Los republicanos proponen crear una comisión bipartidista para acabar con el cierre

EFE | Oct 08, 2013 | 1:17 PM

Se reunieron a puertas cerradas para delinear como funcionaría la bicameral para poner fin al cierre del gobierno.

Los republicanos de la Cámara baja de EEUU, reunidos hoy a puerta cerrada para trazar una estrategia que termine con el cierre del gobierno y eleve el techo de la deuda, propondrán crear una comisión bipartidista para tratar de llegar a un acuerdo en ambos aspectos.
“¿Se logrará llegar a un acuerdo? Opina en nuestro Foro.”
Según el diario político Roll Call, que cita a fuentes de la dirección del Partido Republicano, los conservadores presentarán un proyecto bicameral similar al "supercomité" que se creó en 2011 para redactar un plan que redujese el déficit estadounidense. La propuesta podría ser votada hoy mismo en la Cámara baja junto a un proyecto de ley destinado a pagar a los empleados considerados como "esenciales" que siguen trabajando para el Gobierno federal pese a la falta de fondos. Los demócratas del Senado deberán considerar si aceptan las dos propuestas, o por el contrario continúan defendiendo su postura de aprobar una ley de financiación temporal global sin condiciones políticas añadidas. A la salida de esa reunión, el presidente de la Cámara, John Boehner, volvió a solicitar al presidente Barack Obama que abra una negociación para la reducción del déficit con el objetivo de desbloquear el cierre parcial, y aseguró que se trataría de un "debate abierto". Obama se comunicó con él inmediatamente. Los republicanos salieron de la reunión insistiendo en que debe haber una reducción del déficit como condición para elevar el límite de la deuda, que será alcanzado el 17 de octubre, y evitar así que el país caiga en suspensión de pagos. A esta situación de paralización de la Administración se llegó por la falta de acuerdo en el Congreso para aprobar una ley de financiación temporal del Gobierno antes del 1 de octubre, día en que comenzó el nuevo año fiscal. Los republicanos, fundamentalmente su ala más conservadora, el Tea Party, querían condicionar esa financiación a retrasar la aplicación o dejar sin fondos a la reforma sanitaria promulgada en 2010 y considerada uno de los mayores logros del mandato de Obama. El Presidente estadounidense reiteró este lunes que está dispuesto a negociar sobre cualquier aspecto del presupuesto federal con los republicanos, pero no bajo la amenaza de la suspensión de pagos y siempre que se reabra primero la Administración.
©EFE
Comentarios