Agentes de ICE no aplican una medida discrecional para enviar a indocumentados a la corte

Univision.com | Oct 24, 2013 | 4:46 PM

Los indocumentados sin antecedentes criminales igual son enviados a las cortes de inmigración para ser deportados de EEUU

Varios memos internos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) no estarían siendo considerados por sus agentes afectando a muchos inmigrantes indocumentados sin antecedentes criminales, concluyó un estudio de la Escuela de Leyes de la Universidad de Pensilvania (Penn University).
“El reporte señala que, en la práctica, todos los días los agentes de ICE no están haciendo un uso”
El reporte señala que, en la práctica, todos los días los agentes de ICE no están haciendo un uso adecuado de la discreción legal a la hora de emitir las órdenes de reportarse a un juez de inmigración, reportó el diario La Opinión.
En los últimos tres años varios memorándum despachados por los directores de la agencia federal le han pedido a sus agentes que utilicen la discreción en los arrestos y den prioridad a aquellos casos con delitos criminales serios.
El estudio fue hecho por profesores y estudiantes avanzados de leyes a petición de la Barra Americana de Abogados (American Bar Association –ABA-) e incluyó sondeos con abogados, organizaciones y una petición de informes internos de ICE por medio de la Ley de Libertad de Información (FOIA, siglas en inglés), dijo el diario.
Según el reporte, el problema radica en la falta de transparencia de ICE sobre la manera en que pone en ejecución las diversas políticas internas. Señala además la falta de datos sobre las órdenes de reportarse ante un juez en una Corte de Inmigración (BIA, por sus siglas en inglés).
Las órdenes son conocidas como Notices to Appear o NTA, por sus siglas en inglés.
El reporte identificó además la "falta de transparencia sobre el proceso y la implementación de las políticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y falta monitoreo de las NTA por medio de abogados".
Los últimos memos
En agosto de 2011 ICE hizo pública su intención de aplazar por tiempo indefinido la deportación de ciertos inmigrantes sin autorización para estar en el país, que tengan orden de deportación vigente y que carezcan de antecedentes penales, quienes podrán tener la posibilidad de solicitar un permiso de trabajo siempre y cuando cumplan con una serie de otros requisitos.
La agencia también advirtió que la medida era discrecional, afecta o impacta a aproximadamente 300 mil indocumentados en proceso de deportación y que cada caso será revisado minuciosamente por las Cortes de Inmigración.
En agosto de este año se conoció otro memorando interno de ICE, firmado por el director interino de la agencia, John Sanweg, donde le pide a los agentes que toman decisiones que eviten alejar a los detenidos del área donde están sus hijos, facilitar el acceso a procesos de corte de custodia y determinar si pueden ser puestos en libertad vigilada cuando los hijos no tienen a nadie quien los cuide o vele por ellos.
El abogado Ezequiel Hernández advirtió que “lo malo de esta política es que depende del criterio de los agentes el emplearla”.
Las conclusiones
El informe de la Facultad de Leyes de la Universidad de Pensilvania concluye que ICE está emitiendo órdenes de reportarse a un juez (NTA) a extranjeros, tanto residentes legales como indocumentados, que presuntamente no están entre sus primeras prioridades y muchos de los cuales, después que pasan por un proceso de corte, terminan con casos cerrados.
"En muchos casos con NTA las personas terminan no siendo deportadas y reciben un tipo de estatus más adelante", dice el reporte. "Nuestro análisis nos hace concluir que los agentes de DHS no están ejerciendo razonablemente esa discreción a la hora de emitir las órdenes al principio del proceso".
La Opinión dijo que en el reporte se detallan casos relatados por numerosos abogados de inmigración de extranjeros que, teóricamente, estarían en la lista de bajas prioridades de ICE pero que aún así recibieron notificaciones para comparecer ante un juez y que pone a la persona en un posible proceso de deportación.
Denuncia similar
En 2010 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), emitió un informe en el que denunció que el gobierno de Estados Unidos violaba el debido proceso de los inmigrantes indocumentados.
Titulado “Informe sobre Inmigración en Estados Unidos: Detenciones y Debido Proceso”, precisó que los inmigrantes indocumentados por lo general son transferidos al ICE después de cualquier privación de libertad, independientemente de la seriedad de la causa que dio lugar al arresto, puesto que probablemente son sujetos a deportación aún cuando no exista una condena penal en su contra.
Agregó que los residentes legales permanentes y otros no ciudadanos que tienen un estatus migratorio válido, por lo general son transferidos a la custodia del ICE luego de haber cumplido una sentencia penal, dado que la mayoría de delitos que resultan en una condena de privación de libertad potencialmente constituyen una causal de deportación y pueden requerir detención obligatoria.
“En consecuencia, a todo no ciudadano indocumentado que sea privado de su libertad, o a todo extranjero que haya recibido una condena penal que lo vuelva deportable a pesar de su estatus como residente legal permanente o cualquier otro estatus legal, le será emitida una “orden de retención” (detainer), lo que significa que inmediatamente después de ser liberado de su custodia penal será puesto bajo la custodia del ICE, y en este punto será puesto en detención migratoria durante los procedimientos para su deportación”, explica.
Casi nadie se libra
La CIDH también escribió que “de conformidad con las leyes migratorias estadounidenses, no se admite la libertad bajo fianza o la libertad condicional para la gran mayoría de no ciudadanos detenidos que hayan sido condenados penalmente”. Y que “los agentes federales de migración de Estados Unidos han expandido ampliamente su cooperación con agentes de seguridad estatales y locales para facilitar la identificación de inmigrantes que podrían no estar autorizados o que sean deportables debido a condenas penales”.
Durante el año fiscal 2012 ICE deportó a 409,849 extranjeros de los cuales, aseguró, 55% (225,390) fueron declarados culpables de cometer faltas criminales graves y menores.
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), America’s Voice y el Foro Nacional de Inmigración (NIF), entre otros, reiteraron que entre seis a siete de cada 10 expulsados por el gobierno no tenían antecedentes criminales serios que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.
Durante el año fiscal 2011 la cifra alcanzó los 396,906 con un average de 33,330 expulsados por mes.
En los años fiscales 2009 y 2010 el gobierno de Obama también batió récords de deportaciones. 
©Univision.com
Commentarios