Obama le pidió a la Cámara de Representantes que vote la reforma migratoria integral

Univision.com | Oct 24, 2013 | 10:46 AM

SIGUIENTE:

El presidente Barack Obama presiona para que se apruebe una reforma migratoria y recalcó que el Senado y aprobó un propuesta durante el verano. 

El mandatario insiste en un proyecto que permita sacar de las sombras a los 11 millones de inmigrantes indocumentados

El presidente Barack Obama volvió a pedirle el jueves al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes un voto, este año, por la reforma migratoria comprensiva con sentido común. Y reiteró que en el pleno hay votos suficientes para aprobarla.
“¿Crees que pasará pronto la Reforma Migratoria? Opina en nuestro Foro.”
Obama hizo el anuncio acompañado por el vicepresidente Joe Biden y rodeado por un grupo representativo de empresarios, políticos, sindicalistas, activistas y religiosos, entre otros, que apoyan la aprobación de una reforma migratoria que incluya una vía para legalizar a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.
"Es el momento de hacerlo", dijo el presidente y señaló que es necesario para "arreglar nuestro roto sistema de inmigración".
El mandatario pidió que demócratas y republicanos trabajen juntos, de manera bipartidista, sobre temas de importancia nacional, tal y como lo hicieron la semana pasada para poner fin al cierre parcial del gobierno y elevar el techo de la deuda.
Obama pidió además no dejar pasar el tiempo. "No esperemos. No será más fácil si lo aplazamos" y solicitó a la Cámara "no esconder bajo la alfombra una vez más" el sistema migratorio que, reitró, se encuentra roto.
Lo habían anticipado
Añadió que "si hay una razón para no aprobar esta reforma de sentido común todavía no la he escuchado".
El miércoles una fuente de la Administración familiarizada con el tema anticipó el discurso y dijo que el mandatario mantendrá la presión sobre la Cámara hasta que se produzca un voto.
La semana pasada Obama prometió ante las cámaras de Univision y en otros dos mensajes dirigidos a la nación, que presionaría al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes para que someta a votación en el pleno una reforma migratoria con sentido común.
A finales de junio el Senado aprobó el plan S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que carecen de antecedentes criminales. La Cámara de Representantes respondió que debatiría un plan propio y que lo haría por partes sin garantizar que una de ellas incluya una vía para legalizar a los indocumentados.
A su vez, el presidente del Congreso, el republicano John Boehner (Ohio) advirtió la existencia de la regla Hastert que sólo permite llevar al pleno iniciativas que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
Aseguran los votos
Tanto Obama como los demócratas aseguran que tienen los votos suficientes en el pleno de la Cámara de Representantes (218) para aprobar una reforma migratoria comprensiva en cualquier momento, pero advierten que la regla Hastert tiene frenado el proceso.
Boehner dijo el miércoles, por primera vez en público, que estaba esperanzado en que se lleve al pleno un plan de reforma en lo que resta de 2013.
Obama también habló de los beneficios de la reforma migratoria y señaló que es buena para la economía y que “es lo que hay que hacer”.
El presidente y quienes apoyan la reforma migratoria estiman que la legalización de los millones de indocumentados hará crecer la economía y reducirá el déficit. El mandatario señaló que un proyecto amplio le saque a los indocumentados de las sombras cuenta con un amplio apoyo de demócratas, republicanos, empresarios y trabajadores, así como la policía y los líderes religiosos.
El presidente también volvió a dejar en claro que la reforma migratoria debe contar con apoyo bipartidista y que en el esfuerzo común debe continuar fortaleciéndose la seguridad fronteriza, un camino hacia la ciudadanía y un programa de verificación de empleo.
Presiones en aumento
El discurso de Obama ocurre en momentos que aumenta la presión sobre la Cámara de Representantes para que apruebe cuando antes la reforma migratoria.
Esta semana el sector de alta tecnología estacionado en Silicon Valley, las iglesias Evangélica y Católica, Dreamers, trabajadores y organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes anunciaron nuevas estrategias de apoyo a la aprobación en el Congreso de un plan como el aprobado por el Senado.
A partir de la semana próxima unos 200 altos directivos de empresas tecnológicas viajarán a Washington para reunirse con legisladores republicanos, al tiempo que una lluvia de llamados telefónicos y mensajes de texto inundarán el Capitolio.
En Chicago, en más de 120 parroquias se lleva a cabo un ayuno de 40 días para rogar por una respuesta favorable por parte de la Cámara de Representantes con la aprobación de una reforma migratoria justa.
Activistas también anunciaron nuevas marchas para lo que queda de octubre y noviembre.
©Univision.com
Comentarios