Bomberos de LA advierten sobre el peligro de garajes acondicionados como habitación

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 22, 2013 | 9:27 PM

SIGUIENTE:

En California crean una ley para ejercer mayor control en los garajes que se convierten en viviendas con resultados trágicos.

Los garajes que de manera ilegal son acondicionados como viviendas representan un riesgo mortal, insistió el Departamento de Bomberos de Long Beach que recordó la tragedia ocurrida en esta ciudad el 14 de diciembre de 2007.
“Esa madrugada, Jasmine, Jocelyn y Stephanie Avilés, de 9, 7 y 6 años de edad, murieron al incendia”
Esa madrugada, Jasmine, Jocelyn y Stephanie Avilés, de 9, 7 y 6 años de edad, murieron al incendiarse la cochera en la que dormían.
El garaje había sido acondicionado de manera ilegal como una recámara, por lo que no contaba con detector de humo, ni ventilación ni instalación eléctrica apropiadas, recordó el capitán de bomberos Pat Wills.
El calentón eléctrico que habían instalado para esa fría noche provocó un corto circuito que de inmediato propagó un incendio, sin darle oportunidad a las niñas de escapar.
Desde entonces, Long Beach inició un programa para abatir los garajes convertidos en vivienda. Esos esfuerzos, que en seis años han sumado la ubicación y clausura de 646 garajes ilegales, llevaron a que la Legislatura de California, con la firma del gobernador Jerry Brown, creara en junio pasado la llamada "Ley Avilés", en honor a las tres hermanas.
La resolución ACR 32 fue presentada este lunes, en el mismo lugar donde murieron las tres niñas, por la asambleísta estatal Bonnie Loewnthal y el senador estatal Ricardo Lara, quienes impulsaron la resolución.
Bajo la medida, los códigos de seguridad en construcciones y edificios que existen en las ciudades y condados de California incluyen la "Ley Avilés" con el objetivo de que los gobiernos locales eduquen de los riesgos que representan los garajes ilegales. También establece que mayo sea el Mes de la Seguridad en las Construcciones.
Hay miles de garajes de este tipo en LA
"No queremos que vuelva a ocurrir algo así", dijo Jessica Herrera, tía de las niñas. "A nombre de la familia agradecemos la resolución, con la cual esperamos que las familias no pasen por este dolor".
"Esto de los garajes convertidos en vivienda es un problema en todo el estado y el país, principalmente en familias de escasos recursos, pero no podemos permitir que una tragedia como esta le ocurra a otra familia", dijo el alcalde de Long Beach, Bob Foster.
El capitán Wills estimó que este tipo de construcciones existen en todas partes y estimó, en base a los que se han detectado en Long Beach, que en el condado de Los Ángeles deben existir varios miles de garajes ilegales.
En los últimos siete años, precisó el capitán Willis, en el condado de Los Ángeles han muerto doce personas, cuatro de ellas en Long Beach, debido a incendios en garajes ilegales.
"Lo que estamos tratando de hacer es prevenir", agregó, "que los dueños obtengan sus permisos y que las construcciones sean adecuadas, porque en caso de una tragedia como esta se pueden fincar cargos criminales".
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios