‘Dreamers’ pueden pagar sus matrículas como estudiantes residentes en Carolina del Norte

EFE | Oct 21, 2013 | 1:36 AM

Deben ser patrocinados por un empleador

Miles de jóvenes soñadores amparados bajo la Acción Diferida han renunciado a su deseo de ir a la Universidad debido a que los centros educativos los siguen tratando como extranjeros y las cuotas les resultan inaccesibles.
“¿Deberían ser las cuotas universitarias más accesibles para los Dreamers?.”
Sin embargo, en Carolina del Norte, los jóvenes “Dreamers” tienen una opción en los colegios comunitarios que les permiten pagar matrículas como residentes del estado si son patrocinados por sus empleadores.
Así lo dieron a conocer miembros del grupo NC Dream Team durante una jornada informativa celebrada en la ciudad de Durham, al norte del estado, en la que señalaron que ahora los beneficiados de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) aplican para las excepciones legales que les permite continuar sus estudios superiores pagando una matrícula más barata.
"Antes no podíamos trabajar por falta de papeles ni tampoco tomar ventaja de esta medida, pero como ahora sí cumplimos con los requisitos, decidimos pasar la voz a otros jóvenes", afirmó a Efe Keny Murillo, miembro del NC Dream Team.
Colegios Comunitarios aceptan cobrar coutas más accesibles
El estado de Carolina del Norte permite a los estudiantes indocumentados inscribirse en cualquiera de los 58 colegios comunitarios y en las universidades estatales, pero pagando la colegiatura de estudiantes extranjeros, que es muy superior a las tasas para los residentes y ciudadanos.
Los soñadores han luchado durante años por un cambio en la legislatura estatal que les permita un acceso en igualdad de condiciones a estos centros de educación superior, bajo el argumento de que ellos han sido "residentes" durante años en Carolina del Norte.
A través de una comunicación enviada a los 58 colegios comunitarios del estado, el pasado mes de septiembre el NCCCS recordó que ahora existe una excepción en la aplicación de tarifas de extranjeros para los jóvenes inmigrantes.
¿Cuáles son las dificultades de beneficiarse con este programa?
Megen Hoenk, portavoz del Sistema de Colegios Comunitarios de Carolina del Norte (NCCCS), indicó a Efe que si una persona amparada en la DACA trabaja en una compañía localizada en el estado, y su empleador está dispuesto a pagar por sus estudios, puede pagar la tarifa de estudiante estatal en vez de la de extranjero.
Murillo, beneficiado con la Acción Diferida y cuyo empleador en un restaurante le patrocina sus estudios, reconoce no obstante las dificultades que podrían enfrentar los llamados "soñadores" para poder acogerse a esta medida.
"Hay que hablar y convencer al empleador que firme una carta de patrocino de los estudios. Y se cambia de empleo, hay que volver a hacer el proceso, encontrar a un empleador dispuesto a pagar por los estudios. Considero que esto aplicaría más a las empresas pequeñas que las grandes corporaciones", apuntó.
El soñador, originario de Honduras, enfatizó por tanto que la opción no se aplica para todos, ya que algunos jóvenes "soñadores" no trabajan y otros lo hacen en empresas cuyas políticas internas no incluyen el patrocinio de estudios.
©EFE
Commentarios