Guatemala envía mensaje a criminales con captura de capo del narcotráfico

EFE | Oct 05, 2013 | 10:56 AM

'No podemos permitir ataques contra las fuerzas de seguridad'

La detención el viernes en el estado mexicano de Chiapas del guatemalteco Eduardo Villatoro Cano, supuesto capo del narcotráfico y operador del cártel del Golfo, más que una acción policial y un acto de justicia, ha sido un "mensaje" de las autoridades de Guatemala a los grupos del crimen organizado.
“"Que sepan que a cualquier que se atreva a tocar a un juez, un fiscal o un policía, va a ser perse”
"Que sepan que a cualquier que se atreva a tocar a un juez, un fiscal o un policía, va a ser perseguido sin importar el tiempo que pase", para que pague por su atrevimiento, advirtió el ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, tras coordinar el operativo de seguridad con el que se recibió a Villatoro Cano al ser deportado de Chiapas.
"No podemos permitir ataques en contra de los operadores y las fuerzas de seguridad", lo secundó la fiscal general del país, Claudia Paz y Paz.
El "verdadero mensaje" para los criminales, agregó López Bonilla, tiene como objetivo que estos "cambien el pensamiento y conducta criminal" en contra de las autoridades.
Guayo Cano, como es conocido Villatoro Cano en el mundillo del hampa, es según López Bonilla y Paz y Paz el jefe del grupo de sicarios que el pasado 13 de junio ingresó a una subestación de la Policía Nacional Civil (PNC) en la comunidad de Salcajá, a 200 kilómetros al oeste de esta capital, y asesinó a mansalva a ocho agentes desarmados, y secuestró a un noveno, cuyo cadáver fue encontrado días después a la orilla de un río.
Además, aseguró Paz y Paz, también es el responsable de la muerte de la fiscal del departamento de Chiquimula, Yolanda Olivares. Ella y seis personas más, incluida una funcionaria del Gobierno, fueron asesinadas y sus cuerpos incinerados dentro de dos vehículos en una comunidad rural del noroeste del país, fronteriza con México, el pasado 24 de diciembre.
Cooperación entre naciones
Para lograr la captura de Guayo Cano y sus secuaces, las autoridades guatemaltecas echaron a andar un operativo denominado "Dignidad" -la cual consideraron pisoteada por la forma en que fueron asesinados los agentes-, en el que no escatimaron en esfuerzos y recursos.
A lo largo de los 100 días que duró la operación, detalló López Bonilla, se realizaron 174 allanamientos que dieron como resultado la detención de 40 personas, 16 de ellas directamente implicadas en la matanza de los agentes, así como la confiscación de un fuerte arsenal, dinero en efectivo, 80 vehículo y varios inmuebles.
Guayo Cano, y su primo Édgar Waldiny Herrera Villatoro, alias Gualas, fueron trasladados vía aérea a la capital guatemalteca y de inmediato, bajo fuertes medidas de seguridad, puestos a disposición de un juez penal que les hizo saber los motivos de su detención.
Ambos fueron capturados la madrugada de este viernes por las fuerzas de seguridad mexicanas cuando ingresaban a un hospital privado de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas.
Según las autoridades antinarcóticos de Guatemala, Villatoro Cano sería "el más importante enlace" en este país centroamericano del mexicano cartel del Golfo.
López Bonilla aseguró que según los informes de las agencias de Inteligencia de México y Guatemala, Guayo Cano había iniciado "un proceso de transformación de sus características físicas".
"Se hizo una liposucción y seguiría (con el cambio) de sus características faciales. Estaba ingresando al centro de salud cuando fue detenido por las autoridades mexicanas", explicó López Bonilla.
Paz y Paz explicó que Guayo Cano y sus cómplices serán procesados por los delitos de asociaciones ilícitas, narcotráfico, robo agravado, lavado de dinero y el asesinato de nueve agentes de la PNC.
El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, en declaraciones a medios locales, agradeció a su colega mexicano, Enrique Peña Nieto, por el apoyo que brindaron las autoridades de su país en la detención del principal líder de la banda.
"Le agrademos al presidente Peña Nieto y a todas las autoridades que siempre estuvieron dispuestos a colaborar con nosotros", señaló el gobernante. 
©EFE
Commentarios