La Cámara de Representantes y Obama resuelven restaurar beneficios a soldados caídos

ImpreMedia Digital, LLC | Oct 09, 2013 | 2:00 PM

SIGUIENTE:

Familiares de cuatro soldados muertos en combate no han podido reclamar sus cuerpos repatriados desde Afganistán.

Los familiares no cuentan con la acostumbrada ayuda financiera

Este miércoles, la Cámara aprobó por unanimidad la resolución a la ley HJ 91, sobre el honor a las familias de los soldados caídos, que asegura los beneficios por fallecimiento a las familias de los soldados caídos, por lo que el gobierno continuará costéandolo pese al cierre. 
“¿Cuál crees que sea la mejor solución para acabar con este cierre administrativo? Comenta en los F”
La Cámara de Representantes votó 425-0 para restaurar sus beneficios de muerte, pero las perspectivas de la misma acción en el Senado siguen sin estar claras.
Esta es la segunda vez que la Cámara de Representantes vota para proteger beneficios de militares, como cuando el congreso apoyó el pago de su salario.
 Cabe señalar que este día se cumplen nueve días del cierre del gobierno y cada vez se sienten más los efectos negativos en la vida cotidiana de los estadounidenses. Además de que miles de empleados federales que fueron suspendidos sin sueldo ya han tenido que solicitar beneficios por desempleo, otros que no trabajan para el Gobierno, como los familiares de los soldados caídos en acción, han visto como las ayudas gubernamentales han sido canceladas, incluso aquellas para facilitar el entierro de sus seres queridos.
En medio de esta disputa política en Washington, hay muchas familias de soldados a quienes les han suspendido los beneficios que otorga el Pentágono para ayudarlos con los gastos de los funerales y traslados de los cuerpos de los soldados a sus estados de origen para que reciban sepultura.
El caso más reciente se registró este miércoles, cuando un avión militar aterrizó en la Base Aérea Dover cargando los cuerpos de cuatro soldados muertos en acción.
A pesar de que los parientes tuvieron los correspondientes honores militares y recibieron los cuerpos de los militares fallecidos, no contaron con la acostumbrada ayuda financiera de $100,000 para cubrir todo lo relacionado al entierro. Sencillamente, porque algunas cuentas del Pentágono han quedado congeladas debido al cierre de gobierno.
Les preocupan las enfermedades
Otras consecuencias de la paralización gubernamental y que preocupan de gran manera a los estadounidenses, es que, por ejemplo, en medio de un brote de salmonela que está afectando a por lo menos 18 estados del país, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades están trabajando a media máquina con menos personal, lo que ha evitado que los inspectores puedan revisar cada uno de los paquetes de los productos sospechosos de contener la enfermedad y llevar a cabo las investigaciones para determinar cómo enfrentar la contaminación.
Y este es uno de los grandes temores, el que el cierre de gobierno siga mermando o interrumpiendo los esfuerzos federales para proteger la salud y seguridad de los estadounidenses, desde las investigaciones sobre la causa de accidentes de transporte y de trabajo hasta el seguimiento a los casos de gripe.
Debido al brote de salmonela, los CDC  tuvieron que levantar este miércoles la suspensión a cierta parte de su personal que se encontraba bajo licencia con el fin de lidiar con el contagio que ya afecta a almenos 300 personas.
Antes del martes, los CDC sólo tenían un puñado de científicos trabajando en la detección de brotes de enfermedades, lo que obstaculiza su habilidad para rastrear dolencias que pudieran ser letales.
El doctor Christopher Braden, jefe de la división de los CDC que investiga las enfermedades derivadas de los alimentos, dijo que la agencia podrá vigilar mejor el brote de salmonela con el personal que fue convocado a trabajar. Pero la oficina está monitoreando más de 30 brotes, a pesar de que la burocracia federal se ha visto afectada por la segunda semana de paralización de labores en el gobierno.
Ayuda de los estados
Dado que los empleados federales están inactivos, los estados han tenido que hacerse cargo de gran parte de las labores paralizadas por el cierre gubernamental que comenzó el 1 de octubre.En el caso de la seguridad de los alimentos, los laboratorios estatales están investigando enfermedades que se transmiten en la comida y comunicándose entre sí para determinar si los brotes se han extendido.
Y es que el cierre se está sintiendo en diversas área alrededor del país. A más de una semana de la clausura de los parques nacionales, son muchos los negocios y trabajadores individuales que dependen de la industria turística los que están sufriendo grandes pérdidas económicas.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios