Lo que la ley del cuidado de la salud significa para las familias Latinas

Univision.com | Oct 30, 2013 | 4:55 PM

Por Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Políticas Nacionales de la Casa Blanca.

Hay muchas razones por las cuales me siento orgullosa de lo que el Presidente Barack Obama ha logrado para las personas que viven en Estados Unidos mediante el ObamaCare.
“En primer lugar, por supuesto, están mis hijas: soy madre orgullosa de dos estudiantes universitar”
En primer lugar, por supuesto, están mis hijas: soy madre orgullosa de dos estudiantes universitarias que están a punto de comenzar sus carreras y sus vidas llenas de emoción, vidas que espero y ruego que sean saludables y provechosas.
Como madre, me da una tremenda tranquilidad saber que tendrán acceso a una cobertura asequible, cuidado preventivo gratuito, incluyendo métodos anticonceptivos, y que nadie les cobrará más simplemente por el hecho de ser mujeres.
Por otro lado, está mi hermano, que trabaja en un sector que por lo general no le ofrece seguro médico a sus trabajadores. Al igual que yo, tiene más de 50 años, y honestamente me siento aliviada de saber que él no tendrá que volver a preocuparse de encontrar un seguro médico asequible mientras sigue haciendo el trabajo que le gusta.
Pero la razón más importante tiene que ver con mi madre.
Perdimos a mi mamá hace cinco años, tras 18 años de lucha contra el cáncer de mama. Ella tuvo suerte: tenía un buen seguro de salud que le permitió tener acceso a quimioterapia, incluyendo un tratamiento bastante experimental que fue eficaz y le permitió vivir más tiempo y resultó en que se convirtiera en una fuerza impulsora en las vidas de sus seis nietos, tres de los cuales nacieron después de que ella comenzara su lucha contra el cáncer. Sin el tratamiento, probablemente no la hubieran conocido.
Mi mamá siempre fue increíblemente encantadora; nunca volvía a casa después de la quimioterapia sin haber hecho una amiga en la sala de tratamiento. Sufría por esas amigas, mujeres que no tenían la misma cobertura que ella, y le preocupaba que sus tratamientos fueran a llevar a sus familias a la bancarrota. Algunas, incluso, se preguntaban si valía la pena; se veían obligadas a ponerse en la situación de tener que hacer terribles cálculos sobre sus probabilidades de vencer la enfermedad con respecto a sus probabilidades de quedar en bancarrota. Como inmigrante boliviana y orgullosa ciudadana estadounidense, mi mamá no podía creer que en un país tan magnífico como el nuestro la gente tuviera que enfrentarse con tales opciones tan terribles.
El Presidente Obama también perdió a su madre debido al cáncer y él cree que en una nación tan grandiosa y pudiente como la nuestra, nadie debería quedar en bancarrota simplemente porque se enferman. Es por eso que presionamos tanto para que se arreglara el sistema del cuidado de la salud. A través del Mercado de Salud, 10.2 millones de latinos no asegurados tendrán nuevas oportunidades de acceso a un seguro de salud asequible.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos calcula que 6 de cada 10 personas no aseguradas pueden obtener cobertura por $100 o menos. Asimismo, si usted es parte del 85 por ciento de personas que viven en Estados Unidos que ya tienen seguro, ahora cuenta con una cobertura más sólida y con más opciones que nunca. Recientemente, ha habido algunas dificultades con el sitio web, pero la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio es mucho más que eso. Ahora hay recursos disponibles para ayudarle a inscribirse en un seguro de salud asequible y de calidad. Si necesita ayuda se puede comunicar con los centros de llamadas al 1-800-318-2596, que están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y ofrecen asistencia en 150 idiomas, incluido el español. También puede solicitar la ayuda de una persona capacitada en su comunidad local (Encuentre Ayuda Local); o enviar por correo su solicitud en papel.
El período de seis meses para inscripciones apenas acaba de comenzar. Y a diferencia de una venta de promoción, los planes de cobertura no se van a agotar ni van a subir de precio. Inscríbase antes del 15 de diciembre de 2013 para recibir cobertura a partir del 1 de enero de 2014. La inscripción abierta continuará hasta el 31 de marzo de 2014.
Mi mamá falleció el mismo año en que Barack Obama fue elegido Presidente - no alcanzó a vivir para verme ser parte de esta Administración. Se habría sentido muy orgullosa de saber que su hija trabajara para la Casa Blanca.
Durante los momentos difíciles del debate sobre la reforma del cuidado de la salud, me reconfortó el hecho de que ella habría estado animándonos, llena de esperanza de que nuestros esfuerzos harían algo por aquellas mujeres que no estaban seguras sí podrían tener acceso a un tratamiento que podría prolongar (o incluso salvar) sus vidas.
Siempre he sabido que es un privilegio hacer un trabajo que hace del mundo un lugar mejor para nuestros hijos, y siento que es un honor trabajar para un Presidente que ha logrado tantas cosas para tantas personas. Si bien mi madre hubiera sido la primera en decir que el trabajo más importante es el que hacemos por nuestros hijos, me gusta pensar que estaría agradecida de que también hicimos esto por ella.
©Univision.com
Comentarios