Inician una vigilia y ayuno por cinco días por la reforma migratoria

EFE | Oct 11, 2013 | 2:30 PM

Un grupo de soñadores y sus familias acamparán hasta el martes frente a un centro de detenciones para exigir que se apruebe la reforma migratoria.

Cinco días de vigilia y ayuno. Cinco días de presión. Estudiantes indocumentados y grupos pro inmigrantes de Florida pedirán desde hoy al congresista republicano Mario Díaz-Balart, frente a un centro de detenciones, que "demuestre hechos concretos" para agilizar la reforma migratoria con una vía para la obtención de la ciudadanía.
“En la concentración con vigilia frente al centro de detenciones del condado de Broward, al norte d”
En la concentración con vigilia frente al centro de detenciones del condado de Broward, al norte de Miami, participan los grupos Estudiantes Trabajando por la Igualdad de Derechos (SWER), Dreamer's Moms, United Families, 1 Miami y la coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC), esta última la mayor organización en defensa de los derechos de los inmigrantes de Florida.
El objetivo de la vigilia es solicitar al congresista cubano-estadounidense que concrete sus acciones para impulsar una reforma migratoria que regularice a más de 11 millones de indocumentados y ponga fin a la separación de las familias, agobiadas por las deportaciones.
"Pedimos a Díaz-Balart que presente su propio proyecto de ley integral, de igual manera que el representante demócrata Joe García lo hizo hace una semana", indicó en un comunicado la FLIC.
Tomás Pendola, estudiante indocumentado del SWER arremetió contra la falta de acción de los políticos en Washington, "que no se ponen de acuerdo en nada, no pueden aprobar un proyecto de ley integral y ni siquiera evitar que el Gobierno cierre", según dijo.
En ese contexto, con un Gobierno parcialmente cerrado, "las detenciones y deportaciones continúan con un estimado de entre mil y 1.200" inmigrantes indocumentados al día, destacó.
Para Pendola, es el momento de decir basta a las simples "buenas intenciones" y lograr que los políticos lleven a cabo acciones concretas.
"Estamos cansados de esperar y la paciencia se nos acaba mientras solo vemos leyes de deportaciones" y otras que criminalizan a los indocumentados como la ley "Safe Act" (Fortalecer y Fortificar), apostilló el joven activista que instó a Díaz-Balart a que o bien apoye el proyecto de ley presentado por el demócrata García o presente al Congreso el suyo propio. "No hacerlo así significaría que apoya la separación de nuestras familias", acotó.
Los soñadores y sus familias iniciaron la vigilia y el ayuno de 5 días frente al Centro de Detención de Broward, en Pompano Beach, Florida, a las 11 de la mañana locales y permanecerán allí hasta a las 7 pm del martes 15 de octubre. Por las noches se espera que el reclamo se transforme en una vigilia comunitaria.
"Nuestras familias no pueden aguantar más esta falta de acción. Nuestros políticos en Washington no se ponen de acuerdo en nada, no pueden aprobar un proyecto de ley integral, ni siquiera pueden evitar que el gobierno cierre, pero en cambio sí pueden continuar separa a miles de nuestras familias cada día", dijo Pendola, un estudiante indocumentado de SWER quien logró frenar su deportación gracias a la acción diferida. Sin embargo, el joven teme por los miembros de su familia que permanecen indocumentados.
"El Representante Díaz Balart siempre ha apoyado la reforma migratoria. Pero en este momento no queremos ver más buenas intenciones, necesitamos ver acciones concretas”, exigió.
"Hemos sido muy pacientes y aceptado todas las excusas mientras vemos que el Grupo de los Siete pierde más miembros cada mes. La paciencia se nos agotó. Diaz Balart tiene que hacer algo, ya sea un proyecto de ley bipartidista, apoyar el proyecto de ley presentado por el Rep. García o escribir su propio proyecto. No hacerlo significa que apoya la separación de nuestras familias", sostuvo Pendola.
©EFE
Commentarios