Conservadores buscan apoyo a la reforma migratoria en la Cámara de Representantes

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 30, 2013 | 10:53 AM

Una coalición de líderes recorre el Congreso en busca de apoyo de legisladores republicanos para lograr una reforma migratoria

WASHINGTON, D.C. - Más de 600 líderes conservadores de todo Estados Unidos recorrieron el lunes los pasillos del Congreso para presionar a los republicanos a que sometan a voto una reforma migratoria integral este año y que, a su juicio, ayudará a resolver los problemas económicos del país.
“Los conservadores, de una vasta coalición de grupos cívicos, empresariales, religiosos y policiale”
Los conservadores, de una vasta coalición de grupos cívicos, empresariales, religiosos y policiales, se congregaron primero en la Cámara de Comercio de Estados Unidos para repasar sus estrategias, pensadas para persuadir a los escépticos dentro del Partido Republicano, y luego visitaron las oficinas de más de un centenar de líderes del Congreso.
Bruce Josten, un vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio, dijo que la reforma migratoria es de “suma prioridad” para el empresariado porque fortalecerá la economía y dará al mundo un ejemplo del trabajo bipartidista en Estados Unidos.
Los activistas se hicieron eco de un informe difundido por el Centro de Política Bipartidista (BPC, en inglés), que destacó que la reforma migratoria incrementaría el crecimiento económico en 2.8% en la próxima década y en 4.8% en un periodo de 20 años, y reduciría el déficit, entre otros beneficios.
“El punto principal del informe es que la reforma reduce, no empeora, las preocupaciones fiscales legítimas que los republicanos tienen… la reforma promueve el crecimiento y ayudaría a resolver el problema presupuestario“, dijo a impreMedia, Doug Holtz-Eakin, presidente del “American Action Forum”.
Cientos de eventos La jornada de cabildeo fue precedida recientemente por más de 400 eventos en 40 estados en los que líderes evangélicos también han presionado por una reforma bipartidista que refleje y proteja la unidad de las familias.
El lunes, la legisladora republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen se sumó a su colega por California, Jeff Denham, al apoyar la legislación H.R. 15, una medida presentada por los demócratas a principios de este mes y que es similar a la reforma migratoria que aprobó el Senado en junio pasado.
Ros-Lehtinen explicó que es “importante continuar la conversación para intentar corregir el maltrecho sistema de inmigración”, y que apoya cualquier estrategia que “nos ayude a avanzar en las negociaciones”.
“Otros miembros (de la Cámara Baja) podrían presentar pronto un producto bipartidista que pueda también merecer apoyo, y siento un optimismo cauteloso de que podamos aprobar una reforma migratoria significativa”, dijo.
Campaña de presión
Grupos progresistas apoyarán una campaña de presión “a gran escala” a partir del próximo lunes, en particular en distritos como el de Denham, para presionar a otros republicanos a que permitan un voto de la reforma en la Cámara Baja el mes próximo.
Esa campaña incluirá visitas de puerta en puerta, llamadas telefónicas, anuncios de radio y eventos públicos.
La oficina del senador republicano por Florida, Marco Rubio, defendió que éste ahora prefiere que la Cámara Baja apruebe medidas parciales para resolver cada aspecto de la inmigración ilegal, en vez de un paquete “integral” como el que él ayudó a elaborar en abril pasado como miembro del llamado “Grupo de los ocho”.
El estancamiento actual se debe a que los demócratas, y grupos progresistas afines, han dicho que no aceptarán medidas parciales ni una reforma que no incluya una vía para la legalización y eventual ciudadanía de los once millones de indocumentados.
Para Al Cárdenas, presidente de la Unión Conservadora Estadounidense (ACU, en inglés), lo fundamental no es la estrategia que eventualmente adopte el Congreso para el debate y votación definitiva de la reforma migratoria, sino que ésta sea aprobada antes de fin de año.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios