Los republicanos suman personal hispano en siete Estados clave para las elecciones

EFE | Oct 08, 2013 | 12:13 PM
El Comité Nacional Republicano (RNC) anunció en las últimas horas la contratación de directores hispanos en siete Estados clave para su estrategia nacional que, según afirmaron líderes del partido, busca reconquistar a los votantes latinos tras su derrota de 2012. El RNC anunció ayer la contratación de directores estatales y locales en California, Florida, Nueva Jersey, Nuevo México, Pensilvania, Texas y Virginia, siete Estados clave de cara a los comicios legislativos de 2014 y los presidenciales de 2016. Tomando lecciones del libreto electoral de George W. Bush en 2004, la meta del RNC es tener una presencia permanente en los vecindarios y eventos hispanos, por lo que también prevé contratar más personal hispano en otros 11 Estados. El presidente del RNC, Reince Priebus, dijo en un comunicado que este esfuerzo "sin precedente" busca enviar a los votantes hispanos el mensaje de "oportunidad para todos", además de asegurar que los republicanos puedan competir "por cada votante" más allá de los próximos ciclos electorales. La labor de este equipo "será entablar diálogo con las cámaras de comercio hispanas locales, las iglesias, y los líderes hispanos locales", explicó a la agencia de noticias Efe Jennifer Korn, subdirectora política y directora nacional para la iniciativa hispana. "El Partido Republicano en realidad no había hecho un buen esfuerzo de acercamiento con la comunidad hispana en los últimos cinco años y estar presente es el 50% de esa labor. La otra parte de este esfuerzo es ir casa por casa, hacer llamadas, hablar con los votantes sobre los temas que les interesan, y movilizarlos a votar", agregó Korn, exdirectora de la campaña "Viva Bush" en 2004. Según Korn, este esfuerzo también busca identificar y respaldar a los candidatos hispanos del Partido Republicano para contiendas locales y estatales. Korn rechazó las críticas de algunos líderes demócratas de que esta operación es un fútil esfuerzo porque el Partido Republicano carece de mensaje. "Es injusto y equivocado pensar que todos los hispanos piensan igual; nos interesan muchos asuntos y pintarnos a todos con una brocha gorda es un menosprecio a la enorme diversidad que tenemos. Creo que es bueno tener un debate saludable y darle opciones a los hispanos", argumentó Korn. Ed Gillespie, presidente del comité de liderazgo estatal del Partido Republicano, dijo a Efe que su partido "tiene un fuerte mensaje que resuena con los votantes hispanos, y lo que pretendemos es que ese mensaje se escuche más fuerte". Gillespie reconoció que el mensaje de "autodeportación" del candidato presidencial republicano, Mitt Romney, fue dañino en 2012 pero que los republicanos buscan mejorar su mensaje y política para lograr un "sistema migratorio más racional". "Somos el partido que fomenta las oportunidades económicas, mejoras en la educación, y el fortalecimiento de la pequeña empresa y de la clase media. La competencia es buena y no creo que a los hispanos les interese tener un partido (demócrata) que da por sentado su voto, y otro que no trabaja lo suficientemente fuerte para conseguirlo", resumió. Hasta la fecha, el número de hispanos contratados totaliza 16 en una lista de ocho Estados que incluye también a Nueva York. Su contratación forma parte de una operación nacional con más de 200 funcionarios en 29 Estados, cuya misión será mejorar el acercamiento con los hispanos, asiáticos y de otras minorías, según el RNC. Los latinos conformaron el 10% del electorado estadounidense en 2012, mientras que los votantes minoritarios en general conformaron el 28% del electorado. Los republicanos afrontan un gran desafío: el 56% de los votantes latinos se identifica con los demócratas, el 19% con los republicanos y el 19 % con los independientes, según una encuesta reciente del Instituto Público de Investigación sobre Religiones. Según los observadores, la estrategia del RNC no sólo busca reparar las heridas autoinfligidas del Partido Republicano durante 2012 sino también repetir el éxito de Bush en 2004, cuya campaña para los hispanos comenzó fuerte y muy temprano. En esa ocasión, el andamiaje de la campaña de Bush para los hispanos contó con una fuerte presencia en 32 Estados, con 30,000 voluntarios y la idea clara de que los latinos no son un grupo electoral monolítico y, por lo tanto, había que ajustar el mensaje a cada segmento. Bush ganó la reelección en 2004 con el 44% del voto latino, mientras que en 2012, Romney obtuvo sólo el 27% de ese bloque electoral, en comparación con el 71% que obtuvo el presidente Barack Obama. 
“El RNC anunció ayer la contratación de directores estatales y locales en California, Florida, Nuev”
©EFE
Comentarios