Iglesia Católica acepta que recibió 'narcolimosnas'

Univision.com y Agencias | Nov 01, 2010 | 11:14 AM

Cardenal: "Una vergüenza"

 
CIUDAD DE MÉXICO - El cardenal Norberto Rivera admitió que dinero del narcotráfico ingresó a las arcas de la Iglesia Católica y condenó que algunos sectores religiosos hayan sido alcanzados por la corrupción de los carteles de la droga, al igual que en la mayoría de otros poderes del país.
En el editorial del semanario dominical Desde la Fe, el cardenal afirmó que no se puede tildar de "benefactores" a quienes hacen aportaciones a la Iglesia si el dinero es mal habido.
"Para vergüenza de algunas comunidades católicas, hay sospechas de que benefactores coludidos con el narcotráfico han ayudado con dinero, del más sucio y sanguinario negocio, en la construcción de algunas capillas, lo cual resulta inmoral y doblemente condenable, y nada justifica que se pueda aceptar esta situación", declara Rivera.
La declaración llegó pocos días después de que la fiscalía mexicana empezara a investigar si el jefe del grupo narcotraficante 'Los Zetas' contribuyó financieramente con la construcción de una capilla católica en la ciudad de Pachuca.¿Quién se libra del narco?
"¿Qué sector de la población no está involucrado con el poder corruptor del narcotráfico y la delincuencia que de allí se deriva?", se preguntó el editorial.
El texto citó como ejemplos de esa corrupción a "gobernadores de distintos estados hasta corporaciones policiacas enteras", militares, empresarios, periodistas y, "desafortunadamente, algunos ambientes religiosos".
"Hay sospechas de que benefactores coludidos con el narcotráfico han ayudado con dinero, del más sucio y sanguinario negocio, en la construcción de algunas capillas, lo cual resulta inmoral y doblemente condenable, y nada justifica que se pueda aceptar esta situación", reitera la nota.
La semana pasada informes del diario Reforma señalaron que una capilla color naranja vivo y con una cruz metálica de más de 20 metros (65 pies) de altura fue construida con dinero donado por Heriberto Lazcano Lazcano, jefe de Los Zetas, considerado por las autoridades como uno de los grupos criminales más violentos del país.
En la parte posterior del templo, inaugurado el 2 de febrero del 2009, se develó una placa que lee: "Centro de Evangelización y Catequesis Juan Pablo II, donada por Heriberto Lazcano Lazcano".
La capilla está ubicada al sur de Pachuca, estado de Hidalgo, a 50 minutos del Distrito Federal.
Al revelarse la información, la Procuraduría General de la República (PGR) dijo que levantó una pesquisa por presunto lavado de dinero.
"Todos somos responsables
"Basta ya de complicidades, basta ya de impunidad, basta ya de una sociedad indiferente y complaciente... Todos somos responsables, de una u otra forma, para haber llegado a este punto", señala el cardenal en su editorial. "No es tiempo de repartir culpas, sino de buscar soluciones y comprometernos por erradicar de raíz este cáncer social que amenaza con destruirnos".
A su juicio, "el desastre que estamos viviendo" radica en la consciencia de empresarios, líderes y gobernantes, "y en la de muchos adictos de nuestro país y del vecino del norte está la causa principal de esta barbarie".
Alejandro Poiré, vocero de Seguridad Nacional, dijo la semana pasada sobre la supuesta donación que es necesario "actualizar, no solamente las capacidades de la Administración Pública Federal para poder identificar estos delitos... sino que se tiene que actualizar la legislación para que más intermediarios financieros puedan tener la información pertinente para que nosotros podamos... contar con los elementos... para poder llevar a los responsables de este delito en contra de la justicia".
La Arquidiócesis de Tulancingo, Hidalgo, también dijo que realizaría una investigación para deslindar responsabilidades y tomar decisiones sobre el futuro del templo.
Heriberto Lazcano Lazcano, alias "El Lazca"; "Z-14"; "Z-3"; "El Verdugo"; "El Bronce" o "El Pitirijas", es uno de los más buscados por las autoridades mexicanas, que han ofrecido una recompensa de 30 millones de pesos (unos 2,1 millones de dólares) por su captura.
El capo nació en Pachuca y perteneció al ejército antes de ser uno de los creadores de Los Zetas, quienes primero fungían como el brazo armado del cartel de Golfo. Recientemente se ha dicho que ambos grupos se separaron y mantienen una guerra por el control de drogas en ciertos territorios.
©Univision.com y Agencias
Commentarios