelos con cocaína que llegaban a México desde Colombia.
Guzmán trabajaba con los intermediarios del Cartel de Medellín, Jaime García García y Jairo Forero Pulido, afirma el reporte.
Por esta época, la DEA se enteró que los narcotraficantes colombianos bautizaron a Guzmán como El Rápido porque fue el primero que garantizó la entrega de la mercancía en Estados Unidos en un período de 48 horas después de recibida.
“Los colombianos se dieron cuenta que esta oferta era muy buena para dejarla pasar”, señala el dossier. Entre 1987 y 1989 la organización de El Chapo manejaba entre 10 y 12 toneladas de cocaína que despachaban los colombianos.
Viaje a Colombia
Los colombianos estaban tan agradecidos que le ofrecieron una fiesta organizada por el narcotraficante del Cartel del Norte, Iván Urdinola Grajales.
“Guzmán Loera voló a Colombia en un Learjet privado acompañado por un entorno que él presentó como oficiales de la policía mexicana”, sostiene el reporte.
Los agentes reseñan una larga lista de oficiales cómplices de Guzmán, quien se convirtió en el hombre que le “abría las puertas” del gobierno mexicano a los narcotraficantes colombianos cuando tenían problemas de personal que había sido detenido en México. Entre los contactos importantes de Guzmán, la DEA menciona al procurador general de México de la época, Enrique Álvarez del Castillo. Álvarez murió en 2006.
Según el reporte, Guzmán compró dos automóviles Corvettes en  Boulevard Auto Sales de Los Angeles para regalárselos a comandantes de Sonora. Uno de los automóviles lo registró a nombre de Max Aragón. Ese fue el nombre que Guzmán utilizó para obtener una licencia de conducir en California.
©Univision.com
Commentarios