Padres hispanos aprenden chino para mejorar su educación y la de sus hijos

Univision.com | Oct 24, 2013 | 3:10 PM
Denver - En un experimento educativo único en el país, una veintena de padres hispanos con hijos en una escuela pública primaria en el noreste de Denver están recibiendo clases de chino una vez por semana en un programa que busca, además, integrarles en la vida escolar y darles herramientas para pensar de una manera global.
“"Se trata de una experiencia excepcional que se basa en el hecho que muchos padres ya son bilingüe”
"Se trata de una experiencia excepcional que se basa en el hecho que muchos padres ya son bilingües, por lo menos hasta cierto nivel, y tienen una perspectiva global que les facilita aprender nuevos idiomas o culturas", dijo Ginger Conroy, directora del Centro de Estudios Internacionales de Denver (DCIS) en la Escuela Ford, en el distrito escolar de Denver.
"Es extremadamente importante para nosotros que los padres participen en las clases de chino porque la misma maestra que les enseña a ellos también les enseña chino a los estudiantes, por lo que los padres entienden mejor lo que sucede dentro de las aulas cada día con sus hijos", agregó.
La maestra Jin García, originaria de China, donde dictó clases durante varios años, llegó a Estados Unidos, se casó con un hispano de Texas y se radicó en Denver.
Desde el año pasado, enseña chino a todos los estudiantes de DCIS en Ford, una escuela de jardín de infantes hasta el quinto grado con 670 estudiantes.
En este establecimiento, el 75 por ciento de los alumnos son hispanos y otro 23 por ciento afroamericanos.
El ciento por ciento de esos niños proviene de familias que califican para recibir comidas gratis o a precio reducido en las escuelas, un indicador frecuentemente asociado con familias de bajos ingresos.
La diversidad demográfica y la situación socioeconómica de las familias, que en otros lugares podrían ser fuertes obstáculos para la educación de los niños, no lo son en DCIS en Ford, donde, por el contrario, funciona el mencionado programa de estudios internacionales que sólo otras cuatro escuelas de todo el país comparten, una más en Denver y dos en California.
"Los desafíos que estos niños y sus familias nos presentan nos permiten y nos obligan a ser creativos en lo que hacemos dentro de las aulas y en lo que les ofrecemos a los padres. Por eso, somos la única escuela que ofrece chino para padres", explicó María Segura, coordinadora de estudios internacionales y de programas comunitarios en DCIS en Ford.
El curso inicial de chino dura ocho semanas e incluye sólo palabras y frases básicas, como saludos, días de la semana y meses del año, números, y ciertas expresiones de uso diario. Los padres que completen exitosamente el curso recibirán un certificado.
"En ocho semanas no van a hablar chino perfectamente, pero habrán tenido una experiencia académica formal dentro de una escuela en Estados Unidos. Y, por eso, podrán ayudar a que sus hijos también tengan éxito académico", aseveró la directora Conroy.
Juanita Pérez, una de las madres de origen mexicano, llegó a la clase de chino con su hijo, un bebé de un mes.
Pérez confesó que, porque la clase oscila entre indicaciones en español y en inglés (para acomodar la presencia de padres afroamericanos), a veces ella no entiende lo que dice la maestra García.
"Pero cada semana voy y entiendo más, no sólo del chino sino también del inglés. Por ejemplo, repetimos tantas veces los números en un idioma y en el otro que al final los aprendo", dijo Pérez.
En sus clases, García utiliza la metodología llamada respuesta física total (TPR), que consiste en combinar relatos con movimientos corporales para facilitar la retención de nuevas palabras.
Según la coordinadora Segura, los padres hispanos espontáneamente interiorizan esa técnica y luego la comparten con sus hijos, impulsando así un diálogo académico en las casas que antes no existía.
Los padres reciben además clases gratuitas de inglés y clases sobre cómo ser padres, y tienen encuentros semanales con organizaciones y agencias que ofrecen recursos para la comunidad. Y esta semana por primera vez habrá una Fiesta Multicultural Familiar, coordinada conjuntamente por padres hispanos y afroamericanos.
Como resultado, "los padres se han convertido en nuestros colaboradores en la educación de sus hijos", dijo Conroy.
©Univision.com
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en