El cierre del gobierno de EEUU afecta a los latinos de bajos recursos

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 11, 2013 | 9:35 AM
Día once de cierre de... Día once de cierre de...
3 Pausar Auto Play

Las consecuencias del cierre parcial del gobierno ya algunos las sienten, pero un cese de pago de deudas de EE.UU., lo sentirían en el mundo.

Por Pilar Marrero

Entre los efectos más graves de la falta de presupuesto (lo que se ha dado en llamar “cierre de gobierno”) es que pone en peligro los fondos para el nuevo año de una serie de programas destinados a ayudar a grupos vulnerables de la sociedad, muchos de los cuales ya habían sufrido recortes en marzo, tras el llamado “secuestro presupuestal”.
“¿Te ha afectado el cierre de gobierno? Comenta esta Noticia en los Foros de Univision.”
Entre los programas afectados por el cierre de gobierno y en los que los latinos tienen una importante participación están WIC (nutrición para bebés, niños y mujeres embarazadas), Headstart (programa integral contra la pobreza para pre escolares) y las Becas de cuidado infantil.
Adicionalmente, si no se eleva el límite de la deuda antes de que se alcance el día 17 de Octubre, programas como el Seguro Social podrían comenzar a ver problemas de liquidez y los cheques se verían, cuando menos, retrasados.
Todo esto se añade a los demás efectos de no tener presupuesto: cientos de miles de trabajadores federales sin paga y el efecto en economías locales y estatales de la paralización de otras funciones del gobierno federal.
Los estadounidenses de bajos recursos, los niños y los ancianos, incluyendo un buen número de latinos –que están entre los grupos más golpeados por la reciente Gran Recesión en cuanto a desempleo y pobreza- seguirán siendo los más afectados por el cierre de gobierno que continuará por un tiempo indefinido, aún cuando se llegue a un acuerdo para elevar temporalmente el techo de la deuda.
El llamado “cierre” esencialmente significa que el gobierno federal está operando sin un presupuesto para el año fiscal que comenzó el 1 de Octubre, por lo que diferentes programas que dependen de fondos federales comienzan a tener problemas para funcionar normalmente.
Muchos de estos programas que comienzan o comenzarán pronto a tener problemas de liquidez, ya habían sufrido recortes por el llamado “secuestro presupuestal” que entró en vigencia en marzo y, alertan los observadores, volverán a experimentar recortes adicionales el 1 de enero, cuando entre en vigencia otra ronda de 8% de recortes automáticos de llamado “secuestro”.
“El secuestro significó un recorte al presupuesto federal de 5% en todo tipo de programas”, apuntó Leticia Miranda, asesora de de política económica del Concilio Nacional de la Raza (NCLR). “En estos momentos, la falta de presupuesto (cierre del gobierno) está afectuando de nuevo a muchos de los mismos programas”.
Por otra parte, la extensión del techo de la deuda por unas semanas permitirá que el gobierno federal pueda seguir pidiendo prestado para cubrir ciertas obligaciones y permitiendo que algunos programas, como los pagos de Seguro Social, no se vean afectados a largo plazo.  
“Eso no toma en cuenta la segunda ronda de recortes del secuestro presupuestal, pautados para el 1 de Enero próximo”, apuntó Miranda. “Hasta ahora no hay una discusión seria sobre qué hacer respecto a esos recortes automáticos, que están pautados para 10 años”.
Pero la crisis de corto plazo es la falta de presupuesto, aunada a los golpes ya recibidos por muchos programas esenciales para niños, mujeres, ancianos y familias de bajos recursos.
A continuación, se explica el efecto sobre varios programas que afectan directamente a la comunidad latina.  La siguiente información proviene de NCLR, El Centro para Prioridades Presupuestarias y laAARP, Asociación Americana de Personas Retiradas.
WIC (Women, Infants and Children)
El programa federal que da asistencia nutricional para mujeres embazadas, bebés y niños hasta ahora no ha sufrido cortes relacionados al secuestro presupuestal de este año y por el momento tiene suficientes fondos hasta el 31 de Octubre, pero de no haber un acuerdo presupuestal para reabrir el gobierno en las próximas semanas, WIC no tendrá fondos para comida y vouchers a partir del 1 de Noviembre.Impacto en los latinos: 42% de los participantes de WIC son Latinos.
Headstart (servicio integral a preescolares pobres)
El programa más antiguo del país contra la pobreza, que fue instituido por Lyndon Johnson en los años sesenta, ya ha sido afectado por los recortes del secuestro presupuestario: 57,000 niños han perdido acceso a estos centros, incluyendo 21,000 niños latinos. El cierre del gobierno complica las cosas, ya que cada mes hay miles de centros que deben renovar sus contratos anuales con el gobierno federal y sin presupuesto, no hay renovación. Los que iban a perder fondos el pasado 1 de octubre tuvieron la suerte de que un donante privado ofreciera 10 millones de dólares para suplir sus necesidades pero otros 86,000 niños perderían fondos a partir del 1 de Noviembre.Impacto en Latinos: 37% niños en Headstart son Latinos, pero en lugares como California, esta cifra es de hasta el 75%.
Becas de Cuidado Infantil (Child Care Development Block Grant)
El secuestro redujo las becas que proporcionan cuidado infantil subsidiado y hoy en día hay 30,000 niños afectados (6,000 de ellos latinos). La falta de presupuesto federal no afectará tanto ya que siendo un programa financiado en parte por los estados, la mayoría de ellos compensarán los fondos. Sin embargo, esto tendrá un impacto en los presupuestos estatales.Impacto en latinos: 20% de los que reciben subsidio son latinos.
Educación, Fondos para escuelas de bajos recursos (Title I)
El secuestro recortó fondos para asistencia en matemáticas y lectura a 1.2 millones de niños. Por el momento, la falta de presupuesto a partir del 1 de octubre no afectó estos fondos para el nuevo año porque estos fondos se dieron por adelantado en Julio. Pero habrá más recortes de presupuesto por el secuestro el próximo 1 de enero.Impacto: 42% de los niños de escuela elemental que van a planteles de alta pobreza son latinos.
Seguro social, Medicaid y Medicare
La falta de presupuesto no afecta los pagos de seguro social, que provienen de un fondo propio ni los de los programas de salud para personas de bajos recursos (Medicaid) o para personas mayores (Medicare) porque el dinero para estos ya fue asignado con anterioridad.Lo mismo con CHIP, el Programa de Seguro de Salud para niños (también conocido como Healthy Families) o los programas de salud para veteranos.No obstante, el Seguro Social sí sería afectado si se llega al techo de la deuda y se genera falta de liquidez en el fondo del mismo. Una extensión temporal como la discutida ayer permitirá que los cheques sigan fluyendo hasta ahora, pero si el límite se alcanza, comenzará a haber retrasos.Impacto: la mitad de los niños latinos y la cuarta parte de los adultos latinos reciben cobertura de salud por Medicaid. 53% de los ancianos latinos depende totalmente del seguro social para sus ingresos.
SNAP (Estampillas de Alimentos)
Esto no tiene que ver con la falta de presupuesto o el techo de la deuda, sino con el fin de un aumento temporal al programa de Estampillas de Alimentos que expira a fin de Octubre y que el Congreso no ha dado señales de reautorizar.  Esto significará un recorte de 29 dólares al mes para una familia de tres personas y otros 319 dólares por el resto de once meses.Otros programas como los de entrenamiento laboral, asistencia de alquileres (sección 8), Meals on Wheels para ancianos también están siendo afectados.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios