Veteranos de guerra que cometieron delitos luchan para no ser deportados de EEUU

Univision.com | Oct 22, 2013 | 2:09 PM

La ley de inmigración vigente y que fue aprobada por el Congreso en 1996 no hace excepciones

Entre los miles de deportados cada año de Estados Unidos, hay un grupo del que poco se habla y que se conoce como veteranos desterrados, soldados inmigrantes que participaron en guerras para defender a Estados Unidos, cometieron delitos y fueron deportados o batallan para no ser expulsados del país, reportó el diario Philadelphia Inquirer y que rebotó Fox News en su página digital.
“Agrega que en la lista figuran hombres y mujeres que han servido en las Fuerzas Armadas como resid”
Agrega que en la lista figuran hombres y mujeres que han servido en las Fuerzas Armadas como residentes permanentes, pero se metieron en problemas y ahora cae sobre ellos todo el peso de la ley. Uno de ellos es la pérdida del derecho a permanecer legalmente en el país.
Algunos incluso reunían los requisitos para solicitar la ciudadanía, pero no lo hicieron. Ahora lo lamentan y libran, quizás, la más dura batalla de sus vidas.
El diario señala que el número de ex veteranos varía entre varios cientos a 3 mil, un pequeño pero importante porcentaje de los casi 400 mil deportados por año que expulsa el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
En el año fiscal 2012 el gobierno de Barack Obama deportó a poco más de 409 mil indocumentados, de ellos el 56% con antecedentes criminales y el otro 44% no, señala el DHS.
Estrés de combate
Según el Philadelphia Inquirer, existe un fuerte vínculo entre el estrés post- traumático (que desarrollan los soldados enviados al frente de batalla) y los delitos en que a menudo terminan los veteranos, faltas que los coloca a las puertas de la deportación.
Agrega que esfuerzos bipartidistas para aprobar leyes que protejan a los veteranos de las deportaciones han fracasado en el Congreso y no se avizoran cambios en el plan de reforma migratoria que en junio aprobó el Senado ni en las enmiendas que hasta ahora ha aprobado el Comité Judicial de la Cámara de Representantes.
El plan del Senado (S. 744) incluye un camino de legalización para millones de indocumentados pero coloca dos requisitos principales: los beneficiarios deben estar en Estados Unidos antes del 31 de diciembre y carecer de antecedentes criminales, sin excepciones.
Hasta antes de los cambios a las leyes de inmigración de 1996 -vigentes en la actualidad- los veteranos con residencia legal permanente (green card o tarjeta verde) estaban protegidos de la deportación. Los jueces de inmigración tenían que escuchar las circunstancias que rodeaban al veterano al momento de cometer una falta y evitar la deportación. Después de ese año la ley cambio, dijo el Inquirer.
Un ejemplo
El diario citó el ejemplo de Neuris Richard Feliz, un especialista de 29 años de edad quien pasó un año bajo fuego de mortero en Irak. El diario dijo que Feliz guarda imágenes en un armario de "cadáveres triturados” por las bombas en las carreteras iraquíes.
Originario de la República Dominicana, Feliz recibió medallas por su heroísmo. Pero ahora enfrenta la deportación por golpear a un hombre con el mango de un hacha en un estacionamiento de Fort Hood, Texas.
Feliz cumplió una condena de cárcel de tres años y ahora vive en Lancaster, Pensilvania, batallando para no ser deportado. El diario explicó que el día de la paliza, Feliz bebió cerveza y ron tras encontrar a otro hombre en la casa de una amiga. Y que después de una acalorada discusión, el veterano golpeó al hombre en la pierna con el mango de un hacha.
La víctima dijo durante el juicio que había sufrido "contusiones, hinchazón y dolor en ambas piernas" y que perdió dos días de trabajo.
Discreción administrativa
Un vocero de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) citado por el Philadelphia Iniquirer, dijo que la agencia federal utiliza "discreción” para los miembros de las fuerzas armadas “que han servido honorablemente a nuestro país”.
El diario dijo además que Feliz escribió una carta al Ejército para que tome nota de su "excelente y creíble carrera" y señaló que comprendía que había cometido un delito grave, pero quería que ellos consideran "otra forma de salir… de esta tragedia que estoy viviendo."
Feliz debe presentarse a la corte de inmigración el 27 de noviembre. Su abogado, T. Mattes, le dijo al Inquirer que va a argumentar que la definición del Código Penal de Texas sobre el término asalto no coincide con la de la ley de inmigración. Y agregó que su cliente luchó por la libertad de todos los estadounidenses en una guerra en el extranjero.
Feliz cree que sus argumentos deberían permitirle una oportunidad de quedarse en Estados Unidos, concluyó el diario.
©Univision.com
Comentarios