Las mujeres inmigrantes sí pueden huir de la violencia familiar

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 16, 2013 | 8:39 AM

Muchas mujeres son víctimas de abusos por sus parejas y no se arriesgan a protegerse por miedo a ser deportadas

Elizabeth De la Luz llegó de Puebla, México, hace 10 años y en Estados Unidos conoció a quien sería su esposo y el padre de su hija. "Me enamoré de él, creí en él, lo seguí e hice todo lo que pude para que podamos salir adelante", contó De la Luz.
“Cuando su esposo dejó de trabajar, ella consiguió dos empleos para mantener a su familia, limpiand”
Cuando su esposo dejó de trabajar, ella consiguió dos empleos para mantener a su familia, limpiando casas y vendiendo flores. Pronto, De la Luz comenzó a notar un cambio en la personalidad de su marido. "Cuando yo regresaba de trabajar me cuestionaba a dónde había estado", recordó. Los puñetazos de coraje a la pared dieron paso a los insultos y al abuso verbal, y finalmente fueron reemplazados por los golpes y el abuso físico.
A pesar de los consejos de sus amigas y compañeras de trabajo que la veían llegar demacrada y con moretones, De la Luz quería creer que su esposo cambiaría, lo justificaba y escondía el abuso que sufría en su hogar. Finalmente la violencia creció tanto que De la Luz lo echó de la casa. Ella había temido dejar la relación por no tener documentos migratorios.
Miedo a flor de piel
Muchas mujeres inmigrantes permanecen en relaciones abusivas porque están solas en el país o por miedo a ser deportadas, sin saber que existen leyes y organizaciones que pueden ayudarlas.
"Existe un camino libre de violencia doméstica", aseguró Gloria Saucedo, directora ejecutiva de Hermandad Mexicana Transnacional, una de las organizaciones que ayudan a víctimas de abuso a obtener su residencia.
A través de la ley de violencia contra mujeres, VAWA, las víctimas de abuso doméstico pueden obtener visas y permisos de trabajo.
Fue gracias a esta legislación que De la Luz, finalmente, pudo rehacer su vida. En la actualidad ella vive con su hija de 8 años, tiene permiso de trabajo, licencia para conducir y un empleo en un restaurante de comida rápida. "Me siento feliz y segura, porque fue un logro mío. Quiero ser un modelo para mi hija, que no crezca pensando que está bien que un hombre la golpee", indicó.
Vuelo libre
"La mariposa es el signo de la violencia doméstica. Vemos llegar a muchas mujeres llorando, con ojeras grandes y mucha depresión. Pero cuando descubren que sí existe ayuda para ellas y sus hijos se transforman y se las ve felices, como una mariposa que finalmente puede volar", indicó Saucedo.
En el Mes de la Prevención de Violencia Doméstica, Hermandad Mexicana Transnacional ofrecerá talleres informativos sobre la ley VAWA.
Los próximos talleres tengan lugar el sábado 20 y martes 22 de octubre a las 10:00 a.m. en el Centro Hank Lacayo, 7915 Van Nuys Blvd., Van Nuys.
Residencia bajo la ley VAWA
¿Quiénes califican?. La ley VAWA aplica a mujeres casadas con ciudadanos o residentes estadounidenses. En caso de no estar casada o que su esposo no tenga documentos migratorios legales, podría calificar para la Visa U.
Si se encuentra en medio de un proceso de deportación, podría lograr la anulación del proceso y obtener la residencia legal.
Los hijos también pueden calificar para la ley VAWA si son abusados por el padre, aún cuando no tengan lazos sanguíneos con él, así como las mujeres cuyos maridos fallecieron en los últimos dos años.
Para iniciar el proceso necesita:
   - Acta de nacimiento y casamiento.   - Reportes de abuso de la policía o fotos que demuestren que fue golpeada o testigos. Otras evidencias también son admisibles.   - Prueba de que está viviendo en Estados Unidos.
El tiempo para recibir una determinación es de aproximadamente 9 meses. Para más información puede llamar al 1(818) 989-3019.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios