Terminó cirugía de Cristina Kirchner por hematoma craneal

EFE | Oct 08, 2013 | 9:29 AM

SIGUIENTE:

Le drenaron un hematoma craneal que le presionaba el cerebro por un golpe que recibió en agosto.

Hay preocupación en Argentina

A las 8.18 am la presidenta argentina, Cristina Kirchner comenzó a ser intervenida en una clínica para drenar un hematoma craneal. Unos 20 minutos antes de las 12 locales, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, informó que la cirugía ya había terminado y que la mandataria se recuperaba de la anestesia.
“Comenta esta Noticia en los Foros de  Univision.”
Horas más tarde, fuentes oficiales informaron que la mandataria "ha salido bien" de la cirugía y que está de "muy buen ánimo". El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunció a los medios congregados en la puerta de la Fundación Favaloro, donde fue intervenida la mandataria, que la operación fue "satisfactoria" y que Cristina Kirchner se encuentra ya en su habitación. Scoccimarro explicó que la Presidenta "saludó a todos, agradeció al equipo médico y a toda la gente que está rezando por ella". El parte médico difundido señala que "en el día de la fecha se le realizó la evacuación de un hematoma subdural derecho a la presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, en una cirugía sin complicaciones". Previamente, agrega el documento, "fueron descartados los riesgos cardiovasculares a través de distintos exámenes complementarios". El informe asegura, además, que "la paciente evoluciona favorablemente, permaneciendo internada en la Unidad de Cuidados Intensivos". El próximo parte médico se ofrecerá mañana al medio día, según anunció Scoccimarro, que no atendió preguntas de la prensa.
Según especialistas en neurocirugía, la operación que se le practicó a Cristina Kirchner es sencilla, dura alrededor de una hora y media y requiere anestesia total.
Tras la intervención, la Presidenta deberá permanecer al menos 48 horas en cuidados intensivos. Las chances de complicaciones son solo del 5%.
Los hijos de la presidenta, Máximo y Florencia, y su madre, Ofelia, acompañaron a Cristina Kirchner en la clínica, en la que se ha desalojado la sexta planta para acoger a la mandataria y a sus acompañantes. El equipo médico de la clínica Favaloro diagnosticó el pasado sábado a la mandataria un hematoma craneal provocado por un traumatismo que sufrió en agosto pasado y le recomendó 30 días de reposo, pero el lunes decidió operarla después de haber detectado nuevos síntomas, como un hormigueo y una leve y transitoria pérdida de la fuerza muscular en el brazo izquierdo. El vicepresidente argentino, Amado Boudou, ha asumido la máxima jefatura del Estado debido a la lesión cerebrovascular de Cristina Kirchner. Cristina Kirchner, que llegó a la Presidencia en diciembre de 2007, se sometió en enero de 2012 a otra intervención quirúrgica para extirparle la glándula tiroides. En octubre de 2010, su marido, el expresidente Néstor Kirchner, falleció repentinamente. Ese mismo año había sido sometido a una angioplastia.
©EFE
Comentarios