Los Tigres del Norte y Lila Downs en concierto por la reforma migratoria

Univision.com | Oct 08, 2013 | 7:52 AM

La comunidad inmigrante se alista para una nueva concentración este martes frente al Capitolio

El movimiento a favor de la reforma migratoria con ciudadanía para los indocumentados no se detiene a pesar del cierre parcial del gobierno. El sábado se registraron más de 160 actividades en más de 100 ciudades de 37 estados y este martes, a partir de las 12:30 horas, Los Tigres del Norte y la cantante mexicana Lila Downs darán un concierto en el Washington Mall.
“Denominado “Camino Americano”, los organizadores del concierto esperan congregar a miles de inmigr”
Denominado “Camino Americano”, los organizadores del concierto esperan congregar a miles de inmigrantes provenientes de todo el país.
“Esperamos despertar a todas esas comunidades que han estado dormidas solo esperando”, dijo a NoticiasUnivision.com Carlos Pereira, director ejecutivo del Centro de Orientación del Inmigrante (CODI) en Miami, Florida. “Esperar no es suficiente, tenemos que salir y participar. Hoy es el verdadero momento” para exigir la reforma migratoria.
Después del concierto artistas y público marcharán hacia las escalinatas del Capitoliio para exigir la aprobación de una reforma migratoria comprensiva.
Pereira dijo que las actividades desarrolladas desde el sábado sirven para recordarle al liderazgo republicano de la Cámara “que tenemos el suficiente apoyo bipartidista” para que se apruebe una reforma migratoria en cualquier momento y “esperamos que el presidente de la Cámara, John Boehner, ponga en agenda la reforma y se le de la oportunidad de discutir el tema”.
Un proyecto de reforma migratoria ya fue aprobado por el Senado a finales de julio pero el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes decidió debatir su propia iniciativa por partes y no garantiza que una de ellas incluirá un camino a la ciudadanía para los indocumentados.
Boehner también recordó la vigencia de la Regla Hastert que solo permite enviar al pleno proyectos que tengan el apoyo de la mayoría de la mayoría pese a que los demócratas y algunos republicanos, incluyendo a la Casa Blanca, aseguran que tienen los votos necesarios (218) para aprobar una ley amplia en el pleno.
“Cuchillo de doble filo”
Para la activista republicana Helen Aguirre Ferré las marchas de inmigrantes podrían verse lastimadas “por el agrio debate político que ha llevado al cierre del gobierno”.
“¿Al estadounidense la va a interesar el dilema de los indocumentados mientras que muchos departamentos y empleados del gobierno están congelados?”, se preguntó. “Lo dudo”, respondió de inmediato.
Dijo además que a causa de las divisiones que se están observando entre las cámaras del Congreso y el Ejecutivo pueda que sea contraproducente” este tipo de eventos para presionar la reforma migratoria. “Espero estar equivocada”.
Aguirre añadió que las marchas “son cuchillo de doble filo y es difícil controlar las imágenes y el mensaje. Sólo requiere a uno que se porte de manera inoportuna, como llevar la bandera de otro país o llevar la americana al revés para deshacer los esfuerzos de los muchos que abogan por una reforma migratoria integral”.
En las marchas por la reforma migratoria del sábado 5 de octubre ondearon banderas estadounidenses y mensajes al Congreso y al liderazgo republicano para que actúen de inmediato y aprueben una ley comprensiva.
La postura republicana
Aguirre también resaltó que “los republicanos, según el congresista Bob Goodlette (Virginia, presidente del Comité Judicial), van a presentar un proyecto de ley para finales de octubre o noviembre, pero seguramente que va a ser mucho más modesto que el proyecto del Senado”.
Agregó que el plan republicano incluirá “visas de trabajo temporal, seguridad fronteriza y seguridad para los Dreamers”.
En cuanto al camino a la ciudadanía para los indocumentados, indicó que “existe un plan para que los indocumentados puedan ser elegibles para la ciudadanía sin ser penalizados por estar ilegalmente en el país, pero lo tienen que solicitar como los demás. Sin permiso de estar de alguna manera legal en el país, lo tendrías que solicitar desde fuera. Si es así, dudo que tenga el éxito deseado”.
El plan que aprobó el Senado a finales de junio se basa en un fuerte componente de seguridad y agrega un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Plan sobre la pesa
El miércoles de la semana pasada un grupo de demócratas encabezado por la líder de la minoría, Nancy Pelosi (California), entregó un plan de reforma migratoria basado en el proyecto S. 744 del Senado pero con una nueva Enmienda de seguridad.
Se trata de una estrategia “políticamente correcta, pues demuestra flexibilidad y voluntad política para avanzar en el tema, dijo el periodista y analista político Alan Rivera. “Si los republicanos insisten en su postura de no aprobar el proyecto, será más evidente ver en qué orilla están los intransigentes y los que no quieren que haya reforma”.
El plan del Senado agregó $30 mil millones a la seguridad de las fronteras para la contratación de 21 mil nuevos agentes de la patrulla fronteriza, la construcción de 700 millas de vallas fronterizas, erigir un muro electrónico de alta tecnología, aviones no tripulados (drones) y un nuevo sistema biométrico para verificar el ingreso y salida de extranjeros, entre otros.
El plan demócrata modifica la enmienda de seguridad y exige controles independientes para el manejo de los fondos. También rebaja el número de contrataciones de la patrulla fronteriza y  establece supervisiones periódicas para verificar el cumplimiento y avance de la estrategia de seguridad.
“El hecho de que los demócratas hayan presentado un proyecto de ley basado en los lineamientos del Senado mantiene el tema con vida y permite una negociación que no será sencilla, pero que abre una ventana de posibilidades”, dijo a NoticiasUnivision.com Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice.
©Univision.com
Comentarios