Karen se disipa a su llegada a las costas del Golfo de México

Univision.com | Oct 06, 2013 | 1:40 PM

SIGUIENTE:

Algunas áreas del sureste de Luisiana suspendieron las órdenes de evacuación ante la pérdida de su fuerza.

Autoridades cancelaron las alertas

Los remanentes de la tormenta Karen se disiparon a su llegada a las costas del Golfo de México y dejó de ser un ciclón tropical, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.
“De acuerdo con el último boletín del CNH, Karen llegó a las costas de Louisiana con vientos máximo”
De acuerdo con el último boletín del CNH, Karen llegó a las costas de Louisiana con vientos máximos de 45 kilómetros por hora y sin un centro definido, indicó Efe.
Los remanentes de Karen se ubicaban en la latitud 28.1 norte y la longitud 89.9 oeste, a 135 kilómetros al suroeste de la desembocadura del río Misisipi.
Según el centro meteorológico, con sede en Miami (Florida), se espera que en los próximos días los vientos continúen moviéndose hacia el este.
The Associated Press informó que las autoridades cancelaron las alertas.
Aún esperan fuertes lluvias
Los remanentes de la tormenta todavía tienen el potencial para descargar fuertes lluvias en zonas bajas de la región. Sin embargo, algunas áreas de sureste de Louisiana suspendieron las órdenes de evacuación y el distrito de Plaquemines cerró un albergue en el que más de 80 personas se refugiaron el sábado.
"Hubo algo de lluvia pero las calles no se inundaron, así que todo se ve bastante bien... no esperamos inundaciones", dijo la vocera de Plaquemines, Caitlin Campbell.
Los meteorólogos esperan que los restos de Karen —que pasó de tormenta a depresión tropical— se moverán hacia el este en los próximos dos días. Los vientos sostenidos máximos seguirán siendo de unos 48 kilómetros (30 millas) por hora con ráfagas, y no se descarta que pueda haber inundaciones en ciertas zonas de la costa.
Aunque los residentes sintieron alivio, los meteorólogos y autoridades advirtieron que se mantuvieran atentos del paso de la tormenta.
El viento y las olas dejaron al descubierto manchas de petróleo en las playas de Grand Isle, Luisiana, adonde se dirigieron los escuadrones de rescate. El alcalde David Camardelle Jr. dijo estar seguro de que eran producto del derrame que se presentó en 2010 en el Golfo de México.
©Univision.com
Commentarios