Aumentan los muertos por el temporal en el norte de Europa

EFE | Oct 29, 2013 | 8:56 AM
El fuerte temporal que ha afectado en los dos últimos días al norte de Europa, donde ha dejado al menos 15 muertos y un desaparecido, alcanzó hoy las costas de Rusia, Letonia y Estonia, países en los ha provocado también cortes en el suministro eléctrico, caída de árboles y problemas en el transporte.
“Un hombre ha fallecido esta mañana en Dinamarca al chocar contra un árbol caído sobre la carretera”
Un hombre ha fallecido esta mañana en Dinamarca al chocar contra un árbol caído sobre la carretera debido al vendaval cerca de Holbæk, al norte de Copenhague, y en Gilleleje otro hombre perdió la vida ayer al ser alcanzado por una teja.
En Alemania han perdido la vida siete personas, cinco de ellas el lunes debido también a la caída de árboles por el fuerte viento, mientras que las otras dos murieron ahogadas el domingo al volcar por el mal tiempo las embarcaciones en las que navegaban.
Cuatro personas han muerto en el Reino Unido: un hombre por el impacto de un árbol en su coche; un hombre y una mujer por una explosión de gas en Londres causada también por la caída de un árbol, y una joven cuando otro árbol cayó en la caravana en la que dormía.
Asimismo, los servicios de rescate siguen buscando hoy a un menor de 14 años que desapareció en la tarde del domingo en una playa de Newhaven (sureste de Inglaterra) arrastrado por la corriente, confirmó la policía del condado de Sussex.
En Holanda murieron dos personas el lunes al caerles encima árboles derribados por el viento, mientras que otras 25 resultaron heridas.
Alrededor de 61 mil hogares continúan sin suministro eléctrico en el Reino Unido a pesar de las intensas labores de los ingenieros que consiguieron durante la noche restablecer el servicio a 100 mil familias, según la BBC.
La Asociación de la red energética, que agrupa a los principales proveedores, calcula que más de 660.000 hogares sufrieron cortes eléctricos por la tormenta, que atravesó la madrugada del lunes el Reino Unido y el mar del Norte y tocó tierra en zonas del norte de Francia, Bélgica y Holanda.
Las compañías ferroviarias y los aeropuertos británicos esperan recuperar la normalidad en el servicio a lo largo de este martes, después de que se cancelaran cientos de rutas el día anterior.
También en Alemania varios trenes cancelaron hoy su servicio en Baja Sajonia (noroeste), Bremen (norte) y Renania del norte-Westfalia (oeste), y fueron suspendidas las clases en las escuelas públicas de Flensburg y en el distrito de Nordfriesland (norte) así como en la universidad de Flensburg, informó un portavoz del Ministerio del Interior de Schlewig-Holstein (norte).
El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) indicó que hoy se seguirán produciendo tormentas en las regiones costeras del norte, zonas montañosas del sur y otros puntos del centro del país.
Los expertos consideran que esta tormenta es la más fuerte registrada desde 1990 en Holanda, donde ha provocado destrozos materiales por un valor superior a los 95 millones de euros, estimó hoy la Asociación de Aseguradoras neerlandesa.
La mayoría de daños se debe a la caída de árboles o el desprendimiento de tejas, aunque también se produjeron varias fugas de gas que obligaron a los bomberos a realizar más de 9.200 intervenciones el lunes.
Hoy los servicios meteorológicos nacionales holandeses, así como los de Bélgica y Luxemburgo, han restablecido el código verde y eliminado todas las alertas por viento.
En Bélgica la mayor parte de los incidentes fueron leves y se registraron en la región de Bruselas, donde los vientos de entre 100 y 120 kilómetros por hora arrancaron árboles y señales, mientras que en el Gran Ducado los servicios de emergencias apenas realizaron una decena de intervenciones.
El temporal, considerado el peor desde 2005 en Dinamarca, causó "daños muy extensos" en su red ferroviaria, que todavía no funciona con normalidad, informó hoy la empresa estatal de ferrocarriles DSB, y obligó a cerrar al tráfico varios de los puentes que conectan las diferentes islas danesas entre sí y con Suecia y la península de Jutlandia.
El aeropuerto de Copenhague funciona con normalidad tras permanecer cerrado ayer varias horas por los vientos, que llegaron a alcanzar los 118 kilómetros por hora.
En la vecina Suecia, hubo alteraciones importantes en el tráfico ferroviario, marítimo y por carretera, y miles de hogares se quedaron sin luz.
El temporal ha dejado asimismo sin luz a más de 62.000 personas en Estonia y a unas 13.000 en la región rusa de Leningrado, mientras que en Letonia, los numerosos árboles caídos durante la madrugada han cortado el tráfico en varias regiones y obligado a intervenir a los bomberos.
©EFE
Commentarios